Venezuela de­ci­de hoy qué fuer­za da a la opo­si­ción en su pul­so con Ma­du­ro

El ca­da vez más am­plio cha­vis­mo di­si­den­te res­pal­da la «con­sul­ta po­pu­lar»

La Voz de Galicia (Lugo) - - INTERNACIONAL - PE­DRO GAR­CÍA OTE­RO

No tie­ne va­lor le­gal, por el mo­men­to, pe­ro re­pre­sen­ta tal que­bra­de­ro de ca­be­za pa­ra el Go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro que ha prohi­bi­do a los me­dios lo­ca­les que in­for­men so­bre ella, una prohi­bi­ción que la ma­yor par­te de la ra­dio, la te­le­vi­sión y las pá­gi­nas web han des­obe­de­ci­do.

Los ve­ne­zo­la­nos asis­ti­rán hoy a una iné­di­ta e his­tó­ri­ca «con­sul­ta po­pu­lar», or­ga­ni­za­da por la Asam­blea Na­cio­nal, con tres pre­gun­tas. La pri­me­ra es si los ciu­da­da­nos del país y los de la diás­po­ra «des­co­no­cen y re­cha­zan» la lla­ma­da a una Asam­blea Na­cio­nal Cons­ti­tu­yen­te, for­mu­la­da por Ma­du­ro, sin re­fe­ren­do con­sul­ti­vo pre­vio, en vio­la­ción de la Cons­ti­tu­ción ac­tual. La se­gun­da es si au­to­ri­zan a la pro­pia Asam­blea a de­sig­nar nue­vas au­to­ri­da- des del Tri­bu­nal Su­pre­mo y del Con­se­jo Na­cio­nal Elec­to­ral, y la ter­ce­ra, si le per­mi­ten «de­sig­nar un Go­bierno de unión na­cio­nal».

La con­sul­ta, en la que se­gún la ma­yo­ría de en­cues­tas po­drían par­ti­ci­par has­ta 12 mi­llo­nes de vo­tan­tes (una ci­fra ja­más al­can­za­da por par­ti­do po­lí­ti­co al­guno en Venezuela), pue­de pro­vo­car un cis­ma a par­tir del lu­nes. Una na­ción con dos Go­bier­nos que po­drían re­co­no­cer al­gu­nos miem­bros de la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal, se­ña­ló el ana­lis­ta Luis Sa­la­man­ca. Es­to agra­va­ría la si­tua­ción del país, pa­ra­li­za­do por pro­tes­tas des­de ha­ce más de tres meses.

La ten­sión es ex­tre­ma y la ONU lla­mó a las fuer­zas del or­den a im­pe­dir en­fren­ta­mien­tos hoy, pues el Go­bierno tam­bién rea­li­za­rá un «simulacro de vo­ta­ción» en la Cons­ti­tu­yen­te, al que es­tá con­vo­can­do a sus se­gui­do­res.

La «con­sul­ta po­pu­lar» tie­ne ca­rác­ter vin­cu­lan­te, se­gún la opo­si­ción y la fis­cal ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca, Lui­sa Or­te­ga Díaz, que ci­tan el ar­tícu­lo 72 de la Cons­ti­tu­ción, pe­ro el Go­bierno se­ña­la que es ile­gal. Co­mo Or­te­ga, que es su ca­ra vi­si­ble, el ca­da vez más nu­me­ro­so «cha­vis­mo di­si­den­te», tam­bién res­pal­da la le­ga­li­dad de la con­sul­ta y el ple­bis­ci­to en sí. Nic­mer Evans, vo­ce­ro de Ma­rea So­cia­lis­ta, par­ti­do de la di­si­den­cia del cha­vis­mo, se­ña­ló que cree que el 85% de la opo­si­ción y el 15% del cha­vis­mo par­ti­ci­pa­rán en el ple­bis­ci­to, unos 9 mi­llo­nes de per­so­nas. El cha­vis­mo «de­mo­crá­ti­co», co­mo gus­ta de de­no­mi­nar­se, com­par­te con la opo­si­ción el res­pal­do a la Cons­ti­tu­ción de 1999, pro­mul­ga­da por Hu­go Chá­vez.

Los ga­ran­tes del pro­ce­so son los rec­to­res de las uni­ver­si­da­des au­tó­no­mas del país y un gru­po de ex­pre­si­den­tes la­ti­noa­me­ri­ca­nos, en­tre ellos Jor­ge Qui­ro­ga, de Bo­li­via; An­drés Pas­tra­na, de Co­lom­bia; y Lau­ra Chin­chi­lla y Mi­guel Ro­drí­guez, de Cos­ta Ri­ca. Ro­drí­guez ca­li­fi­có la con­sul­ta de «pun­to de in­fle­xión». Qui­ro­ga la ca­rac­te­ri­zó co­mo el «he­cho po­lí­ti­co más im­por­tan­te de Amé­ri­ca La­ti­na en el si­glo XXI», ha­cién­do­se eco de la pro­pa­gan­da opo­si­to­ra, que afir­ma que lo que su­ce­da hoy es «el ac­to de desobe­dien­cia ci­vil más gran­de de la his­to­ria de la hu­ma­ni­dad».

El Go­bierno, en tan­to, jue­ga a la car­ta de tra­bar la con­sul­ta, no so­lo a tra­vés del simulacro elec­to­ral, sino tam­bién de los co­lec­ti­vos, pa­ra­mi­li­ta­res y de las pro­pias fuer­zas ar­ma­das, que en di­ver­sos pun­tos del país han to­ma­do los lu­ga­res don­de se es­tán ins­ta­lan­do los «pun­tos so­be­ra­nos», don­de se vo­ta­rá sin pre­sen­cia del Con­se­jo Na­cio­nal Elec­to­ral.

AN­DRES M. CA­SA­RES REUTERS

Tres mon­jas en una vi­gi­lia en me­mo­ria de las víc­ti­mas de las pro­tes­tas, que tu­vo lu­gar es­ta semana en Ca­ra­cas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.