La opo­si­ción ve­ne­zo­la­na in­ten­ta fre­nar la Cons­ti­tu­yen­te con huel­gas

La po­li­cía de­tie­ne al pri­me­ro de los 33 ma­gis­tra­dos nom­bra­dos pa­ra el Su­pre­mo

La Voz de Galicia (Lugo) - - INTERNACIONAL - JUAN FRAN­CIS­CO ALON­SO CA­RA­CAS / CORRESPONSAL

«Pe­rro la­dra­dor, po­co mor­de­dor». El cha­vis­mo ha de­mos­tra­do que es­te re­frán no se ajus­ta a él, por­que cuan­do anun­cia al­go lo cum­ple. Prueba de ello es que me­nos de 24 ho­ras des­pués de que el Tribunal Su­pre­mo (TSJ) afín al Go­bierno ins­ta­ra ver­bal­men­te a los cuer­pos de seguridad a de­te­ner a los 33 ma­gis­tra­dos que la Asam­blea Na­cio­nal de­sig­nó el vier­nes en sus­ti­tu­ción de los nom­bra­dos apre­su­ra­da­men­te —de ma­ne­ra muy cues­tio­na­da— por el an­te­rior Par­la­men­to a fi­na­les del 2015, ya ha­bía si­do pues­to tras las re­jas uno.

El nue­vo miem­bro de la Sa­la Pe­nal Án­gel Zer­pa fue apre­sa­do por el Ser­vi­cio Bo­li­va­riano de In­te­li­gen­cia Na­cio­nal (Se­bin) cuan­do iba con su hermana a la ofi­ci­na de es­ta en Ca­ra­cas. La noticia fue anun­cia­da por el lí­der opo­si­tor Hen­ri­que Ca­pri­les y con­fir­ma­da po­co des­pués por la Fis­ca­lía, or­ga­nis­mo que tra­tó de ve­ri­fi­car la con­di­ción del cap­tu­ra­do, pe­ro no pu­do.

El res­to de los fun­cio­na­rios, así co­mo los aca­dé­mi­cos que in­te­gra­ron el co­mi­té que los eva­luó es­tán «a buen res­guar­do», in­for­ma­ron fuen­tes del Par­la­men­to.

Ho­ras an­tes de pa­sar a la clan­des­ti­ni­dad, la aho­ra magistrada de la Sa­la Cons­ti­tu­cio­nal Ele­nis Rodríguez ase­gu­ró: «No ten­go mie­do. Más mie­do me da que si­gan co­ci­nan­do sen­ten­cias ama­ña­das. No ten­go mie­do por­que cum­plo to­dos los re­qui­si­tos cons­ti­tu­cio­na­les y le­ga­les pa­ra ser magistrada».

«La dic­ta­du­ra Ma­du­ro de­ci­dió se­cues­trar al ma­gis­tra­do Án­gel Zer­pa. Le de­ci­mos al pueblo que no ten­ga mie­do, que es­ta­mos lu­chan­do», afir­mó el pri­mer vi­ce­pre­si­den­te de la Asam­blea, el dipu­tado Freddy Gue­va­ra, quien así con­fir­mó las in­for­ma­cio­nes que ase­gu­ran que la de­ten­ción del ju­ris­ta, que an­tes de su elec­ción era uno de los abo­ga­dos de la fis­cal ge­ne­ral, Lui­sa Or­te­ga Díaz, en el pro­ce­so que el cha­vis­mo ini­ció en su con­tra en el TSJ, se pro­du­jo sin or­den ju­di­cial.

La ac­tual Sa­la Cons­ti­tu­cio­nal del TSJ ca­li­fi­có de nu­lo el pro­ce­so que de­sig­na­ción de nue­vos ma­gis­tra­dos que cul­mi­nó el vier­nes por­que, a su jui­cio, no hay va­can­tes en el or­ga­nis­mo y ade­más no par­ti­ci­pó el Con­se­jo Mo­ral, ins­tan­cia que agru­pa al De­fen­sor del Pueblo, el Tribunal de Cuen­tas y la Fis­ca­lía Ge­ne­ral. Por ello acu­só a los nom­bra­dos de los de­li­tos de «usur­pa­ción de fun­cio­nes» y «trai­ción a la patria».

Cre­ce la ten­sión

Ca­si si­mul­tá­nea­men­te a la de­ten­ción, la opo­si­to­ra Me­sa de la Uni­dad De­mo­crá­ti­ca (MUD) con­vo­có pa­ra el miér­co­les otro pa­ro (huel­ga) de 48 ho­ras, pa­ra exi­gir la sus­pen­sión de la elec­ción de la Cons­ti­tu­yen­te que im­pul­sa Ni­co­lás Ma­du­ro.

«El miér­co­les Venezuela se pa­ra­li­za, que na­die sal­ga de su ca­sa a me­nos que sea pa­ra to­mar una calle, tran­car y pro­tes­tar con­tra la arre­me­ti­da que hay ha­cia el pueblo», pi­dió Gue­va­ra.

Des­de la MUD pi­die­ron a los ciu­da­da­nos que se abas­tez­can de ali­men­tos y se pre­pa­ren pa­ra los pró­xi­mos días, «cru­cia­les y du­ros», pues han ad­ver­ti­do que si el Go­bierno no sus­pen­de el pro­ce­so pre­vis­to pa­ra el día 30 po­drían con­vo­car una huel­ga y ac­cio­nes de calle in­de­fi­ni­das.

JUAN BARRETO AFP

Un opo­si­tor es tras­la­da­do por agen­tes mo­to­ri­za­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.