Mer­kel y Ma­cron des­plie­gan vue­lo pa­ra blin­dar las de­fen­sas de la UE

Ber­lín y Pa­rís pac­tan avan­ces en el te­rreno mi­li­tar y en la in­te­gra­ción de la eu­ro­zo­na

La Voz de Galicia (Lugo) - - | - CRIS­TI­NA PORTEIRO

Dos me­ses han bas­ta­do pa­ra que el eje fran­co­ale­mán vuel­va a des­ple­gar sus alas. Lo hi­zo ayer en el Pa­la­cio del Elí­seo, don­de se reunie­ron el fla­man­te pre­si­den­te fran­cés, Em­ma­nuel Ma­cron, y la can­ci­ller ale­ma­na, An­ge­la Mer­kel. Pa­rís y Ber­lín vol­vie­ron a dar mues­tras de su re­no­va­do idi­lio, de­te­rio­ra­do los úl­ti­mos años por la fal­ta de sin­to­nía en­tre el ex­pre­si­den­te Fra­nçois Ho­llan­de y la lí­der ger­ma­na. Esos tiem­pos que­da­ron atrás. Aho­ra Ale­ma­nia y Fran­cia vue­lan de la mano. Y no es so­lo una me­tá­fo­ra. Las dos po­ten­cias se­lla­ron ayer un acuer­do pa­ra desa­rro­llar de for­ma con­jun­ta una «nue­va ge­ne­ra­ción» de avio­nes de com­ba­te, una ma­nio­bra que apun­ta­la los es­fuer­zos por crear una fuer­za de­fen­si­va eu­ro­pea me­nos de­pen­dien­te de EE.UU. y que cer­ti­fi­ca su vo­lun­tad pa­ra li­de­rar Eu­ro­pa.

«El ob­je­ti­vo de es­te pro­yec­to co­mún es rea­li­zar jun­tos la in­ves­ti­ga­ción y el desa­rro­llo, uti­li­zar­lo de ma­ne­ra con­jun­ta y coor­di­nar las ex­por­ta­cio­nes. Es una pro­fun­da re­vo­lu­ción», ex­pli­có Ma­cron tras el en­cuen­tro. Has­ta aho­ra la UE cuen­ta con dos ti­pos de ae­ro­na­ves de com­ba­te, el Ra­fa­le (de fa­bri­ca­ción fran­ce­sa) y el Eu­ro­figh­ter (fa­bri­ca­do con­jun­ta­men­te por Ale­ma­nia, España, Ita­lia y Reino Uni­do).

No es el úni­co com­pro­mi­so que el ga­lo lo­gró arran­car ayer a Mer­kel. La ale­ma­na aca­bó ce­dien­do en ma­nos de su equi­po de De­fen­sa pa­ra apo­yar fi­nan­cie­ra- men­te a las fuer­zas an­ti­yiha­dis­tas que ope­ran en el Sahel. Ma­cron es­ti­ró la cuer­da, pe­ro le fue im­po­si­ble ma­te­ria­li­zar acuer­dos so­bre el pa­pel pa­ra avan­zar en la in­te­gra­ción de la eu­ro­zo­na. La can­ci­ller, eso sí, se mos­tró abier­ta a to­do lo que le pro­pu­so el pa­la­dín li­be­ral, des­de la ne­ce­si­dad de con­tar con un mi­nis­tro de Fi­nan­zas has­ta la crea­ción de un pre­su­pues­to pa­ra la zo­na eu­ro.

«No ten­go na­da en con­tra de esas pro­pues­tas», ase­gu­ró Mer­kel. Pe­ro cual­quier pa­so que se dé en ma­te­ria de in­te­gra­ción y mo­di­fi­ca­ción de los Tra­ta­dos de­be­rá es­pe­rar a que pa­sen las elec­cio­nes ale­ma­nas, pre­vis­tas pa­ra el 24 de sep­tiem­bre. Lo que va­ya a ocu­rrir des­pués es un enig­ma. Aun­que Bru­se­las lan­za las cam­pa­nas al vue­lo, al­gu­nos ex­per­tos opi­nan que la vic­to­ria de Mer­kel no im­pli­ca más y me­jor Eu­ro­pa. Los ges­tos y las pri­me­ras lla­ma­das mar­ca­rán el fu­tu­ro que la can­ci­ller tie­ne guar­da­do pa­ra la UE.

Tam­bién hu­bo es­pa­cio ayer pa­ra los re­pro­ches ve­la­dos, en­vuel­tos en el ha­bi­tual dis­cur­so aser­ti­vo y cons­truc­ti­vo que blan­de Ma­cron. El fran­cés apun­tó al gi­gan­tes­co su­pe­rá­vit co­mer­cial ale­mán co­mo cau­sa de des­equi­li­brios en la zo­na eu­ro. Pi­dió a Ber­lín que abra más la mano al gas­to y se mues­tre más fle­xi­ble con las re­for­mas que le que­dan por de­lan­te a Fran­cia. Mer­kel lo des­pa­chó de for­ma ele­gan­te al ase­gu­rar que «desea­mos que to­dos los paí­ses de la zo­na eu­ro sean fuer­tes» pe­ro, pa­ra te­ner el «mar­gen pa­ra una ma­yor in­ver­sión» co­mo el del país ger­má­ni­co, es ne­ce­sa­rio que to­dos sa­neen sus cuen­tas. «Fran­cia de­be re­for­mar su eco­no­mía pa­ra dar­le más vi­gor», le re­co­men­dó la can­ci­ller.

No ca­be du­da del es­ca­so ape­ti­to que al­ber­gan los dos lí­de­res por Do­nald Trump. Pese a que lo re­ci­bió ayer por to­do lo al­to, Ma­cron re­cor­dó que tan­to Ber­lín co­mo Pa­rís «se­gui­rán lu­chan­do con­tra to­do ti­po de pro­tec­cio­nis­mo y con­tra cual­quier in­ten­to de com­pe­ten­cia des­leal en el sis­te­ma in­ter­na­cio­nal».

MATTHIEU ALE­XAN­DRE EFE

An­ge­la Mer­kel ges­ti­cu­la an­te un ofre­ci­mien­to que le ha­ce un di­ver­ti­do Ma­cron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.