En­vían al ta­ller el co­che que arro­lló a la fa­mi­lia de Vi­lal­ba pa­ra ver qué fa­lló

Cu­rio­sa­men­te, el vehícu­lo que cau­só el sus­to per­te­ne­ce al con­tra­tis­ta de la pro­pia fies­ta

La Voz de Galicia (Lugo) - - Lugo - TA­NIA TA­BOA­DA

El vehícu­lo, mar­ca Mer­ce­des, que el pa­sa­do do­min­go arro­lló ac­ci­den­tal­men­te a cin­co miem­bros de una mis­ma fa­mi­lia de Olei­ros, en Vi­lal­ba, cuan­do par­ti­ci­pa­ban en la tra­di­cio­nal ro­me­ría de la Vir­gen del Car­men, se­rá en­via­do a un ta­ller pa­ra com­pro­bar si su­frió al­gún fa­llo téc­ni­co.

El vehícu­lo, que cu­rio­sa­men­te per­te­ne­ce a un con­tra­tis­ta de fies­tas y or­ga­ni­za­dor de la mis­ma, y que ac­tual­men­te se en­cuen­tra en es­ta­do de shock, se so­me­te­rá a una re­vi­sión pa­ra sa­ber cuál fue el mo­ti­vo que lo hi­zo po­ner­se en mar­cha sin con­duc­tor y re­co­rrer va­rios me­tros has­ta me­ter­se en una car­pa, em­po­trar­se en una me­sa y arro­llar a una fa­mi­lia que se en­con­tra­ba sen­ta­da en la mis­ma.

En la ma­ña­na de ayer, la es­po­sa e hi­ja del pro­pie­ta­rio del vehícu­lo acu­die­ron a ca­sa de la fa­mi­lia he­ri­da pa­ra in­tere­sar­se por su sa­lud.

Los afec­ta­dos son cin­co: un ma­tri­mo­nio, su hi­jo —que lle­gó la no­che an­te­rior a la fies­ta des­de Ma­drid pa­ra par­ti­ci­par en la ro­me­ría—, la ma­dre del pa­dre de fa­mi­lia y la her­ma­na de es­ta úl­ti­ma, que fue la en­car­ga­da de ha­cer la fies­ta.

Cua­tro de los he­ri­dos fue­ron eva­cua­dos en am­bu­lan­cia al Sa­na­to­rio Vir­xe dos Ollos Gran­des, ex­cep­to la her­ma­na de la abue­la, que al ser tras­la­da­da en un co­che par­ti­cu­lar, fue al HU­LA. To­dos fue­ron da­dos de al­ta el mis­mo día. A las ocho de la tar­de ya es­ta­ban en ca­sa.

Uno que­dó de­ba­jo del co­che En la tar­de de ayer, los cin­co miem­bros de la fa­mi­lia, se en­con­tra­ban en ca­sa. To­dos es­ta­ban muy ner­vio­sos y con el sus­to en el cuer­po. Se­gui­rán es­tos días con re­vi­sio­nes. El pa­dre que­dó de­ba­jo del co­che lue­go de que el Mer­ce­des lo em­bis­tie­se con­tra la me­sa en la que es­ta­ba sen­ta­do y lo arro­lla­se. Al hom­bre le ca­ye­ron los ta­ble­ros en­ci­ma y que­dó de­ba­jo del vehícu­lo. So­lo se le veían los pies y pen­sa­ron que ha­bía muer­to. Aho­ra tie­ne el bra­zo en ca­bes­tri­llo y an­da con mu­le­tas. En cuan­to a su es­po­sa, ca­yó de­lan­te de una rue­da y fue fre­nan­do el co­che mien­tras la arras­tra­ba. El res­to se que­ja de do­lo­res en va­rias par­tes del cuer­po.

El Mer­ce­des que arro­lló a la fa­mi­lia, de­trás del vehícu­lo de la pa­tru­lla de la Guar­dia Ci­vil, tras el per­can­ce.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.