Ma­cron ful­mi­na al je­fe de los ejér­ci­tos

El ge­ne­ral Pie­rre de Vi­lliers se atre­vió a que­jar­se del re­cor­te en el gas­to mi­li­tar

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - FER­NAN­DO ITURRIBARRÍA

Or­deno y man­do. Más ju­pi­te­ri­no que nun­ca, Em­ma­nuel Ma­cron ful­mi­nó al ge­ne­ral en je­fe de los ejér­ci­tos. El pri­mer presidente fran­cés que no cum­plió el ser­vi­cio mi­li­tar pu­so or­den en las fi­las. Pie­rre de Vi­lliers le pre­sen­tó ayer su di­mi­sión irre­vo­ca­ble como je­fe de Es­ta­do Ma­yor de las fuer­zas ar­ma­das. La re­nun­cia, sin pre­ce­den­tes des­de la gue­rra de Ar­ge­lia en la dé­ca­da de 1960, es el pea­je de las que­jas del di­mi­sio­na­rio por los re­cor­tes en el pre­su­pues­to mi­li­tar.

De fa­mi­lia aris­to­crá­ti­ca, ca­tó­li­ca y reac­cio­na­ria, Pie­rre Le Jo­lis de Vi­lliers de Sain­tig­non era un man­do he­re­da­do de la pre­si­den­cia de Ho­llan­de. Ocu­pa­ba la cús­pi­de de la cú­pu­la mi­li­tar des­de fe­bre­ro de 2014. A los 61 años ha­bía lle­ga­do al lí­mi­te le­gal de edad pa­ra per­ma­ne­cer en ac­ti­vo. Pe­ro Ma­cron le aca­ba­ba de pro­rro­gar en sus fun­cio­nes has­ta el 31 de ju­lio de 2018. El ge­ne­ral de cin­co es­tre­llas com­par­tía su pro­me­sa elec­to­ral de ele­var el pre­su­pues­to de De­fen­sa has­ta el 2% de la ri­que­za na­cio­nal en 2025 (50.000 mi­llo­nes de eu­ros, 18.000 más que aho­ra). Has­ta que el Mi­nis­te­rio de Economía anun­ció un re­cor­te de 850 mi­llo­nes, el pre­cio de 360 blin­da­dos, en el mar­co de un ajus­te de 4.500 mi­llo­nes en el gas­to pú­bli­co en el ac­tual ejer­ci­cio pa­ra cum­plir los ob­je­ti­vos de dé­fi­cit.

«No voy a de­jar que me jo­dan así», re­fun­fu­ñó De Vi­lliers con el pro­ver­bial len­gua­je cuar­te­le­ro de la ca­ba­lle­ría, su cuer­po de ar­mas. Lo hi­zo an­te los dipu­tados de la co­mi­sión de De­fen­sa a puer­ta ce- rra­da. Pe­ro sus in­cen­dia­rias pa­la­bras fue­ron fil­tra­das a la pren­sa. Ma­cron man­dó a pa­rar. «Yo soy vues­tro je­fe», pro­cla­mó en la re­cep­ción cas­tren­se del 14 de ju­lio. El je­fe del Es­ta­do y, cons­ti­tu­cio­nal­men­te, de los Ejér­ci­tos, re­pro­chó al amo­ti­na­do la ma­ne­ra «in­dig­na» de ai­rear sus dis­cre­pan­cias sin sen­ti­do del de­ber ni de la re­ser­va. La hu­mi­lla­ción pú­bli­ca del ge­ne­ral an­te sus su­bor­di­na­dos y la pla­na ma­yor mi­li­tar le de­jó con las ho­ras con­ta­das.

El presidente y el ge­ne­ral es­ce­ni­fi­ca­ron la rup­tu­ra en el des­fi­le de la fies­ta na­cio­nal a bor­do de un vehícu­lo mi­li­tar. El pri­me­ro sa­lu­dan­do son­rien­te, el otro se­rio e im­pa­si­ble el ade­mán. Al día si­guien­te el man­do des­au­to­ri­za­do y mo­ral­men­te de­gra­da­do pu­bli­có en Fa­ce­book una car­ta a un jo­ven re­clu­ta. Era una alu­sión diá­fa­na a un presidente de 39 años que nun­ca ha ves­ti­do el uni­for­me. «Por­que to­do el mun­do tie­ne sus in­su­fi­cien­cias, nadie me­re­ce ser se­gui­do a cie­gas», hur­gó en la con­fian­za he­ri­da. Los in­ten­tos de una sa­li­da ai­ro­sa a la cri­sis que­da­ron con­de­na­dos al fra­ca­so.

El Go­bierno lo re­le­vó ayer por el ge­ne­ral Fra­nçois Le­co­in­tre, de 55 años, que era je­fe del ga­bi­ne­te mi­li­tar del pri­mer mi­nis­tro des­de que fue nom­bra­do por el so­cia­lis­ta Ma­nuel Valls en 2016. Pro­ce­den­te de la In­fan­te­ría de Ma­ri­na y cur­ti­do en la primera gue­rra del Gol­fo, Yi­bu­ti, So­ma­lia y Ruan­da du­ran­te el ge­no­ci­dio de 1994, en ma­yo de 1995 el en­ton­ces ca­pi­tán di­ri­gió el asal­to al puen­te de Sa­ra­je­vo. «Es un hé­roe que su­po li­be­rar a los sol­da­dos fran­ce­ses en la gue­rra de Bos­nia-Her­ze­go­vi­na y lan­zar­se al asal­to con la ba­yo­ne­ta», en­fa­ti­zó el mi­nis­tro por­ta­voz en una odio­sa com­pa­ra­ción por de­fec­to.

En el Con­se­jo de Mi­nis­tros Ma­cron rin­dió pro­to­co­la­rio ho­me­na­je al ce­san­te, que se des­pi­dió de sus tro­pas con un úl­ti­mo brin­dis al sol: «Val­go lo que quie­ro». Con el epi­so­dio, Ma­cron, muy cri­ti­ca­do por la opo­si­ción, emi­te un men­sa­je de au­to­ri­dad y firmeza al in­flu­yen­te gru­po de pre­sión de la in­dus­tria mi­li­tar, in­sa­cia­ble en la es­ca­la­da del gas­to en ar­ma­men­to. De pa­so, lan­za un avi­so. En el co­rral de los or­gu­llos pa­trios so­lo hay un ga­llo. Los ra­yos de Jú­pi­ter ful­mi­nan a quie­nes rom­pen fi­las.

J. DE ROSA EFE

Ma­cron y el ge­ne­ral de Vi­lliers el pa­sa­do día 14 en París, du­ran­te la fies­ta na­cio­nal fran­ce­sa.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.