Ga­li­cia tie­ne 25.000 pi­sos nue­vos sin ven­der

A Ma­ri­ña con­cen­tra el ma­yor nú­me­ro de com­pras por su po­lí­ti­ca de pre­cios más ase­qui­bles Tras el pa­rón de la cri­sis, la cons­truc­ción se reac­ti­va en las prin­ci­pa­les ciu­da­des

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - GA­BRIEL LE­MOS

El em­pa­cho de ladrillo fue de los que ha­cen épo­ca y, cla­ro, la di­ges­tión se es­tá ha­cien­do pe­sa­da. A fi­na­les del 2016, en Es­pa­ña que­da­ban to­da­vía 491.693 vi­vien­das nue­vas sin ven­der, des­pués de que 22.155 en­con­tra­ran com­pra­dor a lo lar­go del año pasado, se­gún el in­for­me so­bre el stock inmobiliario pu­bli­ca­do por el Mi­nis­te­rio de Fomento. Un es­tu­dio que, en lo po­si­ti­vo, cons­ta­ta la re­duc­ción, por sép­ti­mo año con­se­cu­ti­vo, de la in­men­sa re­ser­va de pi­sos y ca­sas acu­mu­la­da en los años de la bur­bu­ja, que lle­gó a ro­zar las 650.000 uni­da­des en el 2009. Aho­ra la ci­fra es­tá ca­si un 25 % por de­ba­jo, pe­ro no es me­nos cier­to que el rit­mo de caí­da se ha es­tan­ca­do en el en­torno del 4 % anual.

Pe­ro el mer­ca­do inmobiliario no es ho­mo­gé­neo y, en es­te apar­ta­do (los pre­cios y las ven­tas son una cues­tión apar­te), Ga­li­cia va unos cuan­tos pa­sos por de­lan­te. En pri­mer lu­gar, por­que sal­vo al­gu­nas ex­cep­cio­nes cos­te­ras, el mer­ca­do no se ca­len­tó tan­to co­mo en otros pun­tos de Es­pa­ña. Pe­ro no so­lo se acu­mu­ló me­nos, sino que el dre­na­je es­tá sien­do mu­cho más rá­pi­do. En di­ciem­bre que­da­ban, se­gún Fomento, 24.565 vi­vien­das sin ven­der en la co­mu­ni­dad, lo que su­po­ne una re­duc­ción del 7,1 % res­pec­to al cie­rre del año an­te­rior. En do­ce meses se co­lo­ca­ron en el mer­ca­do ca­si 1.900 pi­sos y chalés a los que la cri­sis ha­bía de­ja­do sin due­ño.

So­lo en dos co­mu­ni­da­des, Ba­lea­res y el País Vas­co, las ci­fras fue­ron me­jo­res que en Ga­li­cia, con mer­mas su­pe­rio­res al 9 y al 34 %, res­pec­ti­va­men­te. Eso, de­jan­do al mar­gen a Can­ta­bria, Ex­tre­ma­du­ra y Na­va­rra, don­de el Go­bierno con­si­de­ra que ya no hay stock, pues­to que el vo­lu­men de obra nue­va sin ven­der es in­fe­rior al que ha­bía en el año 2004.

Lu­go ti­ra del mer­ca­do

Benito Igle­sias, pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Ga­lle­ga de Em­pre­sas In­mo­bi­lia­rias (Fe­gein), apun­ta a Lu­go co­mo el prin­ci­pal mo­tor del dre­na­je en la co­mu­ni­dad. En con­cre­to, al nor­te de la pro­vin­cia, «por­que en el sur el com­por­ta­mien­to del mer­ca­do es muy pa­re­ci­do al de Ou­ren­se». Es la zo­na de A Ma­ri­ña la que pro­pi­cia esa caí­da de la re­ser­va de obra nue­va en ca­si un 18 %, gra­cias prin­ci­pal­men­te a la agre­si­va po­lí­ti­ca de pre­cios apli­ca­da pa­ra des­pren­der­se de las vi­vien­das atas­ca­das en los ba­lan­ces de los ban­cos y los es­ca­pa­ra­tes de las in­mo­bi­lia­rias.

«Hay que to­mar no­ta de la ges­tión que es­tán ha­cien­do ahí», se­ña­la Igle­sias, que tie­ne cla­ro que la lec­ción que hay que sa­car es que, «en el mer­ca­do, el pre­cio man­da». Las cam­pa­ñas pa­ra sal­dar ca­sas a gol­pe de gan­ga sur­ten efec­to, «y aun­que se ven­dió en ci­fras que nun­ca se pen­só, eso sir­vió pa­ra des­viar a mu­cha gen­te que bus­ca­ba se­gun­da re­si­den­cia ha­cia el nor­te de Lu­go y a fi­jar po­bla­ción; sim­ple­men­te re­co­gen lo que han sem­bra­do», des­ta­ca el ex­per­to.

Tras Lu­go, la de A Co­ru­ña es la pro­vin­cia en la que más stock se dre­nó, con una re­duc­ción del 6,9 %, aun­que la caí­da es la más abul­ta­da si se mi­de en tér­mi­nos ab­so­lu­tos, ya que el año pasado en­con­tra­ron due­ño 788 in­mue­bles, fren­te a los 529 que se co­lo­ca­ron en Lu­go. Pon­te­ve­dra es­tá li­ge­ra­men­te por de­trás, con una mer­ma del 5,1 %, aun­que Igle­sias des­ta­ca la pu­jan­za del mer­ca­do inmobiliario en Vi­go y su área me­tro­po­li­ta­na: «Es una de las cin­co ciu­da­des de Es­pa­ña don­de más suben los pre­cios de la vi­vien­da, aun­que eso, a la vez, tam­bién preo­cu­pa un po­co». El de Ou­ren­se es el mer­ca­do más pa­ra­do, y el ajus­te en la re­ser­va de obra nue­va fue so­lo del 3,4 %, por de­ba­jo de la me­dia es­pa­ño­la.

Dos ve­lo­ci­da­des

Si Igle­sias apun­ta que el ti­rón del mer­ca­do inmobiliario «se con­cen­tra en 25 ayun­ta­mien­tos», un re­cien­te in­for­me de Ser­viha­bi­tat, la di­vi­sión in­mo­bi­lia­ria de Cai­xa­Bank, re­fren­da esa frag­men­ta­ción, ase­gu­ran­do que el dre­na­je se con­cen­tra en los prin­ci­pa­les nú­cleos de po­bla­ción, es­pe­cial­men­te los que son des­tino va­ca­cio­nal, y apun­tan­do que «en el cor­to pla­zo de­be­ría ha­blar­se de stock téc­ni­co en las ciu­da­des».

MAR­COS MÍGUEZ

La ma­cro­ur­ba­ni­za­ción de Mar­tin­sa en Mi­ño es el sím­bo­lo de la bur­bu­ja in­mo­bi­lia­ria en Ga­li­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.