No­rue­ga tra­ta de im­pe­dir que los ex­ma­ri­ne­ros ga­lle­gos lle­guen al Tri­bu­nal de De­re­chos Hu­ma­nos

La Voz de Galicia (Lugo) - - Maritima - E. A.

Los ex­ma­ri­ne­ros es­pa­ño­les —ga­lle­gos en su ma­yo­ría— que tra­ba­ja­ron a bor­do de bu­ques mer­can­tes no­rue­gos sin ge­ne­rar de­re­cho a pen­sión asis­ten con in­dig­na­ción a un nue­vo in­ten­to del Go­bierno de Os­lo por frus­trar la lu­cha que han em­pren­di­do en los tribunales pa­ra que se les re­co­noz­ca que tie­nen de­re­cho a dis­fru­tar de tal pres­ta­ción. No­rue­ga pre­ten­de ga­nar tiem­po y ha­cer­les vol­ver a la ca­si­lla de sa­li­da al pe­dir a la Jus­ti­cia que re­vo­que la sen­ten­cia emi­ti­da por el Tri­bu­nal de Pri­me­ra Ins­tan­cia. Aun­que es­te fa­llo fue des­fa­vo­ra­ble a los in­tere­ses de los ma­ri­ne­ros es­pa­ño­les, cuen­ta co­mo un pa­so da­do en el ca­mino ha­cia Es­tras­bur­go, don­de dan por sen­ta­do que el Tri­bu­nal de De­re­chos Hu­ma­nos re­co­no­ce­rá la dis­cri­mi­na­ción por ra­zón de na­cio­na­li­dad que co­me­tió con ellos No­rue­ga, al no per­mi­tir­les be­ne­fi­ciar­se de su sis­te­ma de pro­tec­ción so­cial por no te­ner fi­ja­da su re­si­den­cia en el país nór­di­co. Cir­cuns­tan­cia que, sin em­bar­go, no exi­mió al co­lec­ti­vo de pa­gar im­pues­tos a las ar­cas no­rue­gas.

Me­ras car­tas, no ne­ga­ti­vas

Pa­ra pe­dir la re­vo­ca­ción de la sen­ten­cia, la abo­ga­da del Es­ta­do nór­di­co nie­ga que el Go­bierno les ha­ya ne­ga­do el de­re­cho a pen­sión y ase­gu­ra en sus ale­ga­cio­nes que no son re­so­lu­cio­nes, sino sim­ples «car­tas» del Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo con me­ras «in­ter­pre­ta­cio­nes de la ley», así que, ar­gu­men­ta, «no exis­te fun­da­men­to pa­ra in­ter­po­ner una de­man­da pa­ra cer­ti­fi­car de­re­cho a jui­cio por vio­la­ción de la car­ta de de­re­chos hu­ma­nos». Aña­de que «exis­te una vía ad­mi­nis­tra­ti­va» pa­ra tra­mi­tar la re­cla­ma­ción y re­cuer­da que los ma­ri­ne­ros ex­tran­je­ros, no so­lo los es­pa­ño­les, no co­ti­za­ron a la Se­gu­ri­dad So­cial.

«Cla­ro que no», apun­tan des­de Long Ho­pe, la aso­cia­ción que agru­pa al co­lec­ti­vo de afec­ta­dos, pe­ro no lo hi­cie­ron pre­ci­sa­men­te por­que fue­ron ex­clui­dos por ley del sis­te­ma so­cial y pre­ci­sa­men­te por eso creen que hu­bo dis­cri­mi­na­ción por ra­zón de na­cio­na­li­dad.

La ac­tua­ción de No­rue­ga ha in­dig­na­do a Long Ho­pe, que ha reac­cio­na­do vol­vien­do a con­vo­car ma­ni­fes­ta­cio­nes en Ma­drid. En sep­tiem­bre ha­brá una fren­te a la Em­ba­ja­da de No­rue­ga y otra fren­te al Mi­nis­te­rio de Asun­tos Ex­te­rio­res, pues «des­pois de to­das as pro­me­sas e boas pa­la­bras, re­sul­ta que o Go­berno vai es­pe­rar a que es­go­te­mos a vía xu­rí­di­ca en No­rue­ga pa­ra ir con nós a Es­tras­bur­go, se­gun­do dixo en res­pos­ta a En Ma­rea», ex­pli­có Al­ber­to Paz, por­ta­voz del co­lec­ti­vo.

Los afec­ta­dos se ma­ni­fes­ta­rán el lu­nes en A Co­ru­ña, fren­te al con­su­la­do no­rue­go y la de­le­ga­ción del Go­bierno.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.