Eno­lo­gía

La ma­du­ra­ción de la uva nun­ca fue tan pre­coz en mu­chas vi­ñas de Ri­bei­ra Sa­cra

La Voz de Galicia (Lugo) - - La Voz De Lugo - LUIS DÍAZ

Las bo­de­gas de Aman­di se pre­pa­ran pa­ra ven­di­miar en pleno mes de agos­to

No es inusual que los me­jo­res años ha­ya al­gu­na bo­de­ga de Ri­bei­ra Sa­cra en ven­di­mia a fi­na­les de agos­to. An­tes de la apertura ge­ne­ra­li­za­da de la re­co­gi­da, el con­se­jo re­gu­la­dor con­ce­de au­to­ri­za­cio­nes en vi­ñas cu­yas pe­cu­lia­res ca­rac­te­rís­ti­cas fa­vo­re­cen una ma­du­ra­ción más tem­pra­na del fru­to. Sue­len ser va­rie­da­des blan­cas —go­de­llo y al­ba­ri­ño— o tin­tas si­tua­das en zo­nas de ri­be­ra don­de el gra­do al­cohó­li­co tien­de a dis­pa­rar­se con fa­ci­li­dad. Pe­ro la co­se­cha del 2017 va ca­mino de rom­per to­dos los ré­cords en cuan­to a pre­co­ci­dad. Des­de la pues­ta en mar­cha de la de­no­mi­na­ción de ori­gen, ha­ce vein­ti­cin­co años, na­die re­cuer­da que la uva ad­qui­rie­se co­lor de for­ma tan pre­ma­tu­ra. Mu­chas bo­de­gas de Aman­di se plan­tean ini­ciar la re­co­lec­ción a par­tir de la ter­ce­ra se­ma­na de agos­to.

El fe­nó­meno por el cual la uva pier­de la to­na­li­dad ver­do­sa pa­ra ad­qui­rir su co­lor ca­rac­te­rís­ti­co —ama­ri­llo en las blan­cas y azu­la­do en las tin­tas— se co­no­ce co­mo en­ve­ro. Lo nor­mal es que los ra­ci­mos co­mien­cen a pin­tar días an­tes de la fes­ti­vi­dad de San­tia­go, pe­ro es­te año se vie­ron ce­pas en las que es­te pro­ce­so se ade­lan­tó en al­gún ca­so a prin­ci­pios de ju­lio. Jo­sé Ma­nuel Ro­drí­guez, pre­si­den­te del con­se­jo re­gu­la­dor y bo­de­gue­ro de Aman­di, se en­con­tró el pa­sa­do mar­tes con que más de la mi­tad de la uva ha­bían pin­ta­do en una vi­ña que cul­ti­va en la ri­be­ra de Doa­de, plan­ta­da ma­yo­ri­ta­ria­men­te con men­cía. Eso quie­re de­cir, de­ta­lla, «que ca­ra ao vin­te de agos­to vai va­ler pa­ra ven­di­mar».

Con la lle­ga­da del en­ve­ro se abre la cuen­ta atrás pa­ra la re­co­lec­ción. La tra­di­ción di­ce que cuarenta días des­pués de que la uva ad­quie­ra co­lor es­ta­rá lis­ta pa­ra ser ven­di­mia­da. Fer­nan­do Gon­zá­lez, de Ade­ga Al­guei­ra, tie­ne si­tua­dos bue­na par­te de sus vi­ñe­dos en Doa­de. Tam­bién cree que mu­chas par­ce­las se po­drán ven­di­miar en po­co más de un mes. «Si siguen las co­sas así, en al­gu­na no se po­drá es­pe­rar más del ter­cer domingo de agos­to», aven­tu­ra el bo­de­gue­ro,

Acer­tar en las fe­chas

Un por­cen­ta­je muy im­por­tan­te de la ca­li­dad del vino de­pen­de de la elec­ción del mo­men­to óptimo de la ven­di­mia. An­tes de tiem­po, la in­ma­du­rez del fru­to se tra­du­ce en una sen­sa­ción gus­ta­ti­va de ver­dor. Si se pa­sa de fre­na­da, por el con­tra­rio, el gra­do al­cohó­li­co pue­de ser ex­ce­si­vo. Es lo que se co­no­ce co­mo so­bre­ma­du­rez. «Es­te ano hai que po­ñer­se as pi­las, non vai va­ler cal­que­ra día pa­ra ven­di­mar. O que se des­coi­de vai re­co­ller a uva pa­sa», avi­sa el pre­si­den­te del con­se­jo re­gu­la­dor. Jo­sé Ma­nuel Ro­drí­guez cer­ti­fi­ca que, al me­nos des­de la pues­ta en mar­cha de la de­no­mi­na­ción de ori­gen nun­ca se ha­bían da­do un ade­lan­to de tal ca­li­bre al me­nos en la ri­be­ra del Sil.

Ca­mi­lo Ro­drí­guez, de la bo­de­ga chan­ta­di­na Ca­bo do Mun­do, col­gó en su cuen­ta de Fa­ce­book a co­mien­zos de ju­lio la foto de una ce­pa de uva tin­ta en pleno en­ve­ro en una vi­ña de No­guei­ra. Fue una anéc­do­ta, se­gún re­co­no­ce, ya que en la ri­be­ra del Mi­ño la ma­du­ra­ción de las vi­des si­gue un rit­mo al­go más nor­mal que en el Sil. No su­ce­de así en Aman­di, don­de Víc­tor Ro­drí­guez, de la bo­de­ga Val da Len­da, da por he­cho que la ven­di­mia será inusual­men­te ma­dru­ga­do­ra. «Tal co­mo vai de adian­ta­da, hai vi­ñas que po­den va­ler per­fec­ta­men­te pa­ra o 20 de agos­to», se­ña­la.

Pa­ra Luis Bui­trón, enó­lo­go de Ade­ga Guí­ma­ro, ha­brá que es­tar muy aten­tos al es­trés hí­dri­co al que pue­dan ver­se so­me­ti­das las ce­pas de no pro­du­cir­se pre­ci­pi­ta­cio­nes. «Sin agua no hay ver­da­de­ra ma­du­rez, por mu­cho ca­lor que ha­ga», ex­pli­ca. En esas con­di­cio­nes, las vi­des pa­ra­li­zan su ac­ti­vi­dad co­mo ga­ran­tía de su­per­vi­ven­cia. Al­gu­na que otra llu­via le iría de per­las a las vi­ñas de la Ri­bei­ra Sa­cra en lo que que­da de ve­rano. Siem­pre, cla­ro es­tá, que no atrai­ga el gra­ni­zo.

VÍC­TOR RO­DRÍ­GUEZ

La men­cía ya

pin­ta. La men­cía ya pin­ta en las vi­ñas de Val da Len­da, una de las bo­de­gas que se plan­tean ini­ciar la ven­di­mia en torno al 20 de agos­to. Lo nor­mal es que la uva ad­quie­ra co­lor en torno a la fes­ti­vi­dad de San­tia­go, pe­ro es­te año el en­ve­ro vie­ne con mu­cho ade­lan­to en el Sil.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.