Trump es­con­dió una se­gun­da ci­ta con Pu­tin

El ru­so Ike Ka­ve­lad­ze tam­bién asis­tió a la reunión del hi­jo del presidente con la emi­sa­ria de Mos­cú

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - ADRIA­NA REY

La fal­ta de trans­pa­ren­cia de la Ca­sa Blan­ca ha si­do la es­po­le­ta de la nue­va con­tro­ver­sia que sa­cu­de a una pre­si­den­cia en per­ma­nen­te con­flic­to. Ayer el es­cán­da­lo vino con la re­ve­la­ción de que Do­nald Trump y Vla­di­mir Pu­tin man­tu­vie­ron un se­gun­do en­cuen­tro en la cum­bre del G20 que has­ta aho­ra los me­dios des­co­no­cían. Se pro­du­jo ho­ras después del pri­mer ca­ra a ca­ra que tu­vo lu­gar el pa­sa­do 7 de ju­lio y cu­ya con­ver­sa­ción se alar­gó más de dos ho­ras.

«La fal­sa no­ti­cia de la ce­na se­cre­ta con Pu­tin es en­fer­ma. To­dos los lí­de­res del G20 y cón­yu­ges, fue­ron in­vi­ta­dos por la can­ci­ller ale­ma­na», denunció el presidente en Twit­ter tras las pri­me­ras in­for­ma­cio­nes apor­ta­das por el ex­per­to en geo­po­lí­ti­ca, Ian Brem­mer. Fue él quien con­fir­mó que el en­cuen­tro ha­bía du­ra­do una ho­ra y que Pu­tin es­tu­vo acom­pa­ña­do de su tra­duc­tor ofi­cial, mien­tras que Trump es­ta­ba so­lo.

«No hu­bo un se­gun­do en­cuen­tro, so­lo una bre­ve con­ver­sa­ción al fi­nal de una ce­na. La in­si­nua­ción de que se tra­tó de es­con­der los he­chos es fal­sa, ma­li­cio­sa y ab­sur­da», de­fen­dió la Ca­sa Blan­ca en un co­mu­ni­ca­do en el que de­ta­lló có­mo Trump se le­van­tó en mi­tad de la co­mi­da pa­ra sen­tar­se al la­do de Pu­tin y ha­blar con él. «In­ter­ac­tuar con lí­de­res mun­dia­les es par- te de los de­be­res del presidente», jus­ti­fi­có el por­ta­voz del Con­se­jo de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal, en un in­ten­to de mi­ni­mi­zar los da­ños y antes de que el Krem­lin sa­lie­se en su de­fen­sa. «Quie­ren mi­nar la au­to­ri­dad del presidente Trump», denunció el vi­ce­mi­nis­tro de Ex­te­rio­res ru­so, Ser­guéi Riab­kov.

Es ver­dad que los pre­si­den­tes sue­len man­te­ner con­ver­sa­cio­nes im­pro­vi­sa­das en­tre sí. El pro­ble­ma aquí es la fal­ta de in­for­ma­ción por par­te de la ad­mi­nis­tra­ción. «Nun­ca, en mi ex­pe­rien­cia como po­li­tó­lo­go, he vis­to a dos gran­des paí­ses con una cons­te­la­ción de in­tere­ses tan di­so­nan­tes y cu­yos lí­de­res pa­re­cen ha­cer to­do lo po­si­ble pa­ra lle­var­se bien», ad­vir­tió Brem­mer.

La re­ve­la­ción del en­cuen­tro se pro­du­jo días después de que se co­no­cie­ra la reunión en­tre el hi­jo del presidente y una abo­ga­da ru­sa con in­for­ma­ción per­ju­di­cial so­bre Hi­llary Clin­ton y so­bre la que la in­te­li­gen­cia de EE.UU. con­ti­núa in­ves­ti­gan­do. Tan­to es así que ya se ha iden­ti­fi­ca­do al oc­ta­vo asis­ten­te. Se tra­ta de Ike Ka­ve­lad­ze, un em­pre­sa­rio ru­so vin­cu­la­do con el oli­gar­ca y ami­go de Trump, Aras Aga­la­rov, tam­bién in­vo­lu­cra­do en la ges­tión del en­cuen­tro en ple­na cam­pa­ña elec­to­ral. Su fi­gu­ra ya es­tá sien­do di­sec­cio­na­da por el fis­cal es­pe­cial, Ro­bert Mue­ller, así como por el Co­mi­té Ju­di­cial del Se­na­do. Su lí­der, el re­pu­bli­cano Chuck Grass­ley, ha pe­di­do in­for­ma­ción so­bre el nue­vo per­so­na­je al se­cre­ta­rio de Es­ta­do, Rex Ti­ller­son y al lí­der de Se­gu­ri­dad Na­cio­nal, John Kelly. En pa­ra­le­lo, Mue­ller dio su vis­to bueno a que Trump Jr. y el ex­je­fe de cam­pa­ña, Paul Ma­na­fort, pue­dan de­cla­rar an­te el Co­mi­té de Jus­ti­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.