El Fren­te Na­cio­nal dis­cu­te si cam­bia de nom­bre y de pos­tu­ra so­bre el eu­ro

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - ALE­XAN­DRA F. COEGO

El Fren­te Na­cio­nal (FN) abrió ayer un se­mi­na­rio a puer­ta ce­rra­da en Nan­te­rre, cerca de París, pa­ra sen­tar las ba­ses de las re­for­mas que de­ba­ti­rá en el con­se­jo na­cio­nal de 2018. Des­pués de la de­rro­ta en la se­gun­da vuel­ta de las pre­si­den­cia­les y de que­dar­se sin gru­po en la Asam­blea Na­cio­nal, el ob­je­ti­vo es dar un gi­ro a su ima­gen; aun­que pa­ra ello ten­ga que des­ha­cer­se de su nom­bre y, se­gún vo­ces di­si­den­tes en el par­ti­do, del pa­pel in­dis­cu­ti­do del ape­lli­do Le Pen.

La reunión lle­ga en un mo­men­to de al­ta tensión en­tre la pre­si­den­ta del par­ti­do, Ma­ri­ne Le Pen, y su nú­me­ro dos, Flo­rian Phi­lip­pot. La re­la­ción en­tre los dos se ha de­te­rio­ra­do tras el fra­ca­so de ma­yo. In­te­rro­ga­do por la AFP so­bre su re­la­ción con Le Pen, Phi­lip­pot res­pon­dió que está «a la es­pe­ra de que Ma­ri­ne vuel­va a ser ella mis­ma. Ne­ce­si­ta va­ca­cio­nes». «¿Qué es eso de que­rer des­co­nec­tar­se de su ala más mo­der­na?», co­men­tó re­fi­rién­do­se al su­pues­to ob­je­ti­vo de la pre­si­den­ta de li­mi­tar la in­fluen­cia de las vo­ces di­si­den­tes que exi­gen cam­bios. La dipu­tada de Pas­de-Ca­lais no du­dó en res­pon­der­le en una en­tre­vis­ta que «se­gu­ro que él no ne­ce­si­ta va­ca­cio­nes por­que las tu­vo du­ran­te la cam­pa­ña de las le­gis­la­ti­vas», en las qye Phi­lip­pot per­dió en su cir­cuns­crip­ción fren­te a un can­di­da­to de En Mar­cha.

El lu­nes se fil­tró un co­rreo fir­ma­do por Phi­lip­pot di­ri­gi­do a los miem­bros de la fac­ción que fun­dó den­tro del par­ti­do, Los Pa­trio­tas, en el que pre­ci­só cuál se­rá su po­si­ción an­te el de­ba­te del 2018. Si bien está de acuer­do con Le Pen en que hay que cam­biar el nom­bre del par­ti­do por­que «el Fren­te Na­cio­nal da mie­do», se mues­tra in­tran­si­gen­te en re­la­ción con la sa­li­da del eu­ro. Su je­fa y pro­tec­to­ra has­ta el mo­men­to pa­re­ce es­tar dis­pues­ta a aban­do­nar la cau­sa si ello lle­va apa­re­ja­do atraer a más elec­to­res.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.