Se­sen­ta días pa­ra un ne­go­cio re­don­do

San­xen­xo se con­vier­te en un po­lo de atrac­ción de es­ta­ble­ci­mien­tos efí­me­ros

La Voz de Galicia (Lugo) - - Al Sol - ALE­JAN­DRO G. CHOUCIÑO, M.V.

Ir de tien­das por una ga­le­ría y que a la se­ma­na si­guien­te ya no que­de nin­gún lo­cal abier­to. La ten­den­cia de los es­ta­ble­ci­mien­tos pop-up se ha ins­ta­la­do en mu­chas lo­ca­li­da­des ga­lle­gas en las que la es­ta­cio­na­li­dad pro­vo­ca gran­des cam­bios de­mo­grá­fi­cos. Pe­que­ñas em­pre­sas han vis­to en es­ta es­tra­te­gia una gran opor­tu­ni­dad pa­ra pro­mo­cio­nar­se en lu­ga­res que son fo­co de turismo, co­mo es el ca­so de San­xen­xo. «Lle­va­mos ve­ra­nean­do aquí to­da la vi­da. En­ton­ces de­ci­di­mos pro­bar. Co­mo nos fue tan bien, de­ci­di­mos vol­ver con un gru­po de tien­das» ex­pli­ca Car­men Zal­dí­var, de Las Mer­ce­di­tas de Iria.

Es­te es uno de los co­mer­cios que se en­cuen­tran en la ga­le­ría ale­da­ña al ho­tel Mary­cie­lo, que so­lo está a ple­na ocu­pa­ción los me­ses de ve­rano. En su lo­cal no está so­la. Tie­ne una pop-up con otros ocho negocios, co­mo la ju­gue­te­ría Es­tre­llas o li­mo­nes. Patricia, due­ña de es­ta mar­ca, afir­ma que el po­der te­ner es­ta ubi­ca­ción ha su­pues­to una gran opor­tu­ni­dad pa­ra ella: «Hay gen­te que no sa­bía de mi exis­ten­cia, y al abrir aquí me he da­do a co­no­cer tan­to en San­xen­xo co­mo gen­te de Pon­te­ve­dra —don­de tie­ne un ne­go­cio— que ve­ra­nea aquí».

Otra em­pre­sa­ria, Cris­tal Mos­que­ra, que so­lo tie­ne tien­da on­li­ne, apro­ve­cha es­tos me­ses pa­ra po­ner­se de­trás del mos­tra­dor. «Va a me­jor. He­mos am­plia­do la ofer­ta de pro­duc­tos que te­ne­mos. Va en pro­por­ción al turismo que vie­ne. Ca­da año ve­mos más gen­te» opi­na la pro­pie­ta­ria de Six Stars. Y aun­que sor­pren­da con la pla­ya de Sil­gar aba­rro­ta­da y a 30 gra­dos, hay quien apro­ve­cha pa­ra lan­zar la tem­po­ra­da de in­vierno. «Aquí ven­de­mos mu­cho más de in­vierno que de ve­rano por el ti­po de pro­duc­to que tra­ba­ja­mos» se­ña­la Ma­ría Fe­rrei­ro, due­ña de Pe­le­te­rías Lu­cus, que ade­más de es­ta tien­da efí­me­ra, tie­ne una to­do el año en Lu­go.

Los al­qui­le­res por las nu­bes

No to­do pue­de ser bueno. La otra ca­ra de la mo­ne­da son los ele­va­dos al­qui­le­res a los que se en­fren­tan quie­nes quie­ren te­ner siem­pre el mis­mo es­pa­cio en es­te en­cla­ve tu­rís­ti­co y se ven obli­ga­dos a man- te­ner­los du­ran­te to­do el año. «Po­ner­te aquí en pri­me­ra lí­nea es im­po­si­ble» afir­ma Ma­ría del Mar, pro­pie­ta­ria de Foot Li­fe. An­te es­ta si­tua­ción, ellas han de­ci­di­do bus­car una al­ter­na­ti­va en lo­ca­li­za­cio­nes cer­ca­nas al pa­seo ma­rí­ti­mo y abrir so­lo los me­ses de ve­rano, que es cuan­do sa­can ren­ta­bi­li­dad pa­ra po­der per­mi­tir­se es­te lu­jo. Pe­ro den­tro de es­te pe­río­do sus ho­ra­rios son fle­xi­bles, y no tie­nen pro­ble­ma en re­tra­sar el cie­rre has­ta la ma­dru­ga­da si hay mo­vi­mien­to. «Es un ho­ra­rio to­tal­men­te di­fe­ren­te al del res­to del co­mer­cio, abri­mos so­bre las 11.30 ho­ras has­ta las do­ce o una del ma­dru­ga­da por­que te­ne­mos que adap­tar­nos al turismo», ex­pli­ca Ma­ría del Mar.

FOTOS: RA­MÓN LEI­RO

Ma­ría Fe­rrei­ro ven­de pie­les a es­ca­sos me­tros de la pla­ya del Sil­gar.

En es­te lo­cal, que es una pop-up, com­par­ten es­pa­cio ocho negocios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.