En la uci tras una coz en Friol que su je­fe qui­so ocul­tar co­sién­do­le la he­ri­da

De­nun­cia que el due­ño de la gran­ja en la que tra­ba­ja­ba le im­pi­dió ir al mé­di­co por­que no es­ta­ba ase­gu­ra­da

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - TA­NIA TA­BOA­DA

Su­sa­na y Jo­nat­han, una pa­re­ja (ella de 23 años y de Te­ruel y él de 27 años y de Na­va­rra) pre­sen­ta­ron en un juz­ga­do de Lu­go una de­nun­cia con­tra los ad­mi­nis­tra­do­res de una em­pre­sa ga­na­de­ra de Pa­cios (cu­ya ver­sión de los he­chos no fue po­si­ble ob­te­ner) en el mu­ni­ci­pio lu­cen­se de Friol, por unos su­pues­tos he­chos ocu­rri­dos en la gran­ja don­de em­pe­za­ron a tra­ba­jar el 18 de ju­nio. «Em­pe­za­mos a bus­car tra­ba­jo pa­ra ve­rano y vi­mos en In­ter­net que una ga­na­de­ría de Friol bus­ca­ba per­so­nal. Con­tac­ta­mos con una de las ad- mi­nis­tra­do­ras, nos ofre­ció 2.500 eu­ros pa­ra los dos y acep­ta­mos», in­di­có la pa­re­ja, que lle­gó a Friol el 18 de ju­nio y se hos­pe­dó en la se­gun­da plan­ta de la ca­sa de los pro­pie­ta­rios, un hom­bre de 80 años y sus dos hi­jos.

Se­gún re­la­ta la pa­re­ja, su in­ten­ción era re­gre­sar en oc­tu­bre a su lu­gar de ori­gen, pe­ro a la se­ma­na de lle­gar sur­gie­ron los pro­ble­mas. Su­pues­ta­men­te, el 24 de ju­nio, una ye­gua pro­pie­dad de los aho­ra de­nun­cia­dos, le pro­pi­nó una pa­ta­da en el ab­do­men a la jo­ven y le abrió la he­ri­da de una ce­sá­rea que le ha­bían he­cho en abril del año pa­sa­do. «Uno de los due­ños, el de 80 años, es­ta­ba cer­ca cuan­do se pro­du­jo el per­can­ce. Es­cu­chó mis gri­tos y vino al lu­gar. Le di­je que que­ría ir al mé­di­co pe­ro me di­jo que no fue­ra por­que no es­tá­ba­mos da­dos de al­ta en la Se­gu­ri­dad So­cial. Me co­gió, me lle­vó pa­ra den­tro de un es­ta­blo, me pu­so anes­te­sia de ca­ba­llo y me co­sió la he­ri­da con una agu­ja y un hi­lo ver­de», ma­ni­fes­tó Su­sa­na, que in­di­có que se pu­so en sus ma­nos an­te la ne­ga­ti­va de es­te de lle­var­la al mé­di­co.

Se­gún in­di­có la jo­ven, al día si­guien­te del per­can­ce con­ti­nuó con sus tra­ba­jos. «Se­guí le­van­tan­do sa­cos de pien­so de 20 ki­los pa­ra los po­llos has­ta que em­pe­cé a no­tar un agu­je­ro en la he­ri­da, que su­pu­ra­ba. Em­pe­cé a man­char las ca­mi­se­tas, a te­ner do­lor en el ab­do­men, y el 7 de ju­lio fui al hos­pi­tal. Ese día los due­ños nos di­je­ron que te­nía­mos una ho­ra pa­ra re­co­ger nues­tras co­sas», in­di­có Su­sa­na. Ac­to se­gui­do su pa­re­ja lla­mó a la am­bu­lan­cia y la re­co­gió, so­bre las on­ce ho­ras, en la ca­rre­te­ra que da ac­ce­so a la ex­plo­ta­ción. «Me vino a re­co­ger a la ca­rre­te­ra por­que los due­ños nos te­nían in­ter­nos. Nos vie­ron es­pe­ran­do por la am­bu­lan­cia pe­ro ni ca­so nos hi­cie­ron. Pa­sa­ron los tres en el co­che y se fue­ron a Bél­gi­ca, lu­gar don­de es­tán aho­ra», in­di­có la pa­re­ja.

Una vez en el hos­pi­tal, la jo­ven fue aten­di­da y tras ha­cer­le las cu­ras y prue­bas le die­ron el al­ta. «No­ta­ba que em­peo­ra­ba y al día si­guien­te vol­vi­mos a ur­gen­cias. Me in­gre­sa­ron en la uci», in­di­có la jo­ven, que apor­tó el in­for­me mé­di­co de la pri­me­ra asis­ten­cia y el jus­ti­fi­can­te de in­gre­so.

Se­gún ma­ni­fes­tó la pa­re­ja, los pro­pie­ta­rios le co­mu­ni­ca­ron que no vol­vie­ran por la ex­plo­ta­ción y pa­ra ello le man­da­ron un bu­ro­fax, co­mu­ni­cán­do­les el aban­dono del pues­to de tra­ba­jo. «Nos hi­cie­ron una trans­fe­ren­cia a nues­tras cuen­tas de 160 eu­ros a Su­sa­na y 333 eu­ros a mí», in­di­có Jo­nat­han, que de­nun­ció que los due­ños no le de­ja­ron sa­car sus per­te­nen­cias de la ca­sa y que aún si­guen allí.

Ins­pec­ción de Tra­ba­jo

Se­gún in­di­có la pa­re­ja, fue­ron da­dos de al­ta en la Se­gu­ri­dad So­cial el 7 de ju­lio, día que la jo­ven acu­dió al HU­LA. No obs­tan­te, los jó­ve­nes ase­gu­ra­ron que no dis­po­nen de nin­gún ti­po de con­tra­to de tra­ba­jo, al­go que tie­nen con­fir­ma­do con la ges­to­ría. Por es­ta ra­zón, in­ter­pu­sie­ron el día 12 una de­nun­cia. «No nos fa­ci­li­ta­ron con­tra­to ni nó­mi­nas a pe­sar de pe­dir­les la do­cu­men­ta­ción. Des­co­no­ce­mos si nos die­ron de al­ta en la Se­gu­ri­dad So­cial», con­clu­yó la pa­re­ja.

Afir­ma que una ye­gua le dio una coz en el ab­do­men y le abrió la he­ri­da de una ce­sá­rea

AL­BER­TO LÓ­PEZ

La mu­jer, que tie­ne 23 años y tra­ba­ja­ba sin con­tra­to en una gran­ja, en la ca­ma del hos­pi­tal de Lu­go.

AL­BER­TO LÓ­PEZ

Su­sa­na, en la ca­ma del hos­pi­tal de Lu­go, don­de se re­cu­pe­ra de sus le­sio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.