Más de 90 es­tre­llas de la BBC co­bran más que la primera mi­nis­tra bri­tá­ni­ca

El Go­bierno exi­gió pu­bli­car unos suel­dos que re­ve­lan una gran dis­cri­mi­na­ción se­xual

La Voz de Galicia (Lugo) - - Alta Definición - RI­TA ÁLVAREZ DE TUDELA LONDRES / CORRESPONSAL

El pre­sen­ta­dor bri­tá­ni­co del po­pu­lar pro­gra­ma Break­fast Show, emi­ti­do en la ra­dio BBC 2, Ch­ris Evans, ga­na al año unos 2,25 mi­llo­nes de li­bras (2,54 mi­llo­nes de eu­ros), fren­te a los 510.000 eu­ros que ga­na Clau­dia Win­kle­man, pre­sen­ta­do­ra de Strictly Co­me Dan­cing y primera mujer que apa­re­ce en la cri­ti­ca­da lis­ta he­cha pú­bli­ca ayer por primera vez en la his­to­ria de la cor­po­ra­ción.

La ca­de­na pú­bli­ca, que se fi­nan­cia a tra­vés de un ca­non que pa­gan los bri­tá­ni­cos por te­le­vi­sor, se vio obli­ga­da a di­fun­dir los sa­la­rios de sus prin­ci­pa­les tra­ba­ja­do­res por primera vez en su his­to­ria a ins­tan­cias del Go­bierno.

La apa­ri­ción de la lis­ta con 96 nom­bres, que co­bran más que los 169.470 eu­ros que per­ci­be la primera mi­nis­tra, The­re­sa May, ex­pu­so una se­rie de dis­pa­ri­da­des, pues so­lo un ter­cio de los ma­yo­res asa­la­ria­dos son mu­je­res. Los abo­ga­dos ad­vir­tie­ron ayer de que la BBC es­tá aho­ra ex­pues­ta a re­cla­ma­cio­nes de dis­cri­mi­na­ción se­xual por par­te de sus pre­sen­ta­do­ras. El di­rec­tor ge­ne­ral de la ca­de­na, Tony Hall, se com­pro­me­tió a aca­bar con la bre­cha sa­la­rial pa­ra el año 2020.

Evans re­co­no­ció que era «co­rrec­to y apro­pia­do» que el pú­bli-

co se­pa cuán­to co­bran los miem­bros del ca­nal pú­bli­co. En la lis­ta de los mejores pa­ga­dos es­tán tam­bién Gary Li­ne­ker, quien ob­tu­vo unos 1,97 mi­llo­nes de eu­ros anua­les, y Graham Nor­ton, con más de 961.000, se­gún ci­fras pu­bli­ca­das por la cor­po­ra­ción.

La mi­nis­tra de Cul­tu­ra, Ka­ren Brad­ley, de­fen­dió que la pu­bli­ca­ción de los sa­la­rios pro­mo­ve­ría la igual­dad en lu­gar de ex­pri­mir los re­cur­sos de la cor­po­ra­ción. Pe­ro los opo­si­to­res a la BBC ata­ca­ron a la em­pre­sa y la­men­ta­ron el pa­go de una ca­non anual obli­ga­to­rio que rea­li­za ca­da

ho­gar bri­tá­ni­co por te­le­vi­sor pa­ra su fi­nan­cia­ción.

Pe­ro no to­dos vie­ron con bue­nos ojos la pu­bli­ca­ción de la lis­ta. De he­cho, la ex mi­nis­tra con­ser­va­do­ra An­na Soubry la ca­li­fi­có como «una ver­güen­za» y «com­ple­ta­men­te in­dig­na», pro­nun­cián­do­se así en con­tra de la de­ci­sión to­ma­da por John Whit­ting­da­le, el ex­mi­nis­tro de Cul­tu­ra ba­jo el go­bierno de Da­vid Ca­me­ron que fue el que pro­mo­vió la trans­pa­ren­cia en los suel­dos que per­ci­ben las es­tre­llas del ca­nal.

«Como ve­mos hoy hay al­gu­nas per­so­nas en el sec­tor pú­bli­co

que es­tán sien­do muy bien pa­ga­das», de­cía du­ran­te su in­ter­ven­ción en el par­la­men­to la lí­der con­ser­va­do­ra, The­re­sa May, en re­fe­ren­cia a las re­mu­ne­ra­cio­nes que su­pe­ran las 150.000 li­bras bru­tas al año (169.470 eu­ros), su suel­do como primera mi­nis­tra, y en pleno de­ba­te so­bre las res­tric­cio­nes sa­la­ria­les del sec­tor pú­bli­co bri­tá­ni­co.

Tras la pu­bli­ca­ción de la lis­ta, los sin­di­ca­tos abo­ga­ron por­que se dé un sa­la­rio de­cen­te a los em­plea­dos con sa­la­rios ba­jos, ya que al­gu­nos téc­ni­cos no lle­gan a los 22.600 eu­ros al año.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.