«Ten­go va­rios cum­plea­ños, aun­que no los ce­le­bro to­dos»

La Voz de Galicia (Lugo) - - A FONDO - TAMARA MON­TE­RO SAN­TIA­GO / LA VOZ

«Cuan­do sa­lí sa­bía que la gen­te no sa­bía lo que le es­pe­ra­ba, por­que so­bre­vi­vir ahí es cues­tión de suer­te, pe­ro so­bre­vi­vir en los des­pa­chos y en los juz­ga­dos en es­te país es lo peor». Por­que si de al­go sa­be Jo­sé An­to­nio Gayoso es de so­bre­vi­vir. Es­tu­vo des­ti­na­do co­mo po­li­cía na­cio­nal en San Sebastián en los años del plo­mo de ETA. So­bre­vi­vió a aten­ta­dos. El 24 de ju­lio del 2013 se subió al Al­via pa­ra vol­ver de de­cla­rar en los juz­ga­dos de pla­za de Cas­ti­lla so­bre un ac­ci­den­te que ha­bía te­ni­do du­ran­te el tras­la­do de un de­te­ni­do. Al que so­bre­vi­vió. Y a las 20.41 el tren des­ca­rri­ló en la cur­va de A Gran­dei­ra. «Es­tu­ve ayu­dan­do den­tro de los va­go­nes y sa­lí por mi pro­pio pie, aun­que me tu­vie­ron que sa­car de en­tre esa amal­ga­ma». Jo­sé An­to­nio Gayoso vol­vía a so­bre­vi­vir.

Ha na­ci­do mu­chas ve­ces. «Cum­plea­ños ten­go unos cuan­tos, aun­que no los ce­le­bro to­dos», di­ce con una son­ri­sa triste: 5 de fe­bre­ro, la fe­cha en la que tu­vo que de­nun­ciar la ex­plo­sión de un ar­te­fac­to que le des­tro­zó el co­che. 15 de no­viem­bre, el día en el que vol­vió a na­cer du­ran­te el tras­la­do de un de­te­ni­do. Y 24 de ju­lio, «uno de esos re­cuer­dos que no pue­des bo­rrar».

La in­dig­na­ción se le sube a los ojos al pre­gun­tar­le por la si­tua­ción que han vi­vi­do las víc­ti­mas du­ran­te los úl­ti­mos cua­tro años. «Lo que afec­ta más a la gen­te es el tra­to, que te to­men el pe­lo en los juz­ga­dos, los po­lí­ti­cos con sus de­cla­ra­cio­nes», sen­ten­cia. «La gen­te no se lo cree, tie­nes que es­tar jus­ti­fi­cán­do­te una y otra vez». Es­te cuarto aniver­sa­rio lle­ga con un dis­cur­so dis­tin­to, por­que la lu­cha em­pie­za a dar sus fru­tos, pe­ro «aquí lo ma­lo es que se usan las ins­ti­tu­cio­nes en con­tra de la gen­te». Las víc­ti­mas sa­ben lo que hay por­que no se han que­da­do en el co­me­dor. «Sa­bes quién es­tá en la co­ci­na», la­men­ta.

PA­CO RODRÍGUEZ

Gayoso so­bre­vi­vió al tren y a va­rios aten­ta­dos de ETA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.