A pro­pó­si­to de una sen­ten­cia

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión -

A ver. No se tra­ta de, en un cla­ro abu­so de au­to­ri­dad y fuer­za bru­ta, dar­le una pa­li­za a un ni­ño, ac­ti­tud to­tal­men­te re­cha­za­ble y pu­ni­ble por el or­de­na­mien­to ju­rí­di­co. Se tra­ta sim­ple­men­te de un ca­che­te, co­sa que por lo me­nos a los de mi ge­ne­ra­ción nos ocu­rrió va­rias ve­ces cuan­do éra­mos ni­ños. Y aquí es­ta­mos, bas­tan­te bien edu­ca­dos, sin ne­ce­si­dad de un psicólogo por no sé qué trau­ma in­fan­til y muy agra­de­ci­dos a nues­tros ma­yo­res por la bue­na edu­ca­ción que nos han da­do.

Creo que el pro­ble­ma ra­di­ca más bien en, por mu­cho que se pue­da eco­nó­mi­ca­men­te, com­prar­le a un ni­ño de 11 años un te­lé­fono mó­vil que a esa edad creo que no ne­ce­si­ta pa­ra na­da y que cues­ta, se­gún la sen­ten­cia, más de lo que dis­po­nen pa­ra vi­vir al mes la mi­tad de las fa­mi­lias es­pa­ño­las.

Y el mu­cha­chi­to, en vez de es­tar agra­de­ci­do por el tra­to re­ci­bi­do, cuan­do su ma­dre le or­de­na al­go ló­gi­co, se nie­ga, ti­ra al sue­lo el

smartp­ho­ne, que se rom­pe, y en un alar­de de ma­du­rez que no de­mos­tró pa­ra otras ac­ti­tu­des, se va él so­li­to a pre­sen­tar una de­nun­cia con­tra su ma­dre por dar­le una co­lle­ja.

Se di­ce que tie­ne el «sín­dro­me de em­pe­ra­dor de la ca­sa». Cla­ro, ¿y qué es­pe­rá­ba­mos? A mí una sen­ten­cia así, que di­ce que aquí no ha pa­sa­do na­da, me re­con­for­ta y me ha­ce sa­cu­dir­me el com­ple­jo de vie­jo tras­no­cha­do. MA­NUEL LÓ­PEZ

MÉN­DEZ. TEO.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.