Hay que re­pe­tir las elec­cio­nes

La Voz de Galicia (Lugo) - - A Fondo - Fer­nan­do Hi­dal­go

La ima­gen de Vi­llar en sus co­mien­zos co­mo pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la era la de un hom­bre hu­mil­de y hon­ra­do que es­ta­ba dis­pues­to a re­ge­ne­rar el fút­bol. Un ti­po cu­ya úni­ca in­ten­ción era la de ser­vir a un de­por­te que a él se lo ha­bía da­do to­do. Ca­si trein­ta años des­pués ha si­do en­car­ce­la­do por ha­ber crea­do un en­tra­ma­do en la fe­de­ra­ción que ha sa­quea­do mi­llo­nes de eu­ros y que, sin du­da, ha fre­na­do el nor­mal desa­rro­llo del fút­bol en Es­pa­ña. Vi­llar fue una gran men­ti­ra. Lo po­co que ha tras­cen­di­do de las gra­ba­cio­nes de la UCO nos mues­tra lo que ya des­de fue­ra se sa­bía, que la RFEF se ha­bía con­ver­ti­do en el cor­ti­jo de los Vi­llar y de Pa­drón y que los tres ju­ga­ban co­mo les da­ba la ga­na con los eu­ros fe­de­ra­ti­vos.

Las mis­mas gra­ba­cio­nes tam­bién han pues­to de ma­ni­fies­to que las elec­cio­nes a la fe­de­ra­ción de­be­rían de re­pe­tir­se. Ha si­do un pro­ce­so su­cio de prin­ci­pio a fin, sin que al ministro Mén­dez de Vi­go pa­re­cie­ra im­por­tar­le de­ma­sia­do. Cla­ro que tam­po­co pa­re­ció im­por­tar­le que Vi­llar es­tu­vie­ra impu­tado por va­rias cau­sas y que la som­bra de la sos­pe­cha le acom­pa­ña­ra allá don­de fue­ra.

Aho­ra, el CSD ini­cia los trá­mi­tes pa­ra sus­pen­der a Vi­llar tem­po­ral­men­te, pe­ro no es su­fi­cien­te. La asam­blea que na­ció de las pa­sa­das elec­cio­nes es­tá vi­cia­da. Y de ahí no de­be sa­lir el pró­xi­mo pre­si­den­te de la fe­de­ra­ción. El CSD de­be­ría ex­plo­rar aho­ra la po­si­bi­li­dad de re­pe­tir el pro­ce­so. Y asu­mir el li­de­raz­go de la de­fen­sa de los in­tere­ses del de­por­te es­pa­ñol (en es­te ca­so, el fút­bol). Y no es­pe­rar a que las man­za­nas po­dri­das cai­gan ellas so­las del ár­bol y de­di­car­se a re­ti­rar­las con una es­co­ba.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.