A por to­das en zum­ba

La Voz de Galicia (Lugo) - - Al Sol - INÉS REY

En vis­ta de mi es­ca­so éxi­to con la die­ta y con la ur­gen­cia de me­ter­me en el ba­ña­dor con fa­ja, he op­ta­do por un gim­na­sio don­de tie­nen un cha­le­co que da des­car­gas eléc­tri­cas y te de­ja co­mo la Pa­taky en so­lo 25 mi­nu­tos a la se­ma­na, sin su­dar ni na­da. Des­pués de un cues­tio­na­rio mé­di­co que ni la NASA, me de­cla­ran no ap­ta. «No das el per­fil. Te fal­tan diez cen­tí­me­tros. A lo al­to», pun­tua­li­za, «pe­ro me que­da un hue­co en zum­ba, ¿no te ape­te­ce ir ahí?».

Apún­ta­me ahí, que si pu­de se­guir­le el rit­mo al pin­cha de las fies­tas del pue­blo, ma­lo se­rá que no so­bre­vi­va a es­ta nue­va aven­tu­ra gim­nás­ti­ca. Lle­go a cla­se con mi chán­dal y mi mo­ño, con pin­ta de ve­nir de ro­dar un es­pe­cial de Ca­lle­je­ros, y me veo ro­dea­da de se­ño­ras em­bu­ti­das en ma­llas fluo­res­cen­tes y cor­pi­ños ajus­ta­dos, que pa­re­ce que van a un con­cur­so. Cuan­do en­tra la pro­fe­so­ra em­pie­za el de­li­rio au­di­ti­vo­mu­si­cal. Sus gri­tos rom­pen la ba­rre­ra del so­ni­do mien­tras los cuer­pos se mue­ven pi­dien­do más ga­so­li­na, da­le ma­mi­ta, yo quie­ro bai­lar, tú quie­res su­dar, pa­pi­to, con el cu­lo de mu­la, sá­ca­le el ju­go a la uva. Me san­gran los oí­dos mien­tras el sar­gen­to de hie­rro del fitn­nes si­gue gri­tan­do: ¡Aba­jo, aba­jo, aba­jo, su­bi­mos, su­bi­mos, su­bi­mos! ¡Pa­ta­da vo­la­do­ra!

En el se­gun­do «aba­jo» ya es­toy en el sue­lo. Es lo que tie­ne me­dir me­troy­me­dio, que en­se­gui­da lle­gas. Em­pie­zo a su­bir cuan­do ellas aún es­tán ba­jan­do de su gran sal­to y la pa­ta­da vo­la­do­ra im­pac­ta sin que­rer en la subida de mi com­pa­ñe­ra de se­sión. «¡La yon­qui del chán­dal nos ha ma­tao a la Ma­no­li!» gri­tan. Me de­fien­do: «Yo no soy yon­qui, se­ño­ra. ¿Us­ted co­no­ce a al­gu­na yon­qui gor­da?» Fue­ra de mi cla­se, ma­mi­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.