Ca­da vez más pe­que­ños con en­fer­me­da­des de adul­tos

El ex­ce­so de gra­sa en el or­ga­nis­mo fa­vo­re­ce la hi­per­ten­sión, la re­sis­ten­cia a la in­su­li­na y el áci­do úri­co

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo -

A los mé­di­cos ya ca­si no les sorprende en­con­trar­se con ni­ños obe­sos que pre­sen­tan en­fer­me­da­des de adul­tos. Es el ca­so de la hi­per­ten­sión, que em­pie­za a ob­ser­var­se en eda­des más tem­pra­nas li­ga­das al ex­ce­so de pe­so. Es has­ta cier­to punto ha­bi­tual que en es­tos pa­cien­tes se de­tec­te el pro­ble­ma a los diez años, pe­ro in­clu­so se ha visto a los cin­co o seis. Pe­ro hay más com­pli­ca­cio­nes aso­cia­das.

Un ejem­plo es el es­tu­dio rea­li­za­do por el Hos­pi­tal In­fan­til Ni­ño Je­sús de Ma­drid en una cohor­te de 1.300 pe­que­ños obe­sos a los que se si­guió des­de los tres años. Ca­si un 47 % pre­sen­ta­ban re­sis­ten­cia a la in­su­li­na, un cla­ro fac­tor de ries­go de dia­be­tes ti­po II. In­clu­so en tres chi­cos se de­tec­tó di­rec­ta­men­te es­ta pa­to­lo­gía. Otro 47 % te­nían al­te­ra­cio­nes de los lí­pi­dos, de los que un 9 % pa­de­cían ni­ve­les ele­va­dos de co­les­te­rol ma­lo; un 28 % con­ta­ban con la ten­sión ar­te­rial al­ta; un 20 % pre­sen­ta­ban un ex­ce­so de áci­do úri­co en la san­gre (hi­per­uri­ce­mia) y a un 24 % se les en­con­tró sín­dro­me me­ta­bó­li­co. «Es una si­tua­ción muy preo­cu­pan­te», ad­mi­te Je­sús Ar­gen­te, je­fe de En­do­cri­no­lo­gía en el cen­tro y coor­di­na­dor del pro­gra­ma de obe­si­dad in­fan­til, ade­más de in­te­gran­te del Ci­ber de Fi­sio­pa­to­lo­gía de la Obe­si­dad y Nu­tri­ción (Ci­be­rObn) del Ins­ti­tu­to Car­los III. «Pa­ra es­tos ca­sos —in­di­ca— no hay te­ra­pia mé­di­ca, por lo que la pre­ven­ción, ba­sa­da en una die­ta sa­lu­da­ble y en la prác­ti­ca de ejer­ci­cio es la úni­ca so­lu­ción».

Em­par Lur­be, responsable de Pe­dia­tría en el Hos­pi­tal Ge­ne­ral de Va­len­cia y coor­di­na­do­ra de las guías eu­ro­peas de hi­per­ten­sión en ni­ños y ado­les­cen­tes, en las que se re­co­mien­da me­dir la ten­sión ar­te­rial a par­tir de los tres años, tam­bién es­tá preo­cu­pa­do por un pro­ble­ma que co­no­ce de pri­me­ra mano. «Si de pe­que­ño —ad­vier­te— ya pre­sen­tas un ries­go car­dio­me­ta­bó­li­co es­tá cla­ro que tie­nes una ma­yor pro­pen­sión a su­frir even­tos car­dio­vas­cu­la­res de to­do ti­po en la edad adul­ta, y lo que ve­mos es que es­tas en­fer­me­da­des apa­re­cen ca­da vez más en adul­tos jó­ve­nes que son obe­sos y que fue­ron ni­ños obe­sos. Se es­tá ade­lan­tan­do la edad de es­tas pa­to­lo­gías».

To­do em­pie­za en la in­fan­cia, es más en el pe­río­do fe­tal, y el ries­go se pre­sen­ta en eda­des ca­da vez más jó­ve­nes. In­clu­so en la lac­tan­cia. «Nos en­con­tra­mos un im­por­tan­te por­cen­ta­je de be­bés que a los seis me­ses es­tán in­gi­rien­do un 25 % de ca­lo­rías más de las que se re­co­mien­dan», ex­pli­ca Ro­sau­ra Leis, que tam­bién es Coor­di­na­do­ra del Gru­po de In­ves­ti­ga­ción en Nu­tri­ción Pe­diá­tri­ca del Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­cio­nes Sa­ni­ta­rias de San­tia­go (IDIS) e in­te­gran­te del Ci­be­rObn. «Las en­fer­me­da­des aso­cia­das —aña­de— tam­bién se ob­ser­van más pre­coz­men­te. En el es­tu­dio na­cio­nal Ge­no­box, rea­li­za­do en más de 1.800 ni­ños, y en el que tam­bién par­ti­ci­pa­mos, el sín­dro­me me­ta­bó­li­co, una pa­to­lo­gía del adul­to, la en­con­tra­mos ya en pre­pú­be­res».

Los mé­di­cos em­pie­zan a ver en ni­ños pa­to­lo­gías que an­tes no se ob­ser­va­ban

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.