El fis­cal ge­ne­ral ad­vier­te de que per­se­gui­rá la com­pra de ur­nas pe­se a que se ha­ga en­cu­bier­ta

Ma­za avi­sa de que aun­que la ad­qui­si­ción no se reali­ce de mo­do pú­bli­co se pue­de co­me­ter un de­li­to de mal­ver­sa­ción de fon­dos

La Voz de Galicia (Lugo) - - España - CRIS­TIAN REINO

La Fis­ca­lía Ge­ne­ral del Es­ta­do de­jó cla­ro ayer que vi­gi­la de cer­ca a la Ge­ne­ra­li­tat. Un día después de que el Go­bierno ca­ta­lán de­cre­ta­ra si­len­cio in­for­ma­ti­vo so­bre el re­fe­ren­do pa­ra po­der tra­ba­jar sin la pre­sión de los tri­bu­na­les, el mi­nis­te­rio pú­bli­co le ad­vir­tió de que per­se­gui­rá pe­nal­men­te la com­pra de ur­nas, tan­to si el pro­ce­so se ha­ce pú­bli­ca­men­te, como si no. El fis­cal ge­ne­ral del Es­ta­do, José Ma­nuel Ma­za, avi­só que de am­bas for­mas se po­dría estar co­me­tien­do un de­li­to de mal­ver­sa­ción de fon­dos pú­bli­cos.

La Ge­ne­ra­li­tat de­ci­dió el mar­tes cam­biar de es­tra­te­gia y a par­tir de aho­ra so­lo da­rá a co­no­cer as­pec­tos re­la­ti­vos a los pre­pa­ra­ti­vos de la con­sul­ta cuan­do con­si­de­re que los tie­ne com­ple­ta­dos, pa­ra evi­tar que even­tua­les sus­pen­sio­nes del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal pue­dan fre­nar sus pla­nes. De ahí que la lla­ma­da ley del re­fe­ren­do no ha­ya pa­sa­do aún de ser pre­sen­ta­da en un tea­tro. La Fis­ca­lía, en cual­quier ca­so, in­sis­tió en re­cor­dar los úl­ti­mos pro­nun­cia­mien­tos del Tri­bu­nal Cons­ti­tu­cio­nal, que son cla­ros en se­ña­lar que los im­pul­so­res del pro­ce­so no pue­den dar nin­gún pa­so en el desa­rro­llo del re­fe­ren­do por­que es­ta­rían co­me­tien­do un de­li­to, ya sea de pre- va­ri­ca­ción, mal­ver­sa­ción o desobe­dien­cia. Car­les Puig­de­mont y sus con­se­je­ros tie­nen cin­co ad­ver­ten­cias de es­te ti­po del Cons­ti­tu­cio­nal, por lo que es­tán en una si­tua­ción muy com­pro­me­ti­da en cuan­to fir­men cual­quier de­cre­to u or­den ad­mi­nis­tra­ti­va, como se­ría la com­pra de las ur­nas. «Si se ha­ce en­cu­bier­ta­men­te, ca­si se es­tá dan­do por sen­ta­do que aque­llo es al­go in­con­fe­sa­ble», apun­tó Ma­za.

La vía pe­nal

El mi­nis­tro de Jus­ti­cia, Ra­fael Ca­ta­lá, res­pal­dó ayer la de­ci­sión del fis­cal ge­ne­ral del Es­ta­do de per­se­guir pe­nal­men­te la com­pra de ur­nas. «La Jus­ti­cia es lenta pe­ro cier­ta, se­gu­ra y aca­ba dic­tan­do re­so­lu­cio­nes y con­de­nan­do a quien in­cum­ple las le­yes», ha avi­sa­do. De mo­men­to, la con­se­je­ra de Go­ber­na­ción es la úni­ca del Go­bierno ca­ta­lán que es­tá impu­tada, en con­cre­to por el fa­lli­do con­cur­so pa­ra la com­pra de las ur­nas. Ade­más, es­tán in­ves­ti­ga­dos la pre­si­den­ta de la Cá­ma­ra ca­ta­la­na y cin­co miem­bros de la me­sa. Las ur­nas se han con­ver­ti­do en el fe­ti­che de la pug­na en­tre el Go­bierno cen­tral y el au­to­nó­mi­co. En con­tra de lo que di­ce el pri­me­ro, que ase­gu­ra que no ha­brá re­fe­ren­do, Puig­de­mont lle­va se­ma­nas ad­vir­tien­do que el 1-O ha­brá ur­nas y es­ta­rán lle­nas. El mar­tes por la no­che in­sis­tió una vez más y pi­dió al Go­bierno cen­tral que «res­pe­te la de­mo­cra­cia». «So­mos un pue­blo ci­vi­li­za­do», di­jo, por lo que «no es ne­ce­sa­rio que en­víen a la Guar­dia Ci­vil ni a los fis­ca­les» ni «nos echen las cloa­cas», re­ma­tó.

Al mar­gen de los ava­ta­res, la cam­pa­ña pa­ra el 1-O em­pie­za a ele­var el tono y ayer co­gió múscu­lo, con la ce­le­bra­ción de un cen­te­nar de mí­ti­nes or­ga­ni­za­dos por Junts pel Sí y la ANC, pa­ra ex­pli­car la con­sul­ta. Son, a pe­que­ña es­ca­la, ac­tos como el del Tea­tro Na­cio­nal de Ca­ta­lun­ya, en el que Puig­de­mont y Jun­que­ras pre­sen­ta­ron la ley del re­fe­ren­do.

El pri­mer se­cre­ta­rio del PSC, mien­tras, pi­dió a Ma­riano Ra­joy que ac­túe en el 1-O como hi­zo en el 9N; es de­cir, de­jan­do ha­cer. A su jui­cio, no se­rá un re­fe­ren­do efec­ti­vo, sino un «si­mu­la­cro de vo­ta­ción», sin ur­nas ni co­le­gios, pe­ro sí «lu­ga­res de vo­ta­ción, ca­jas y al­gún pa­pe­li­to».

Iba­rret­xe, en Barcelona.

TO­NI ALBIR

El ex­len­da­ka­ri Iba­rret­xe (PNV), en la ima­gen con el nue­vo por­ta­voz del Go­bierno ca­ta­lán y con­se­je­ro de Pre­si­den­cia, Jor­di Tu­rull, en Barcelona, no ha que­ri­do po­le­mi­zar con el he­cho de que el len­da­ka­ri Ur­ku­llu apues­te más por una vía pac­tis­ta con el Es­ta­do que por una rup­tu­ris­ta. EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.