Mo­dus vi­ven­di

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión -

El má­xi­mo y sem­pi­terno di­ri­gen­te de la Real Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol, en­car­ce­la­do por pre­sun­to sa­queo de las ar­cas de la en­ti­dad que pre­si­día, ha que­da­do atra­pa­do en la gran te­la­ra­ña clien­te­lar que te­jió la­bo­rio­sa­men­te du­ran­te los 29 años que du­ró su man­da­to.

Que el mundo del fút­bol es­ta­ba co­rrom­pi­do lo sos­pe­chá­ba­mos to­dos. Mu­chos sa­bían que las in­gen­tes can­ti­da­des de di­ne­ro que se ma­ne­ja­ban —y que al­gu­nos se re­par­tían— te­nían una os­cu­ra pro­ce­den­cia. Sin em­bar­go, exis­tía un in­tere­sa­do pacto de si­len­cio.

Se di­ce que el fút­bol es el opio del pue­blo. Y así, nar­co­ti­za­do, se ol­vi­da del pa­ro, de la pre­ca­rie­dad del em­pleo, de la irri­so­ria subida de las pensiones... El fút­bol es, en cier­to mo­do, co­mo la mú­si­ca que aman­sa a las fie­ras. El anal­gé­si­co de am­plio es­pec­tro in­di­ca­do pa­ra cal­mar la in­dig­na­ción de los ciu­da­da­nos. Pe­ro, co­mo to­do prin­ci­pio ac­ti­vo se­dan­te, tam­bién tie­ne efec­tos se­cun­da­rios.

Los en­cau­sa­dos, que ya son mul­ti­tud, hi­cie­ron de la co­rrup­ción su se­ña de iden­ti­dad, su mo­dus vi­ven­di, su ra­zón de ser. He­mos de sos­pe­char, sin em­bar­go, que es­to es so­lo la pun­ta del ice­berg. RO­BER­TO NÚ­ÑEZ POR­TO. VILAGARCÍA DE AROU­SA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.