Ale­ma­nia bus­ca a los au­to­res de sa­lu­dos na­zis en un con­cier­to de rock ul­tra

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - PA­TRI­CIA BAELO

Las au­to­ri­da­des del es­ta­do fe­de­ra­do de Tu­rin­gia, en el cen­tro-es­te de Ale­ma­nia, ya se da­ban por sa­tis­fe­chas. El «Rock con­tra la ex­tran­je­ri­za­ción», uno de los ma­yo­res fes­ti­va­les de música ul­tra­de­re­chis­ta en el país que reunió el sá­ba­do a ca­si 6.000 neo­na­zis en la lo­ca­li­dad de The­mar, de ape­nas 3.000 ha­bi­tan­tes, se sal­dó sin en­fren­ta­mien­tos en­tre los asis­ten­tes y los par­ti­ci­pan­tes en las con­tra­ma­ni­fes­ta­cio­nes que or­ga­ni­zó la ciu­dad pa­ra mos­trar su re­cha­zo ha­cia el even­to. Sin em­bar­go, un ví­deo pu­bli­ca­do ayer que mues­tra a de­ce­nas de ca­be­zas ra­pa­das al­zan­do el bra­zo de­re­cho al gri­to de «Heil Hitler!» dis­pa­ró to­das las alar­mas.

Las imá­ge­nes, gra­ba­das su­pues­ta­men­te du­ran­te los con­cier­tos, ya han si­do eli­mi­na­das de In­ter­net. Las fuer­zas de se­gu­ri­dad abrie­ron una in­ves­ti­ga­ción pa­ra es­cla­re­cer quié­nes son los au­to­res del sa­lu­do fas­cis­ta, un de­li­to que, al igual que cual­quier otra for­ma de apo­lo­gía del na­zis­mo y la ne­ga­ción del Ho­lo­caus­to, es­tá cas­ti­ga­do en Ale­ma­nia con pe­nas que van des­de una san­ción eco­nó­mi­ca has­ta los cin­co años de pri­sión.

La po­li­cía de Tu­rin­gia so­li­ci­tó a usua­rios de re­des co­mo Fa­ce­book y de Twit­ter que les re­mi­tan gra­ba­cio­nes ori­gi­na­les, ya que el ví­deo que cir­cu­la no tie­ne ca­li­dad su­fi­cien­te pa­ra po­der iden­ti­fi­car a los ex­tre­mis­tas.

He­rra­mien­ta de di­fu­sión

Mien­tras, en una en­tre­vis­ta con el ca­nal re­gio­nal MDR, el pri­mer mi­nis­tro del es­ta­do fe­de­ra­do, Bo­do Ra­me­low, su­gi­rió la po­si­bi­li­dad de res­trin­gir el de­re­cho de reunión, con el úni­co ob­je­ti­vo de prohi­bir es­te ti­po de ac­tos po­lí­ti­cos, au­to­ri­za­dos por la jus­ti­cia en vir­tud de la li­ber­tad de ex­pre­sión.

Se­gún los ser­vi­cios se­cre­tos ale­ma­nes, la es­ce­na ul­tra em­plea ca­da vez más los fes­ti­va­les de música co­mo he­rra­mien­ta de di­fu­sión. Des­de 2014 se ha cons­ta­ta­do un au­men­to de los con­cier­tos neo­na­zis, que han pa­sa­do de 199 en el 2015 a 223 en el 2016. La ma­yo­ría se con­vo­can en los Län­der de la ex­tin­ta RDA, don­de los mo­vi­mien­tos an­ti­in­mi­gra­ción es­tán más con­so­li­da­dos, ta­les co­mo Tu­rin­gia, Sa­jo­nia y Sa­jo­nia-An­halt.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.