Las ar­go­llas pa­ra atar ca­ba­llos aún re­sis­ten en el pai­sa­je ur­bano

So­lo en al­gu­nas ca­sas se con­ser­van es­tas pie­zas de hie­rro tras las obras de reha­bi­li­ta­ción

La Voz de Galicia (Lugo) - - LA VOZ DE LUGO - EN­RI­QUE G. SOUTO

El tiem­po y la re­no­va­ción in­mo­bi­lia­ria se han lle­va­do del pai­sa­je de Lu­go ele­men­tos que sin­gu­la­ri­za­ban al­gu­nos ám­bi­tos ur­ba­nos. Así, so­lo que­da al­gu­na de la vie­jas chi­me­neas que re­pro­du­jo el chan­ta­dino Án­xel, que se sos­tie­ne a du­ras pe­nas en equi­li­brio pre­ca­rio. Otras mu­chas pie­zas han des­apa­re­ci­do o es­tán a pun­to de des­apa­re­cer. En­tre ellas es­tán las ar­go­llas de hie­rro que per­mi­tían atar ca­ba­llos, bu­rros y va­cas en las fa­cha­das de las ca­sas. La reha­bi­li­ta­ción de edi­fi­cios no ha res­pe­ta­do es­tas pie­zas que tan­to uso tu­vie­ron en otros días.

En el cas­co his­tó­ri­co que­dan aún al­gu­nas de es­tas ar­go­llas. Pe­ro muy po­cas y prác­ti­ca­men­te nin­gu­na en ca­sas reha­bi­li­ta­das. En edi­fi­cios aún pen­dien­tes de re­mo­zar que­da al­gu­na, co­mo en un vie­jo in­mue­ble de la Rúa No­va, prác­ti­ca­men­te en la con­fluen­cia con Mon­te­vi­deo.

Ba­res

Hay una ca­lle en la que se con­ser­van aún al­gu­nas pie­zas de es­te ti­po. Es la ca­rre­te­ra vie­ja de San­tia­go. Es más, en al­gu­na ca­sa hay un par de ellas; ocu­rre tan­to en una ace­ra co­mo en la otra. Uno de los edi­fi­cios tie­ne un bar en su plan­ta ba­ja; a fal­ta de ma­yo­res com­pro­ba­cio­nes, por el ti­po de cons­truc­ción, es­tá de­di­ca­do a bar des­de ha­ce lar­go tiem­po, qui­zá por eso lo de las dos ar­go­llas.

El des­gas­te de al­gu­nas de es­tos aros, y de su en­torno en la pa­red, in­for­ma del am­plio uso que se les dio.

En la ca­lle Adol­fo Suá­rez (an­tes Car­los Az­cá­rra­ga) hu­bo, has­ta no ha­ce mu­cho, ca­sas que te­nían en las sus fa­cha­das pie­zas de es­te ti­po. En la ac­tua­li­dad prác­ti­ca­men­te no se en­cuen­tran.

Ha­cien­do bueno el co­no­ci­do di­cho de «los tiem­pos ade­lan­tan que es una bar­ba­ri­dad», en la ac­tua­li­dad hay en al­gu­nas fa­cha­das o si­mi­la­res (so­por­ta­les) pun­tos pa­ra ama­rrar ani­ma­les; pe­ro no son ca­ba­llos ni as­nos, son pe­rros. Los hay a la en­tra­da de al­gu­na ca­fe­te­ría y tam­bién de al­gún es­ta­ble­ci­mien­to co­mer­cial.

En el cas­co his­tó­ri­co que­dan muy po­cas de es­tas pie­zas, aún abun­dan­tes en la ca­rre­te­ra vie­ja de San­tia­go.

KIKE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.