La Fis­ca­lía de Ou­ren­se bus­ca prue­bas de frau­de en el Cen­tro Tec­no­ló­xi­co da Car­ne

Agen­tes po­li­cia­les se in­cau­ta­ron ayer de do­cu­men­ta­ción de la fun­da­ción, que de­pen­de de Me­dio Ru­ral

La Voz de Galicia (Lugo) - - Galicia - MAR­TA VÁZ­QUEZ

Agen­tes de la Uni­dad de De­lin­cuen­cia Es­pe­cia­li­za­da y Vio­len­ta (UDEV) de la Po­li­cía Na­cio­nal rea­li­za­ron ayer por la ma­ña­na una en­tra­da y re­gis­tro en las ins­ta­la­cio­nes del Cen­tro Tec­no­ló­xi­co da Car­ne, una fun­da­ción de­pen­dien­te de la Con­se­lle­ría de Me­dio Ru­ral, en bus­ca de prue­bas que pue­dan de­mos­trar, si es el ca­so, un pre­sun­to de­li­to con­tra la ha­cien­da pú­bli­ca por pre­va­ri­ca­ción, fal­se­dad do­cu­men­tal y mal­ver­sa­ción de fon­dos.

El re­gis­tro tu­vo lu­gar por la ma­ña­na en la se­de que la fun­da­ción tie­ne en Tec­nó­po­le, en San Ci­brao das Vi­ñas. Los agen­tes, que se des­pla­za­ron en dos vehícu­los, im­pi­die­ron el pa­so a las ofi­ci­nas a to­dos los tra­ba­ja­do­res de la se­de y, du­ran­te va­rias ho­ras, es­tu­vie­ron re­co­pi­lan­do do­cu­men­tos. No se reali­zó nin­gu­na de­ten­ción ni tam­po­co está pre­vis­to que se efec­túe du­ran­te las pró­xi­mas ho­ras, si bien el ca­so está dan­do to­da­vía sus pri­me­ros pa­sos.

La ac­tua­ción po­li­cial de­ri­va de las di­li­gen­cias abier­tas ha­ce dos me­ses en la Fis­ca­lía de Ou­ren­se, tras una de­nun­cia cu­yo ori­gen no ha tras­cen­di­do. El Cen­tro Tec­no­ló­xi­co da Car­ne, una en­ti­dad «que pre­ten­de di­na­mi­zar e me­llo­rar a ca­pa­ci­da­de com­pe­ti­ti­va do sec­tor agroa­li­men­ta­rio de Galicia», se­gún re­co­ge su pro­pia pá­gi­na web, ges­tio­na un pre­su­pues­to anual que ron­da los 3,5 mi­llo­nes de eu­ros, de los que bue­na par­te pro­ce­den de sub­ven­cio­nes de la Axen­cia Ga­le­ga de la In­no­va­ción o de la Con­se­lle­ría do Me­dio Ru­ral. Lo que se sos­pe­cha, se­gún han con­fir­ma­do fuen­tes del ca­so, es que se po­dría ha­ber he­cho un mal uso de ese di­ne­ro pú­bli­co, des­ti­nán­do­lo a fi­nes di­fe­ren­tes a los que se de­bía di­ri­gir. Por ello, se ha re­ca­ba­do to­do ti­po de do­cu­men­ta­ción re­la­ti­va a la con­ta­bi­li­dad de la fun­da­ción du­ran­te los úl­ti­mos años, con el fin de ver si se han cum­pli­do las pre­mi­sas es­ti­pu­la­das en la con­ce­sión de sub­ven­cio­nes o se ha pro­du­ci­do un des­vío de di­ne­ro pa­ra otras ac­ti­vi­da­des.

Do­cu­men­tos in­cau­ta­dos

Du­ran­te el re­gis­tro, que se lle­vó a ca­bo tras so­li­ci­tar­se al juz­ga­do una or­den, los agen­tes se in­cau­ta­ron de nu­me­ro­sas ca­jas de do­cu­men­tos que car­ga­ron en los vehícu­los pa­ra su tras­la­do a las de­pen­den­cias de la co­mi­sa­ría de Ou­ren­se, don­de se­rán ana­li­za­dos en los pró­xi­mos días por los agen­tes.

De lo que se en­cuen­tre en­tre esos pa­pe­les de­pen­de­rá la de­ri­va del ca­so, ya que, si no apa­re­cen in­di­cios de frau­de, el asun­to po­dría que­dar ar­chi­va­do. En ca­so de que sí se en­con­tra­sen in­di­cios, se pre­sen­ta­ría una que­re­lla pa­ra ini­ciar un pro­ce­di­mien­to ju­di­cial. Es po­si­ble que, en ese mo­men­to, se pue­dan prac­ti­car al­gu­nas de­ten­cio­nes.

ÁL­VA­RO VA­QUE­RO

Los agen­tes po­li­cia­les se lle­va­ron nu­me­ro­sa do­cu­men­ta­ción de la se­de del cen­tro tec­no­ló­gi­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.