La enési­ma die­ta, es­ta vez en ve­rano

La Voz de Galicia (Lugo) - - Al Sol - INÉS REY

No se de­be ha­cer die­ta en ve­rano, por­que estás con­de­na­da al fracaso. Tam­po­co cuan­do no sa­bes co­ci­nar y pien­sas que reho­gar es una re­vis­ta de de­co­ra­ción. Y mu­cho me­nos cuan­do tie­nes hi­jos y te pa­sas la vi­da co­mien­do sus so­bras de la me­rien­da. Pe­ro yo, que soy muy de lle­var la con­tra­ria y ha­cer­lo to­do al re­vés, he em­pe­za­do la enési­ma die­ta de mi vi­da. En ve­rano, sin sa­ber co­ci­nar y con dos hi­jos y un ma­ri­do que no co­men na­da ver­de por si les em­pie­zan a cre­cer ho­jas en la ca­be­za.

Har­to de tan­ta la­ta de atún con es­pá­rra­gos, mi ma­ri­do se fue al wok trans­gé­ni­co de al la­do de ca­sa y vol­vió con sus­hi y arroz. Des­pués de co­mer­se el sus­hi, me ofre­ció arroz, que te­nía una pin­ta­za, pe­ro fui fuer­te y le di­je que no, que yo no soy de hi­dra­tos por la no­che. Lue­go vio que lle­va­ba po­llo, y me pi­dió que se lo «se­pa­ra­se», por­que no se lle­va bien con las aves. Cuan­do ya te­nía el po­llo en un pla­to, apa­re­ció mi hi­ja Helena, que que­ría arroz «pe­ro sin lo ma­rrón», y le tu­ve que qui­tar a otro pla­to la be­ren­je­na. En me­dio de la di­sec­ción, mi hi­jo Ro­que di­jo que él tam­bién que­ría, «pe­ro sin los bi­chos y lo ver­de». Así que tu­ve que se­pa­rar las gam­bas y la le­chu­ga.

Cuan­do aca­bé la au­top­sia, na­die que­ría el arroz, por­que ya es­ta­ba frío. Al fi­nal me lo tu­ve que co­mer yo, en cin­co pla­tos dis­tin­tos y con una cu­cha­ra so­pe­ra, pa­ra co­ger un po­co de arroz, un po­co de po­llo, un po­co de be­ren­je­na, un po­co de gam­bas y un po­co de le­chu­ga en ca­da bo­ca­do que le da­ba al te­ma. Y me eché al mon­te y abrí una cer­ve­za, por­que ya de ca­gar­la con los hi­dra­tos, me­jor ca­gar­la a lo gran­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.