El pis de los niños y la edu­ca­ción

La Voz de Galicia (Lugo) - - Al sol - INÉS REY

Con­ta­ba ayer mi ami­go Pe­drou­zo lo di­fí­cil que le re­sul­ta ha­cer pis en pú­bli­co, so­bre to­do en el mar. Es el pu­dor de lo es­ca­tó­lo­gi­co, muy com­pren­si­ble has­ta que tie­nes hi­jos, que­ri­do Isaac. Des­de que les qui­tas el pa­ñal, te pa­sas los si­guien­tes tres, seis o nue­ve meses, de­pen­dien­do del ani­mal, educando es­fín­te­res. En­tran­do en ba­res a pe­dir que te de­jen usar el aseo o po­nién­do­los di­rec­ta­men­te en­tre dos co­ches a ali­viar la ve­ji­ga. Me­nos en San­xen­xo, cla­ro, don­de te sa­le la mic­ción ur­ba­na a 90 pa­vos el li­tro. Avi­sa cuan­do ten­gas pi­pí, se avi­sa antes no después, un pis y a la ca­ma, no se ha­ce pis en la al­fom­bra, so­lo en el vá­ter o en las plan­tas pa­ra que crez­can. Tan bien los edu­cas, que el pri­mer día del ve­rano tie­nes que sa­car­los sie­te ve­ces de la pis­ci­na a ca­da uno pa­ra lle­var­los al ba­ño, por­que «di­ce la abue­la que si meo en la pis­ci­na sa­le un círcu­lo rojo». De­ses­pe­ra­da, les pi­des por fa­vor que meen den­tro, que no sa­le nin­gún círcu­lo, y ter­mi­nas ha­cién­do­lo tú mis­ma pa­ra que com­prue­ben que es ver­dad. Es­to de dar ejem­plo con el pis se pro­lon­ga has­ta la ado­les­cen­cia. Sin ir más le­jos, es­tá­ba­mos en las fies­tas del pue­blo el sá­ba­do pa­sa­do cuan­do a la hi­ja pre­pú­ber de mis ami­gos le en­tra­ron ga­nas, «pe­ro aquí no que me ven». En un arran­que de so­li­da­ri­dad fe­me­ni­na, nos fui­mos to­das de­trás de un se­to a ha­cer pis en equi­po, ma­dres e hi­jas. Ali­via­das y or­gu­llo­sas de la ha­za­ña, vol­vi­mos a la zo­na de la or­ques­ta, don­de mi ma­ri­do me es­pe­ra­ba re­sig­na­do: «La pró­xi­ma vez pro­cu­ra ha­cer­lo de­trás del se­to y no al la­do, que te ha vis­to el cu­lo to­do el pue­blo». To­do tie­ne sus ries­gos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.