Juz­ga­do por un de­li­to de coac­cio­nes un hom­bre con­de­na­do a 8 años por violación

La Voz de Galicia (Lugo) - - Lugo -

En agos­to de 2013 fue con­de­na­do a ocho años de pri­sión por la violación de un jo­ven de 20 años en la ma­dru­ga­da del 16 de enero de 2012. Ayer, es­te hom­bre, que aún cum­ple con­de­na, fue juz­ga­do en la Au­dien­cia Pro­vin­cial, acu­sa­do de un de­li­to con­ti­nua­do de coac­cio­nes, por el que la fis­ca­la pi­de tres años de cár­cel, mien­tras que la acu­sa­ción par­ti­cu­lar so­li­ci­ta, a ma­yo­res de lo que pi­de el mi­nis­te­rio pú­bli­co, otros 12 por agre­sión se­xual. El acu­sa­do fue en su día un vo­lun­ta­rio de Pro­tec­ción Ci­vil.

Los he­chos juz­ga­dos ayer se desa­rro­lla­ron en agos­to de 2010. Se­gún el re­la­to de la fis­ca­lía, el acu­sa­do y la víc­ti­ma y de­nun­cian­te, que en­ton­ces era me­nor de edad, se co­no­cie­ron y man­tu­vie­ron re­la­cio­nes. Pe­ro lle­gó un mo­men­to en que el jo­ven, aún in­se­gu­ro de su iden­ti­dad se­xual, qui­so po­ner fin a la re­la­ción. Fi­nal­men­te, tras re­ci­bir una lla­ma­da del acu­sa­do, la víc­ti­ma acu­dió a su pi­so. Fue un en­cuen­tro di­fí­cil, tras el cual el acu­sa­do ame­na­zó al jo­ven con di­fun­dir sus fotos. El en­ton­ces ado­les­cen­te cam­bió ra­di­cal­men­te su for­ma de ser, y pa­só de ser una per­so­na co­mu­ni­ca­ti­va a en­ce­rrar­se en sí mis­mo y aca­bó tras­la­dan­do su re­si­den­cia a Madrid. Ayer de­cla­ró tras un biom­bo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.