Ch­ris­top­her No­lan as­pi­ra a re­tra­tar la gue­rra a lo gran­de en «Dun­ker­que»

La pe­lí­cu­la, ro­da­da en IMAX y 65 mi­lí­me­tros, na­rra la eva­cua­ción alia­da de 1940

La Voz de Galicia (Lugo) - - Cultura - MI­GUEL AN­XO FER­NÁN­DEZ

Es el ci­neas­ta de moda por su visión del ci­ne a lo gran­de, que al­gu­nos com­pa­ran con Ku­brick. Pe­ro aun­que ad­mi­ra al au­tor de 2001:

Una odi­sea del es­pa­cio (1968), en los do­ce fil­mes que el ci­clo Ch­ris­top­her No­lan Pre­sents ofre­ce —du­ran­te el presente mes de ju­lio— en el Bri­tish Film Ins­ti­tu­te en torno a sus in­fluen­cias en la es­pe­ra­da Dun­ker­que, el di­rec­tor bri­tá­ni­co no lo in­clu­ye. Jun­to a gran­des clá­si­cos co­mo Ava­ri­cia (Stroheim, 1924) y Ama­ne­cer (Mur­nau, 1927), No­lan me­te Alien (Rid­ley Scott, 1979) y tam­bién dos tí­tu­los nin­gu­nea­dos por la crí­ti­ca ca­nó­ni­ca, co­mo Speed (Jan de Bont, 1994) e

Im­pa­ra­ble (Tony Scott, 2000). Pe­ro es que ya ad­ver­tía en 1998 que iba muy en se­rio con su ini­ciá­ti­ca Fo­llo­wing. Se tra­ta­ba de un th­ri­ller que, ade­más de di­ri­gir, pro­du­cía con ape­nas 6.000 eu­ros, es­cri­bía y fo­to­gra­fia­ba en blan­co y ne­gro, en ce­lu­loi­de de 16 mi­lí­me­tros. Des­pués lle­ga­ría la im­pac­tan­te Me­men­to (2000), su vuel­co a la va­rian­te de su­per­hé­roes con la tri­lo­gía Bat­man (2005-2012), su bri­llan­te trans­gre­sión for­mal en Ori­gen (2010), su apor­te al dis­cur­so es­pa­cial con In­te­res­te­lar (2014) y, aho­ra, su in­cur­sión en el gé­ne­ro bé­li­co con Dun­ker­que, re­lec­tu­ra en clave te­má­ti­ca con la que abor­da el ci­ne de gue­rra.

No tu­vo fá­cil fi­nan­ciar un pro­yec­to que aca­ri­cia­ba des­de fi­na­les de los años no­ven­ta, por­que a los es­tu­dios de Holly­wood no les in­tere­sa una Se­gun­da Gue­rra Mun­dial sin pre­sen­cia del ejér­ci­to es­ta­dou­ni­den­se, co­mo ocu­rrió en la lo­ca­li­dad fran­ce­sa de Dun­ker­que, en­tre el 26 de ma­yo y el 4 de ju­nio de 1940, cuan­do 330.000 sol­da­dos alia­dos en­via­dos con­tra las tro­pas de Hitler que­da­ron atrapados en su pla­ya. Per­te­ne­cien­tes a In­gla­te­rra, Bél­gi­ca, Ca­na­dá y Fran­cia, des­de las is­las se pla­neó su res­ca­te con la Ope­ra­ción Di­na­mo, una flo­ta de 800 na­ves in­clu­yen­do pe­que­ñas em­bar­ca­cio­nes ci­vi­les. Fue real­men­te la cró­ni­ca de un gran fra­ca­so que la pro­pa­gan­da de Chur­chill ven­dió co­mo una vic­to­ria alia­da. El guion de No­lan, fas­ci­na­do des­de ni­ño con aquel su­ce­so, pro­po­ne tres mi­ra­das: los si­tia­dos en la pla­ya, el sal­va­men­to en el mar y la co­ber­tu­ra aé­rea de la RAF con­tra la avia­ción ale­ma­na.

No­lan ob­ten­dría apo­yo en pro­duc­to­ras eu­ro­peas, in­clui­da en­tre ellas su pro­pia Syn­copy, ade­más de la par­ti­ci­pa­ción de Ca­nal+, Ci­né+ y Stu­dio Ca­nal. El di­rec­tor se re­ser­va un fi­jo de 20 mi­llo­nes ade­más del 20 % de la ta­qui­lla bru­ta en acuer­do con War­ner, que asu­me ca­si la to­ta­li­dad de la dis­tri­bu­ción mun­dial. Ro­da­da en la pro­pia Dun­ker­que des­de ma­yo del pa­sa­do año, con otras lo­ca­li­za­cio­nes en Fran­cia, In­gla­te­rra, Ho­lan­da y al­gu­nas es­ce­nas en los es­tu­dios War­ner de Los Án­ge­les, pres­tó gran im­por­tan­cia al di­se­ño de pro­duc­ción con su co­la­bo­ra­dor ha­bi­tual Nat­han Crow­ley, re­cha­zan­do al má­xi­mo el uso de CGI —imá­ge­nes ge­ne­ra­das di­gi­tal­men­te— pa­ra ga­nar en au­ten­ti­ci­dad. No so­lo usó avio­nes y em­bar­ca­cio­nes his­tó­ri­cas, sino tam­bién ma­ni­quíes y si­lue­tas de sol­da­dos de car­tón pa­ra pla­nos de pro­fun­di­dad. No­lan exi­gió re­cha­zar estrellas pa­ra el reparto prin­ci­pal y re­cu­rrió a Fionn Whi­tehead, Da­mien Bon­nard y Aneu­rin Bar­nard, jun­to a ve­te­ra­nos co­mo Tom Hardy, Mark Ry­lan­ce o Ken­neth Bran­nagh.

La Ope­ra­ción Di­na­mo con­si­guió eva­cuar a más de 300.000 sol­da­dos bri­tá­ni­cos atrapados en la pla­ya fran­ce­sa de Dun­ker­que.

No­lan fo­to­gra­fió com­bi­nan­do los for­ma­tos IMAX y 65 mm.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.