La ge­ne­ra­ción de la sal­sa y el «new wa­ve», ren­di­da al «mi­llen­nia­lis­mo»

La Voz de Galicia (Lugo) - - Al Sol - L. G. V.

Ni más ni me­nos que 35.000 personas desea­ron ha­ce 26 años que llo­vie­ra ca­fé. Y eso que a nin­guno de los asis­ten­tes a los con­cier­tos que Juan Luis Gue­rra dio en Ba­laí­dos y el Co­li­seo en días con­se­cu­ti­vos les ha­cía fal­ta ca­feí­na. Por aquel en­ton­ces la ra­dio­fór­mu­la dic­ta­ba lo que ha­bía que ta­ra­rear, los rit­mos que se de­bían bai­lar en las dis­co­te­cas y las can­cio­nes con las que uno se arri­ma­ba pe­ga­di­to a la pa­re­ja de turno. Y pa­ra to­da oca­sión la mú­si­ca de es­te do­mi­ni­cano era per­fec­ta.

Ca­si trein­ta años des­pués, mu­chos de es­tos jo­ven­ci­tos re­me­mo­ra­ron ayer esas épo­cas de te­lé­fono fi­jo, ce­dé por­tá­til, pe­to va­que­ros y ra­di­cal pa­ra sa­ciar la sed. Pe­ro en la ci­ta de ayer to­do que­da­ba in­mor­ta­li­za­do en Instagram y has­ta los que aún re­cuer­dan el di­le­ma que les ge­ne­ró en 1990 es­co­ger en­tre ir a ver a Ma­don­na a Vi­go o a Prin­ce a la ciu­dad her­cu­li­na su­cum­bían a los sel­fies con dis­tin­tas po­ses.

En el con­cier­to de The Pretenders, el pú­bli­co que co­pa­ba ayer Castrelos dis­fru­ta­ba co­mo si aún fue­sen esos ado­les­cen­tes a los que les hu­bie­se en­can­ta­do ver a Ch­ris­sie Hyn­de cuan­do no te­nían que preo­cu­par­se por eso de si be­bes no con­duz­cas. Tar­da­ron en apa­re­cer por el sur de Ga­li­cia, pe­ro no de­frau­da­ron.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.