«Los sa­la­rios que te­ne­mos no pue­den so­por­tar un IVA ge­ne­ral tan al­to»

Una fa­mi­lia ga­lle­ga ana­li­za lo que re­ci­be del Es­ta­do a cam­bio de lo que pa­ga

La Voz de Galicia (Lugo) - - Economia - MA­RÍA CEDRÓN

Jo­se Ro­drí­guez y Cristina Ál­va­rez vi­ven en Car­ba­llo. Tie­nen dos hi­jos, Ke­vin, de 13 años, e Iker, de 10. Ella es ca­ma­re­ra. Él, co­ci­ne­ro y di­rec­tor téc­ni­co de un cam­pa­men­to de surf. No en­tran en de­ta­lles so­bre cuán­to ga­nan al mes en­tre los dos. So­lo di­cen que son una fa­mi­lia nor­mal y que es­tán en la me­dia de la zo­na, «en­tre 800 y 1.000 eu­ros ne­tos ca­da uno al mes».

Jo­se no tie­ne ni idea de cuán­to pue­de ír­se­le ca­da año en pa­gar el IVA de to­do lo que con­su­me en el su­per­mer­ca­do, en la fac­tu­ra de la luz, en to­mar sus ca­fés o en con­tra­tar al­gún que otro ser­vi­cio. Me­nos aún de cuán­to su­po­nen exac­ta­men­te los gra­vá­me­nes es­pe­cia­les que le apli­can al lle­nar el co­che de ga­soil o en­cen­der la luz. Pe­ro hay al­go que tie­ne cla­ro: «Del eu­ro que pa­go por el ca­fé en el bar, unos nue­ve cén­ti­mos son pa­ra cu­brir ese im­pues­to». Y ese por­cen­ta­je aún pa­sa, pe­ro el 21 % del ti­po ge­ne­ral lo ve exa­ge­ra­do, so­bre to­do por lo ajus­ta­dos que es­tán aquí los suel­dos.

«Una per­so­na que ga­na 1.000 eu­ros ne­tos al mes, por re­don­dear, quie­re pin­tar la ca­sa. Hay mu­cha gen­te que pre­gun­ta al au­tó­no­mo ‘¿e po­de­ría ser sen fac­tu­ra?’ Cla­ro, ima­gi­na que el tra­ba­jo son 300, con IVA son 363. Esos 63 eu­ros son mu­cho dinero en un suel­do de 1.000 del que tie­nes que pa­gar el al­qui­ler, la co­mi­da, las fac­tu­ras... So­lo con ba­jar­lo al 8 %, co­mo en Sui­za, ya es­ta­rían aho­rran­do 39 eu­ros. Ni pa­ra ti, ni pa­ra mi. Pa­ga­mos un IVA muy al­to pa­ra unos sa­la­rios que no suben, ajus­tán­do­lo más pue­de que hu­bie­ra me­nos frau­de. Por­que a ve­ces no pi­den fac­tu­ra por­que en­ton­ces la cuen­ta no da. Ade­más, el Es­ta­do re­cau­da­ría más de ese mo­do», di­ce.

Dón­de es­tá lo que pa­gan

A Jo­sé le gus­ta de­cir que es de Mal­pi­ca, pe­ro en reali­dad na­ció en Sui­za. Ha­ce unos años vino a vi­vir a Ga­li­cia y no pue­de evi­tar com­pa­rar. «Una de las co­sas que aquí me sor­pren­den es que las cu­ne­tas, por lo me­nos en es­ta zo­na, no es­tán lim­pias, las calles tie­nen ba­ches, hay a ve­ces ani­ma­les muer­tos en el ar­cén... Eso no lo ves allí. En­ton­ces pre­gun­tas a dón­de va lo que pa­go de im­pues­to de ba­su­ra o a dón­de va to­do lo que es­toy dan­do a las ar­cas pú­bli­cas cuan­do pa­go el ca­fé».

Re­co­no­ce que aquí en España lo que más re­cur­sos pú­bli­cos se lle­va es el gas­to so­cial —seis de ca­da diez eu­ros—, lue­go con el res­to hay que pa­gar to­do lo de­más. «Lo en­tien­do y, cla­ro, ves que el pro­ble­ma de fondo es la al­ta ta­sa de pa­ro, que es gen­te que no co­ti­za im­pues­tos di­rec­tos que gra­van el tra­ba­jo. Pe­ro al mis­mo tiem­po es­tán pa­gan­do el IVA cuan­do ha­cen la com­pra. Pe­ro al no te­ner mu­cha li­qui­dez, no con­su­men tan­to o com­pran pa­ra co­mer arroz —tie­ne un IVA del 4 %— en lu­gar de car­ne o pes­ca­do —tie­ne un 10 %—. No com­pran esos pro­duc­tos por­que las co­sas son ca­ras por el IVA...».

Tam­bién apun­ta que com­pa­rar Sui­za con España no es fá­cil por­que el pri­me­ro es un país muy pe­que­ño y aquí, ade­más de los gra­vá­me­nes es­ta­ta­les, ca­da au­to­no­mía tie­ne di­fe­ren­tes fis­ca­li­da­des, pe­ro quie­re ha­blar de la edu­ca­ción.

«En Sui­za, la edu­ca­ción es to­tal­men­te gra­tui­ta, no pa­gas ni por los li­bros de tex­to. Aquí em­pie­za el cur­so y dejas me­dio suel­do. En­tien­do que en un salario que es cua­tro ve­ces su­pe­rior al es­pa­ñol, un 8 % de IVA da pa­ra mu­cho. Pe­ro aquí al me­nos to­do lo re­la­cio­na­do con la edu­ca­ción de­be­ría es­tar exen­to, co­mo el odon­tó­lo­go o el co­me­dor», di­ce. Y es que los li­bros es­tán gra­va­dos con un 4 %, pe­ro el ma­te­rial es­co­lar, con un 21 %.

«Ba­jan­do el ti­po ha­bría me­nos gen­te que no pi­de fac­tu­ra y ha­bría me­nos frau­de»

ANA GAR­CÍA

Jo­sé y Cristina re­pa­san fac­tu­ras con sus dos hi­jos pa­ra ver cuán­to pa­gan de im­pues­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.