Nue­vos es­co­llos com­pli­can aún más la pro­pues­ta pa­ra de­ro­gar el Oba­ma­ca­re

La Voz de Galicia (Lugo) - - INTERNACIONAL -

Al con­flic­to ru­so hay que su­mar el que el pre­si­den­te Trump afron­ta en sus pro­pias fi­las por el es­tan­ca­mien­to de la re­for­ma sa­ni­ta­ria.

La pro­pues­ta re­vi­sa­da aca­pa­ró la aten­ción de la aso­cia­ción na­cio­nal de go­ber­na­do­res ce­le­bra­da ayer en Rho­de Is­land y don­de una trein­te­na de es­ta­dos car­ga­ron con­tra el pro­yec­to que la Cá­ma­ra Al­ta vo­ta­rá pre­vi­si­ble­men­te la pró­xi­ma semana. Una de las gran­des preo­cu­pa­cio­nes y cau­san­te de la di­vi­sión in­ter­na es có­mo afec­ta­rán los re­cor­tes en el pro­gra­ma Me­di­caid a ca­da uno de los es­ta­dos. El ti­je­re­ta­zo po­dría lle­gar has­ta el 39 % de la fi­nan­cia­ción fe­de­ral, se­gún la con­sul­to­ra Ava­le­re Health.

Otro de los pun­tos con­flic­ti­vos es el que re­dac­tó el se­na­dor Ted Cruz y que ha dis­pa­ra­do las alar­mas de dos de las ase­gu­ra­do­ras más só­li­das de EE.UU. En un inusual co­mu­ni­ca­do, Ame­ri­ca’s Health Ca­re Plans y BlueC­ross BlueShield As­so­cia­tion, ca­li­fi­ca­ron di­cha dis­po­si­ción co­mo «im­prac­ti­ca­ble en cual­quier for­ma» por­que «so­ca­va­rá» las pro­tec­cio­nes pa­ra per­so­nas con tras­tor­nos mé­di­cos pre­exis­ten­tes. El plan de Cruz pa­sa­ba por per­mi­tir la ven­ta de pó­li­zas de ba­jo cos­te, con una co­ber­tu­ra muy li­mi­ta­da.

La ad­ver­ten­cia de las ase­gu­ra­do­ras ha su­pues­to un nue­vo gol­pe pa­ra el lí­der re­pu­bli­cano del Se­na­do, Mitch McCon­nell, que no pue­de per­mi­tir­se per­der ni un vo­to re­pu­bli­cano más, te­nien­do en cuen­ta que dos de los 52 se­na­do­res de su par­ti­do ya han di­cho que se opon­drán al nue­vo plan des­oyen­do así las ame­na­zas pre­si­den­cia­les. «De­ben ha­cer lo que han pro­me­ti­do», avi­só Trump a los re­bel­des.

De­por­ta­ción ace­le­ra­da

Los mo­vi­mien­tos no so­lo se ace­le­ran en te­rreno sa­ni­ta­rio. Se­gún The Was­hing­ton Post, la Ca­sa Blan­ca es­tu­dia am­pliar los lí­mi­tes de la prác­ti­ca co­no­ci­da co­mo «ex­pe­di­ted re­mo­val» [de­por­ta­ción ace­le­ra­da], uti­li­za­da con­tra los in­do­cu­men­ta­dos de­te­ni­dos a un má­xi­mo de 100 mi­llas de la fron­te­ra y que ha­yan es­ta­do ile­gal­men­te en EE.UU. me­nos de 14 días.

Di­cha de­por­ta­ción su­po­ne que la ex­pul­sión de un sim­pa­pe­les se pro­du­ce sin au­dien­cia fren­te a un juez. A pe­sar de que di­cha nor­ma­ti­va to­da­vía es­tá sien­do eva­lua­da, la ra­di­ca­li­za­ción de la po­lí­ti­ca mi­gra­to­ria ya fue ad­ver­ti­da es­ta semana por el se­cre­ta­rio de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal. John Kelly avi­só al cau­cus his­pano de la in­mi­nen­te can­ce­la­ción de pro­gra­mas des­ti­na­dos a pro­te­ger de la de­por­ta­ción a mi­les de in­do­cu­men­ta­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.