Bo­tín so­lo de­vol­ve­rá lo in­ver­ti­do en la am­plia­ción del Popular a sus clien­tes

Lo ha­rá con un bono que los obli­ga a per­ma­ne­cer en la en­ti­dad al me­nos sie­te años

La Voz de Galicia (Lugo) - - | - ANA BAL­SEI­RO

So­lo re­cu­pe­ra­rán to­do su di­ne­ro quie­nes ha­yan in­ver­ti­do me­nos de 100.000 eu­ros

Un mes y una se­ma­na des­pués de ad­qui­rir el Popular por un eu­ro, el San­tan­der ha anun­cia­do que de­vol­ve­rá a los pe­que­ños in­ver­so­res que acu­die­ron a la am­plia­ción de ca­pi­tal del 2016, así co­mo a los bo­nis­tas, el di­ne­ro que vie­ron es­fu­mar­se el 6 de ju­nio, con la re­so­lu­ción de la en­ti­dad y la amor­ti­za­ción a ce­ro de sus ac­cio­nes.

Pe­ro co­mo el dia­blo es­tá en los de­ta­lles, la ofer­ta de Ana Bo­tín, he­cha pú­bli­ca en la tar­de de ayer, es­tá cua­ja­da de ellos e im­po­ne una se­rie de con­di­cio­nes a los per­ju­di­ca­dos, que no re­cu­pe­ra­rán in­me­dia­ta­men­te y en efec­ti­vo su di­ne­ro, sino a tra­vés de bo­nos «de fi­de­li­za­ción» —con una ren­ta­bi­li­dad anual del 1 %— que los obli­ga­rán a per­ma­ne­cer en la en­ti­dad un mí­ni­mo de sie­te años, ade­más de re­nun­ciar a em­pren­der ac­cio­nes le­ga­les con­tra el ban­co.

Unos 25.000 ga­lle­gos

Se es­ti­ma que al­go más de 300.000 ac­cio­nis­tas per­die­ron to­da su in­ver­sión con la li­qui­da­ción del Popular, pre­via a su ven­ta. En el mo­men­to de la am­plia­ción del 2016, del to­tal de in­ver­so­res, unos 60.000 eran ga­lle­gos, aun­que esa ci­fra se ha­bía re­du­ci­do a la mi­tad en el mo­men­to de la re­so­lu­ción, cuan­do que­da­ban en­tre 25.000 y 30.000 ac­cio­nis­tas de la co­mu­ni­dad, clien­tes del Pas­tor.

El San­tan­der qui­so de­jar cla­ro ayer que la de­vo­lu­ción es una «ac­ción co­mer­cial vo­lun­ta­ria» de­ci­di­da por el ban­co «pese a no te­ner obli­ga­ción le­gal al­gu­na». No ten­drá ca­rác­ter ge­ne­ral, sino úni­ca­men­te pa­ra los mi­no­ris­tas —per­so­nas fí­si­cas y empresas— que fue­ron a la am­plia­ción y com­pra­ron ac­cio­nes en- tre el 26 de ma­yo y el 21 de ju­nio del pa­sa­do año, y pa­ra los te­ne­do­res de obli­ga­cio­nes su­bor­di­na­das emi­ti­das el 29 de ju­lio del 2011 y el 14 de oc­tu­bre del 2014 que las ha­yan man­te­ni­do de­po­si­ta­das en al­gu­na de las re­des del Gru­po Popular en España o del San­tan­der has­ta la re­so­lu­ción de la en­ti­dad.

Se­gún avan­zó el ban­co que pre­si­de Ana Bo­tín, les devolverán el 100 % de su di­ne­ro a quie­nes in­vir­tie­ron has­ta 100.000 eu­ros, de mo­do que «la gran ma­yo­ría» re­ci­bi­rán bo­nos del San­tan­der por el im­por­te to­tal que in­vir­tie­ron, ya que el San­tan­der es­ti­ma que el 99 % de los clien­tes y em­plea­dos que com­pra­ron en la am­plia­ción de ca­pi­tal lo hi­cie­ron por im­por­tes in­fe­rio­res. Las in­ver­sio­nes de en­tre 100.000 y 500.000 eu­ros ob­ten­drán bo­nos por el 75 %, que se re­du­ci­rán al 50 % pa­ra quie­nes des­em­bol­sa­ron en­tre 500.000 y un mi­llón de eu­ros.

En el ca­so de los ac­cio­nis­tas, se en­tre­ga­rán bo­nos equi­va­len­tes a la in­ver­sión rea­li­za­da, mien­tras que a los te­ne­do­res de su­bor­di­na­da se les des­con­ta­rán los in­tere­ses per­ci­bi­dos en el pe­río­do.

Igual fór­mu­la que con Ma­doff

No es la pri­me­ra vez que el San­tan­der em­plea es­te ti­po de me­ca­nis­mo de com­pen­sa­ción, con el que, ade­más de man­te­ner a la clien­te­la vin­cu­la­da du­ran­te un nú­me­ro de­ter­mi­na­do de años, neu­tra­li­za los li­ti­gios y se aho­rra cos­tas ju­di­cia­les. Ya lo hi­zo con los afec­ta­dos por el ca­so Ma­doff. En es­ta oca­sión, los bo­nos per­pe­tuos que ofre­ce a los per­ju­di­ca­dos del Popular, con un va­lor no­mi­nal uni­ta­rio de 100 eu­ros, da­rán a sus po­see­do­res una ren­ta­bi­li­dad anual del 1 %. Po­drán ser amor­ti­za­dos a par­tir de los sie­te años, «a vo­lun­tad del San­tan­der y pre­via au­to­ri­za­ción del BCE». Tra­du­ci­do, que so­lo si el ban­co quie­re, en ese mo­men­to, el ti­tu­lar re­ci­bi­rá el 100 % de su in­ver­sión.

El San­tan­der ex­pli­ca que el cos­te má­xi­mo de­ri­va­do de la me­di­da es de unos 680 mi­llo­nes de eu­ros, pe­ro ma­ti­za que no ten­drá im­pac­to en sus re­sul­ta­dos por­que tal cuan­tía ya es­tá in­clui­da en las pro­vi­sio­nes que ha do­ta­do la en­ti­dad.

El ban­co, que in­sis­te en que su de­ci­sión es «un re­co­no­ci­mien­to a la leal­tad de los clien­tes que in­vir­tie­ron en Popular» y que obe­de­ce al in­te­rés por «re­for­zar la re­la­ción» con ellos, re­gis­tra­rá pró­xi­ma­men­te en la CNMV un fo­lle­to en el que se re­co­ge­rán los de­ta­lles y pla­zos pa­ra par­ti­ci­par.

R. MARCHANTE REUTERS

El San­tan­der bus­ca re­te­ner a los clien­tes del Popular y fre­nar po­si­bles de­man­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.