La in­ves­ti­ga­ción del Con­gre­so con­clu­ye que hu­bo una po­li­cía po­lí­ti­ca al ser­vi­cio del PP

So­lo C’s se des­mar­ca del acuer­do al­can­za­do por la opo­si­ción

La Voz de Galicia (Lugo) - - España - PAU­LA DE LAS HE­RAS

Exis­tió una bri­ga­da po­li­cial que du­ran­te la pa­sa­da le­gis­la­tu­ra se de­di­có a se­guir a ri­va­les po­lí­ti­cos del PP y fa­bri­car prue­bas de­lic­ti­vas en su con­tra. Es la con­clu­sión a la que han lle­ga­do la ma­yo­ría de los gru­pos de la opo­si­ción des­pués de diez me­ses de tra­ba­jo in­ter­mi­ten­te en la co­mi­sión de in­ves­ti­ga­ción par­la­men­ta­ria so­bre es­te asun­to. So­lo hu­bo una ex­cep­ción: Ciu­da­da­nos. La for­ma­ción de Al­bert Ri­ve­ra se des­mar­có ayer del acuer­do de mí­ni­mos al­can­za­do con el res­to de fuer­zas y op­tó por no apo­yar el dic­ta­men con­jun­to que se­ña­la al ex­mi­nis­tro del In­te­rior, Jor­ge Fer­nán­dez Díaz, y al ex director general de la Po­li­cía, Ig­na­cio Co­si­dó, co­mo res­pon­sa­bles de un uso par­ti­dis­ta de los me­dios del Es­ta­do.

El por­ta­voz de la for­ma­ción li­be­ral en la co­mi­sión, Mi­guel Gu­tié­rrez, ar­gu­men­tó que el tex­to acor­da­do por «un PSOE po­de­mi­za­do», Po­de­mos y «las fuer­zas se­ce­sio­nis­tas» del Con­gre­so «no re­fle­ja la reali­dad» de lo des­ve­la­do a par­tir de la do­cu­men­ta­ción ob­te­ni­da y los tes­ti­mo­nios de los cin­co úni­cos com­pa­re­cien­tes a los que se dio au­dien­cia: los ci­ta­dos Fer­nán­dez y Co­si­dó; el ex­di­rec­tor de la Ofi­ci­na An­ti­frau­de de Ca­ta­lu­ña, Daniel de Al­fon­so, cu­ya con­ver­sa­ción gra­ba­da con el ministro dio ori­gen a las pes­qui­sas; el ex director ad­jun­to ope­ra­ti­vo (DAO) de la Po­li­cía, Eu­ge­nio Pino, y su ex je­fe de ga­bi­ne­te, el ins­pec­tor Jo­sé Án­gel Fuen­tes Ga­go.

«Creemos que ha que­da­do cla­ra la in­com­pe­ten­cia del ministro y del director general de la Po­li­cía, que no con­tro­la­ron lo que es­ta­ban ha­cien­do al­gu­nos de sus man­dos; a par­tir de ahí —adu­jo Gu­tié­rrez—, no he vis­to prue­ba al­gu­na pa­ra ase­gu­rar que hu­bo per­se­cu­ción». Los de­más par­ti­dos de la opo­si­ción, en cam­bio, sos­tie­nen que así fue, aun­que no to­dos es­ta­ban dis­pues­tos a lle­gar igual de le­jos en sus con­clu­sio­nes ni com­par­ten opinión so­bre cuá­les de­ben ser las con­se­cuen­cias de lo des­ve­la­do. Eso ex­pli­ca que, pe­se a ha­ber pac­ta­do un tex­to con­jun­to, que se vo­ta­rá en el pleno de la Cá­ma­ra ba­ja, to­dos anun­cia­ran ayer su in­ten­ción de ex­po­ner igual­men­te an­te el he­mi­ci­clo un vo­to par­ti­cu­lar que per­mi­ti­rá dar vi­si­bi­li­dad a dis­tin­tos cri­te­rios.

Sí hu­bo con­sen­so en que des­de In­te­rior se creó una po­li­cía po­lí­ti­ca a la que se bus­có re­fu­gio en es­truc­tu­ras no for­ma­les de las fuer­zas de se­gu­ri­dad y que su ob­je­ti­vo era des­acre­di­tar a los ri­va­les po­lí­ti­cos del PP.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.