Azeez, fi­cha­je de Pri­me­ra pa­ra re­for­zar el cen­tro del cam­po

El Lu­go da un sal­to de ca­li­dad con es­ta con­tra­ta­ción

La Voz de Galicia (Lugo) - - | | | L6 Deportes Lugo - AA­RÓN CABADO / M.C.

El Club De­por­ti­vo Lu­go anun­ció ayer la con­tra­ta­ción del cen­tro­cam­pis­ta ni­ge­riano Ra­món Azeez. Su in­cor­po­ra­ción su­po­ne la lle­ga­da al equi­po de un per­fil de fut­bo­lis­ta del que se ca­re­cía: un me­dio­cen­tro di­ná­mi­co, con ca­pa­ci­dad pa­ra abar­car am­pli­tud de cam­po, in­ten­so en la pre­sión y re­la­ti­va­men­te há­bil en la dis­tri­bu­ción.

El ni­ge­riano no es el pro­to­tí­pi­co me­dio­cen­tro de­fen­si­vo ro­co­so y fuer­te. Su ca­pa­ci­dad de re­cu­pe­ra­ción no re­si­de en su en­ver­ga­du­ra, sino en otras cua­li­da­des: ve­lo­ci­dad, in­ten­si­dad e in­te­li­gen­cia tác­ti­ca.

El nue­vo fi­cha­je del Lu­go reali­zó to­da su ca­rre­ra de­por­ti­va en la UD Al­me­ría, don­de vi­vió una au­tén­ti­ca mon­ta­ña ru­sa. Tras lle­gar a su fi­lial con so­lo 18 años, su te­són le lle­vó a ha­cer­se un hue­co en el pri­mer equi­po en la tem­po­ra­da 2013/14, y su ren­di­mien­to fue tan po­si­ti­vo que le va­lió una con­vo­ca­to­ria con su se­lec­ción pa­ra el Mun­dial de Bra­sil 2014, en el cual in­clu­so lle­gó a ser ti­tu­lar en el pri­mer en­vi­te. Pe­ro las desave­nen­cias con la di­rec­ti­va por asun­tos con­trac­tua­les pro­pi­cia­ron que aca­ba­se ju­gan­do con el fi­lial. El año pa­sa­do, ya en Se­gun­da Di­vi­sión, vol­vió a en­trar con asi­dui­dad en el pri­mer equi­po. Aho­ra, aban­do­na Al­me­ría pa­ra co­men­zar una nue­va eta­pa en Lu­go. La con­tra­ta­ción no fue sen­ci­lla, sino más bien to­do lo con­tra­rio. De he­cho, Víc­tor Mo­reno de­fi­nió la ope­ra­ción co­mo una de las más com­ple­jas que re­cuer­da, pues se con­cre­tó tras mes y me­dio de du­ras ne­go­cia­cio­nes.

A pe­sar de que sus úl­ti­mas tem­po­ra­das han si­do un tan­to de­cep­cio­nan­tes, exis­ten va­rios mo­ti­vos pa­ra ser op­ti­mis­tas con res­pec­to a su ren­di­mien­to en Lu­go. Azeez to­da­vía tie­ne 24 años, por lo que se­ría ló­gi­co pen­sar que su me­jor fút­bol aún es­tá por lle­gar. Ha de­mos­tra­do que, con con­ti­nui­dad y con­fian­za, es un ju­ga­dor de Pri­me­ra Di­vi­sión. Y pre­ci­sa­men­te, su me­jor cam­pa­ña en el Al­me­ría, aque­lla 2013-14, coin­ci­dió en la ciu­dad an­da­lu­za con Fran­cis­co Ro­drí­guez, ac­tual téc­ni­co del Club De­por­ti­vo Lu­go. Es di­fí­cil pen­sar que ha­ya al­guien con más ca­pa­ci­dad que él pa­ra re­cu­pe­rar la me­jor ver­sión del ni­ge­riano. Y si es­ta emer­ge, no ca­be du­da de que es­tá lla­ma­do a ser ti­tu­lar en el cen­tro del cam­po del con­jun­to lu­cen­se.

Azeez, con el Al­me­ría.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.