La ten­den­cia es la ab­so­lu­ción de los pro­ge­ni­to­res, sal­vo en ca­sos de ma­los tra­tos con­ti­nua­dos

La Voz de Galicia (Lugo) - - Galicia -

Un cas­ti­go fí­si­co pun­tual a un hi­jo es vis­to por los jue­ces como un he­cho ais­la­do y no cons­ti­tu­ti­vo de un de­li­to de ma­los tra­tos. Otra co­sa es si el gol­pe es exa­ge­ra­do o hay otros com­po­nen­tes. En los úl­ti­mos años en Ga­li­cia ha ha­bi­do va­rias sen­ten­cias en am­bos sen­ti­dos, se­gún la gra­ve­dad de la si­tua­ción.

Bo­fe­ta­da pa­ra evi­tar una hui­da en Lugo.

Un pa­dre fue juz­ga­do y ab­suel­to en el 2012 en Lugo de pe­gar una bo­fe­ta­da a su hi­jo tres años antes. En el jui­cio has­ta el ado­les­cen­te re­co­no­ció que su pa­dre no lo mal­tra­ta­ba. La agre­sión ocu­rrió cuan­do el pa­dre lo lle­va­ba a te­ra­pia orien­ta­ti­va y el chi­co se ba­jó del co­che y tra­tó de mar­char­se: el pa­dre le aga­rró del bra­zo y le dio una bo­fe­ta­da.

Em­pu­jón a la hi­ja en Mon­for­te.

Aun­que la Fis­ca­lía pe­día seis meses de cár­cel, un ve­cino de Mon­for­te fue ab­suel­to en el jui­cio por ma­los tra­tos a su hi­ja. Los he­chos su­ce­die­ron en el 2013: el hom­bre ini­ció una dis­cu­sión con su hi­ja, me­nor en ese mo­men­to, y el en­fren­ta­mien­to aca­bó con un em­pu­jón con­tra una pa­red. No tras­cen­die­ron las cir­cuns­tan­cias de la dis­cu­sión.

Juz­ga­dos por per­mi­tir que fal­ta­se al co­le­gio.

A los pa­dres no se los acu­sa so­lo por en­fren­ta­mien­tos con sus hi­jos. En el 2012 en Ou­ren­se unos pro­ge­ni­to­res aca­ba­ron sen­ta­dos en el ban­qui­llo por per­mi­tir que su hi­jo, que en ese mo­men­to es­tu­dia­ba se­gun­do de ESO, fal­ta­se reite­ra­da­men­te a cla­se du­ran­te el cur­so, con 15 o 16 fal­tas de asis­ten­cia en al­gu­nos meses.

Agre­sión en un pun­to de en­cuen­tro.

En al­gu­nas oca­sio­nes, la vio­len­cia fí­si­ca y ver­bal ha­cia los hi­jos re­sul­ta in­to­le­ra­ble pa­ra un juez. Es el ca­so de una mujer que en el 2014 acu­dió a un pun­to de en­cuen­tro fa­mi­liar a ver a sus hi­jas y aca­bó no so­lo pe­gan­do a la ma­yor, sino di­cién­do­le que «es­ta­ba muer­ta pa­ra ella». Fue con­de­na­da a 55 días de tra­ba­jos co­mu­ni­ta­rios, aun­que el fis­cal pe­día un año de cár­cel.

Con­de­na­do por dar­le un bo­fe­tón, ti­rar­le del pe­lo, em­pu­jar­la y dar­le una pa­ta­da.

Un mal­tra­ta­dor de Ou­ren­se fue con­de­na­do a nue­ve meses de cár­cel en no­viem­bre del 2015 por mal­tra­tar a su hi­ja después de ha­ber be­bi­do. Le dio una bo­fe­ta­da, le ti­ró del pe­lo, la em­pu­jó y le dio una pa­ta­da cuan­do es­ta­ba en el sue­lo. ¿El mo­ti­vo? No que­rer en­cen­der la luz.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.