La pes­ca, con­de­na­da a ser mo­ne­da de cam­bio en la ne­go­cia­ción del «bre­xit»

Bru­se­las re­co­no­ce que es un te­ma «de­li­ca­do» e ins­ta a ac­tuar con in­te­li­gen­cia

La Voz de Galicia (Lugo) - - ECONOMÍA - CRIS­TI­NA PORTEIRO

Los peo­res pre­sa­gios van to­man­do for­ma pa­ra la flo­ta ga­lle­ga. Las se­ña­les de alar­ma se en­cen­die­ron des­de el mi­nu­to en el que el Reino Uni­do ma­ni­fes­tó su in­ten­ción de aban­do­nar la Unión Eu­ro­pea. ¿Qué pa­sa­rá con los bu­ques que pes­can en sus aguas? ¿Qué fu­tu­ro le es­pe­ra a la flo­ta ga­lle­ga de pa­be­llón bri­tá­ni­co? ¿Có­mo afec­ta­rá al co­mer­cio o al re­par­to de cuo­tas?

A pe­sar de las lla­ma­das del sector a pro­te­ger su actividad, la UE va ce­rran­do las vías de es­ca­pe. La pes­ca es­tá atra­pa­da y con­de­na­da a ser mo­ne­da de cam­bio, co­mo ya lo fue du­ran­te el pro­ce­so de ad­he­sión de Es­pa­ña al en­ton­ces club de los Do­ce. El ne­go­cia­dor eu­ro­peo, Mi­chel Bar­nier, re­co­no­ció es­ta semana que «no sa­be­mos có­mo pro­ce­der, qué ti­po de tran­si­ción se va a apli­car» en un asun­to tan «de­li­ca­do pa­ra las dos par­tes».

Bru­se­las quie­re se­guir ges­tio­nan­do los 130 stocks com­par­ti­dos con el Reino Uni­do en el Atlán­ti­co no­ro­rien­tal ba­jo el ac­tual mar­co de la po­lí­ti­ca co­mún de pes­ca (PCP), el úni­co que pue­de ga­ran­ti­zar la sos­te­ni­bi­li­dad de los re­cur­sos: «El Go­bierno bri­tá­ni­co tie­ne que cum­plir sus com­pro­mi­sos in­ter­na­cio­na­les des­pués del bre­xit, exis­te una obli­ga­ción co­mún de ges­tio­nar nues­tras po­bla­cio­nes com­par­ti­das», les re­cor­dó Bar­nier, quien ins­tó a ne­go­ciar con «in­te­li­gen­cia» y vin­cu­lan­do el ac­ce­so a las aguas te­rri­to­ria­les bri­tá­ni­cas y el mer- ca­do in­terno de la UE.

Pe­ro los de­seos del fran­cés, ali­men­ta­dos por el pro­pio sector pes­que­ro, cho­can de fren­te con la reali­dad que se es­tá en­con­tran­do el equi­po ne­go­cia­dor. Fuen­tes co­mu­ni­ta­rias re­co­no­cen con re­sig­na­ción que «des­gra­cia­da­men­te la pes­ca es el úni­co sector don­de la ven­ta­ja la tie­nen los bri­tá­ni­cos».

El Go­bierno de The­re­sa May sa­be que no se pue­de per­mi­tir dar la es­pal­da a los úni­cos es­co­ce­ses que vo­ta­ron a fa­vor del bre­xit: los pes­ca­do­res. No si quie­re man­te­ner a los in­de­pen­den­tis­tas a ra­ya. «Va a ser muy muy di­fí­cil sal­var a la flo­ta», ad­mi­ten en Bru­se­las.

Al­ter­na­ti­vas ne­go­cia­do­ras

A pe­sar de que los prin­ci­pa­les afec­ta­dos se­rán paí­ses co­mo Ho­lan­da, Ale­ma­nia o Fran­cia, —de he­cho, Lon­dres anun­ció ha­ce un par de se­ma­nas su in­ten­ción de rom­per el acuer­do que te­nía con ellos y otros dos paí­ses co­mu­ni­ta­rios pa­ra per­mi­tir­les pes­car has­ta las seis mi­llas— las re­gio­nes es­pa­ño­las se han uni­do pa­ra exi­gir a la UE que bus­que al­ter­na­ti­vas ne­go­cia­do­ras con ur­gen­cia pa­ra evi­tar la pér­di­da de po­si­bi­li­da­des de pes­ca y pues­tos de tra­ba­jo co­mo con­se­cuen­cia del di­vor­cio.

Tam­bién pi­die­ron que se res­pe­ten los fon­dos es­truc­tu­ra­les pes­que­ros: «No de­be­rían usar­se co­mo va­ria­ble de ajus­te en las fu­tu­ras ne­go­cia­cio­nes», re­za una de­cla­ra­ción con­jun­ta. Un tex­to en el que, ade­más, se ins­ta a te­ner en cuen­ta que la sa­li­da del Reino Uni­do de los Vein­tio­cho su­po­ne «una rup­tu­ra de la cir­cuns­tan­cia que dio lu­gar al prin­ci­pio de es­ta­bi­li­dad re­la­ti­va», que tan­to per­ju­di­ca a la flo­ta es­pa­ño­la, in­fra­rre­pre­sen­ta­da en la asig­na­ción de cuo­tas de pes­ca en re­la­ción a su ta­ma­ño.

B. STANSALL

May no pue­de per­mi­tir­se dar la es­pal­da a un sector que se po­si­cio­nó cla­ra­men­te a fa­vor del «bre­xit».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.