El Go­bierno so­lo con­ce­de uno de ca­da cien in­dul­tos que se so­li­ci­tan

Nin­gún per­dón en los úl­ti­mos tres años a co­rrup­tos

La Voz de Galicia (Lugo) - - España - ANDER AZPIROZ

El Go­bierno ha de­ci­di­do dar un fre­na­zo a la con­ce­sión de in­dul­tos. La sub­se­cre­ta­ria de Jus­ti­cia, Au­rea Rol­dán, ex­pli­có ayer en el Con­gre­so que en los dos úl­ti­mos años ape­nas se ha aten­di­do una de ca­da cien so­li­ci­tu­des pre­sen­ta­das. Si ha­ce una dé­ca­da la me­dia era otor­gar 400 me­di­das de gra­cia anua­les, en el 2016 el Con­se­jo de Mi­nis­tros ape­nas apro­bó 27 de las 3.774 que le lle­ga­ron.

Rol­dán se­ña­ló que el Go­bierno ha que­ri­do ser «ex­tre­ma­da­men­te cau­te­lo­so» en el uso de es­te pri­vi­le­gio he­re­da­do de los mo­nar­cas del An­ti­guo Ré­gi­men y que en otros paí­ses re­cae en el má­xi­mo ór­gano ju­di­cial y no en el Eje­cu­ti­vo. La sub­se­cre­ta­ria de Jus­ti­cia se­ña­ló que se pre­ten­de man­te­ner el má­xi­mo res­pe­to a las sen­ten­cias ju­di­cia­les, lo que in­clu­ye ade­más te­ner en cuen­ta los in­for­mes no vin­cu­lan­tes que rea­li­zan los tri­bu­na­les san­cio­na­do­res y la Fis­ca­lía so­bre las pe­ti­cio­nes de me­di­das de gra­cia.

So­bre los be­ne­fi­cia­rios, un 50 % de ellos son con­de­na­dos por de­li­tos con­tra la sa­lud pú­bli­ca. En es­tos ca­sos el Go­bierno va­lo­ra la in­fluen­cia de la dro­go­de­pen­den­cia y que el con­de­na­do es­té reha­bi­li­ta­do. Rol­dán tam­bién es­pe­cí­fi­co que to­das las me­di­das de gra­cia con­ce­di­das en los dos úl­ti­mos años son par­cia­les, lo que im­pli­ca que no se han per­do­na­do pe­nas com­ple­tas.

Des­de el Mi­nis­te­rio de Jus­ti­cia se qui­so ade­más des­ta­car que nin­gún con­de­na­do por co­rrup­ción, por vio­len­cia de gé­ne­ro o por de­li­to con­tra la se­gu­ri­dad vial ha si­do in­dul­ta­do des­de el 2014. Pa­ra con­ver­tir en nor­ma lo que es una po­si­ción po­lí­ti­ca, el PSOE ha pre­sen­ta­do una pro­po­si­ción en el Con­gre­so pa­ra im­pe­dir por ley que co­rrup­tos y mal­tra­ta­do­res pue­dan ser per­do­na­dos. Una po­si­ción con la que el PP no so­lo es­tá de acuer­do, sino que in­clu­so apues­ta por ex­ten­der a otro ti­po de de­li­tos gra­ves.

Des­de la re­for­ma del Có­di­go Pe­nal en el 2015, el Go­bierno es­tá obli­ga­do a in­for­mar ca­da año de los in­dul­tos que aprue­ba, una me­di­da pa­ra dar ma­yor trans­pa­ren­cia a la ges­tión de es­tas me­di­da de gra­cias. Pe­ro has­ta aho­ra Jus­ti­cia no ha­bía da­do cuen­ta al res­pec­to. En­tre las po­cas críticas que re­ci­bió Rol­dán des­ta­ca­ron las de Po­de­mos. La for­ma­ción li­de­ra­da por Pa­blo Igle­sias de­nun­ció el ex­ce­si­vo uso del in­dul­to cuan­do lle­ga a pro­pues­ta de las co­fra­días de Se­ma­na San­ta, al­go que pa­ra el par­ti­do mo­ra­do no tie­ne ca­bi­da en un es­ta­do lai­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.