Los tres ca­ni­les lu­cen­ses no pa­san la ins­pec­ción del PP

Los due­ños de los pe­rros se en­car­gan de va­ciar las pa­pe­le­ras en el re­cin­to que fun­cio­na en Frig­sa

La Voz de Galicia (Lugo) - - LUGO - AN­TO­NIO CAR­BA­LLO

Los tres ca­ni­les lu­cen­ses sus­pen­den con muy de­fi­cien­te la ins­pec­ción lle­va­da a ca­bo en los úl­ti­mos días por el PP. La con­ce­ja­la y ve­te­ri­na­ria Ana Ló­pez Pom­bo, con­si­de­ra que el Ayun­ta­mien­to ha de sub­sa­nar de in­me­dia­to las «gra­ves de­fi­cien­cias» que pre­sen­tan las ins­ta­la­cio­nes.

Es­te es el re­su­men del che­queo que hi­cie­ron los po­pu­la­res. Frig­sa: Es­ta­do la­men­ta­ble. Los usua­rios tienen que en­car­gar­se de sa­car la ba­su­ra de las pa­pe­le­ras por­que los ser­vi­cios de lim­pie­za no lo ha­cen. No que­da cés­ped por fal­ta de man­te­ni­mien­to. Pa­ra gua­re­cer­se de la llu­via fue pues­ta una mar­que­si­na de au­to­bús, pe­ro co­mo es­tá ro­ta fue cu­bier­ta con un plás­ti­co. «Ima­gen ter­cer­mun­dis­ta», di­ce el informe de Ló­pez Pom­bo.

En re­la­ción con es­ta ins­ta­la­ción, la edil re­co­ge que el año pa­sa­do la puerta se ce­rra­ba con una cuer­da y aho­ra tie­ne cie­rre por­que se lo pu­so el due­ño de un pe­rro, «an­te la pa­si­vi­dad del go­bierno lo­cal».

As Es­tan­ti­gas: car­tel ile­gi­ble por­que es­tá lleno de pin­ta­das. Lo úni­co que hi­cie­ron fue pin­tar­lo to­tal­men­te de ro­jo. Los ban­cos es­tán en ma­las con­di­cio­nes. La fuen­te es un lo­da­zal y hay gran­des agu­je­ros. El ca­nil de Fin­goi tam­bién pre­sen­ta di­ver­sas de­fi­cien­cias.

Se­gún Ló­pez Pom­bo, en Lu­go hay ca­si 14.500 pe­rros iden­ti­fi­ca­dos y la de­man­da de es­pa­cios pa­ra ellos es muy ele­va­da.

As Es­tan­ti­gas. Es­te es el es­ta­do que pre­sen­ta la fuen­te que hay en el ca­nil si­tua­do en las in­me­dia­cio­nes de la mu­ra­lla y en el que tam­bién hay al me­nos un gran ho­yo.

Fal­ta de lim­pie­za. El PP ase­gu­ra que el re­cin­to de Frig­sa es­tá abandonado, has­ta el ex­tre­mo de que has­ta el año pa­sa­do la puerta se ce­rra­ba con un cor­del. Un usua­rio le pu­so un pa­sa­dor.

Refugio en Frig­sa. El de Frig­sa si­gue te­nien­do un sin­gu­lar refugio pa­ra los usua­rios. Se tra­ta de una mar­que­si­na cu­bier­ta por una lo­na pa­ra que no en­tre el agua los días de llu­via.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.