Es­pa­ña car­ga el pe­so de la re­cu­pe­ra­ción en los tra­ba­ja­do­res, ca­da vez más po­bres

El Go­bierno lo­gra re­du­cir la ci­fra de des­em­pleo a cos­ta de una ma­yor de­sigual­dad

La Voz de Galicia (Lugo) - - Economía - CRIS­TI­NA POR­TEI­RO

«Es­pa­ña no de­be ser com­pla­cien­te». Es el men­sa­je que en­vió ayer la co­mi­sa­ria de Em­pleo, Ma­rian­ne Thys­sen, al Go­bierno de Ma­riano Ra­joy. Tras nue­ve años de cri­sis inin­te­rrum­pi­da, el país em­pie­za a me­jo­rar sus in­di­ca­do­res, pe­ro la bel­ga pi­de que no se ba­je la guar­dia. Es­pa­ña si­gue a la co­la de la UE jun­to a Gre­cia. Aun­que el des­em­pleo ca­yó el año pa­sa­do al 21,4 % (25,1 % en el 2015), si­gue sien­do el se­gun­do con más pa­ra­dos, es­pe­cial­men­te en­tre los más jó­ve­nes (44,9 %). Y to­do a pe­sar de las múl­ti­ples vuel­tas de tuer­ca que se le ha da­do al mer­ca­do la­bo­ral.

Las ci­fras de em­pleo me­jo­ran y en eso se apo­ya el Eje­cu­ti­vo es­pa­ñol pa­ra en­sal­zar sus po­lí­ti­cas, pe­ro las estadísticas cuen­tan otra his­to­ria, la de la pre­ca­ri­za­ción. Un in­for­me pu­bli­ca­do ayer por la Co­mi­sión Eu­ro­pea con­fir­ma que los tra­ba­ja­do­res han car­ga­do con el pe­so de la re­cu­pe­ra­ción. A ba­se de es­tru­jar sus suel­dos y de frag­men­tar los em­pleos, Es­pa­ña ha con­se­gui­do po­ner vien­to en po­pa ha­cia la «mi­la­gro­sa» re­cu­pe­ra­ción. Bruselas con­fir- ma que Es­pa­ña ce­rró el 2016 con más gen­te en ries­go de po­bre­za (22,3 %) que en el 2015 (22,1 %) y por en­ci­ma del 17,1 % de la me­dia de la UE. Au­men­tó en­tre los seg­men­tos de po­bla­ción más vul­ne­ra­bles, los ni­ños y los ma­yo­res de 65 años. Y el ín­di­ce Gi­ni de de­sigual­dad (34,5) se man­tie­ne por en­ci­ma de la me­dia de la UE y le­jos aún del 31,9 del 2007, an­tes de que es­ta­lla­se la cri­sis.

La pre­ca­ri­za­ción e ines­ta­bi­li­dad de los nue­vos con­tra­tos de tra­ba­jo ex­pli­can en bue­na me­di­da es­ta ra­dio­gra­fía de la po­bre­za. ¿Qué pa­pel han ju­ga­do las re­for­mas te­le­di­ri­gi­das des­de Bruselas y eje­cu­ta­das al pie de la le­tra por el Go­bierno es­pa­ñol? Thys­sen es­qui­vó ayer sus res­pon­sa­bi­li­da­des: «Es­pa­ña de­be­ría se­guir apro­ban­do re­for­mas y apli­car las ya apro­ba­das. Aun­que la me­jo­ra de su eco­no­mía es vi­si­ble, el Go­bierno no de­be­ría ol­vi­dar las in­ver­sio­nes y las po­lí­ti­cas pa­ra ge­ne­rar em­pleo», re­cor­dó la bel­ga.

Dos em­plea­dos por pen­sio­nis­ta

La si­tua­ción es crí­ti­ca a ojos de Bruselas. La ma­sa la­bo­ral se va ha­cien­do más es­tre­cha. Se es­pe­ra que en el 2060 ha­ya so­lo dos tra­ba­ja­do­res por ca­da pen­sio­nis­ta, obli­gan­do a las ac­tua­les ge­ne­ra­cio­nes de jó­ve­nes a tra­ba­jar y con­tri­buir más a la Se­gu­ri­dad So­cial, una «do­ble car­ga» que Thys­sen cree que se­rá in­sos­te­ni­ble: «Afec­ta­rá a sus in­gre­sos y pue­de in­cre­men­tar su vul­ne­ra­bi­li­dad en el mer­ca­do la­bo­ral», aler­tó la co­mi­sa­ria. No se an­du­vo con pa­ños ca­lien­tes: «La gen­te jo­ven es­tá pos­po­nien­do im­por­tan­tes de­ci­sio­nes con im­pac­tos muy ne­ga­ti­vos en sus vi­das per­so­na­les, en la cohe­sión so­cial, las pers­pec­ti­vas de cre­ci­mien­to y el sos­te­ni­mien­to de los sis­te­mas so­cia­les», se­ña­ló an­tes de pe­dir a Es­pa­ña y a sus so­cios que no apla­cen el pro­ble­ma: «De­jar atrás a nues­tros jó­ve­nes es po­ner en pe­li­gro nues­tro pro­pio fu­tu­ro».

J. PARDO

El 22,3 % de los es­pa­ño­les es­tán en ries­go de ex­clu­sión so­cial.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.