Pri­va­lia de­be­rá read­mi­tir a un tra­ba­ja­dor des­pe­di­do por cui­dar a su mu­jer con cán­cer

La Voz de Galicia (Lugo) - - Economía -

El Juz­ga­do de lo So­cial nú­me­ro 21 de Barcelona ha con­de­na­do a la em­pre­sa de ven­ta on­li­ne Pri­va­lia a read­mi­tir e in­dem­ni­zar por da­ños mo­ra­les a un tra­ba­ja­dor al con­si­de­rar que su des­pi­do es­tu­vo mo­ti­va­do por la po­si­bi­li­dad de que el es­ta­do de sa­lud de su mu­jer, en­fer­ma ter­mi­nal de cán­cer, com­por­ta­ra au­sen­cias fre­cuen­tes de su pues­to.

La em­pre­sa for­ma­li­zó el des­pi­do ale­gan­do cau­sas dis­ci­pli­na­rias, des­pués de que el em­plea­do in­for­ma­ra so­bre la si­tua­ción clí­ni­ca de su mu­jer y ape­nas una se­ma­na des­pués de que hu­bie­se so­li­ci­ta­do un per­mi­so de dos días pa­ra aten­der­la du­ran­te un in­gre­so hos­pi­ta­la­rio de ur­gen­cia.

En la sen­ten­cia, el juez ar­gu­men­ta que la em­pre­sa «no con­si­gue acre­di­tar una jus­ti­fi­ca­ción ob­je­ti­va y ra­zo­na­ble de la cau­sa del des­pi­do», ocul­tan­do la ver­da­de­ra cau­sa. En ese sen­ti­do, con­si­de­ra que la mo­ti­va­ción de Pri­va­lia pa­ra pro­ce­der al des­pi­do tie­ne su ori­gen en el he­cho de que la mu­jer del tra­ba­ja­dor fue diag­nos­ti­ca­da de un cán­cer de ma­ma en el 2013, lo que la obli­gó a un ex­haus­ti­vo se­gui­mien­to mé­di­co, ra­zón por la cual el em­plea­do uti­li­zó en oca­sio­nes días de sus va­ca­cio­nes pa­ra po­der acom­pa­ñar­la.

La en­fer­me­dad se agra­vó has­ta que, en fe­bre­ro del 2015, se le em­pe­zó a ad­mi­nis­trar tra­ta­mien­to pa­lia­ti­vo an­te la im­po­si­bi­li­dad de cu­ra­ción, cir­cuns­tan­cia que el tra­ba­ja­dor co­mu­ni­có a sus su­pe­rio­res días an­tes de ser des­pe­di­do.

El juez ar­gu­men­ta que el he­cho de que el tra­ba­ja­dor pre­ci­sa­ra de fre­cuen­tes per­mi­sos pa­ra asis­tir a su es­po­sa en una en­fer­me­dad gra­ve «es una cir­cuns­tan­cia per­so­nal que en nin­gún ca­so pue­de ser mo­ti­vo ni cau­sa de des­pi­do», por lo que lo de­cla­ra nu­lo, con vul­ne­ra­ción del de­re­cho fun­da­men­tal a la no dis­cri­mi­na­ción.

A raíz de es­ta sen­ten­cia, que pue­de ser re­cu­rri­da, Pri­va­lia de­be­rá read­mi­tir al tra­ba­ja­dor e in­dem­ni­zar­lo con más de 15.000 eu­ros en con­cep­to de da­ños y per­jui­cios, apar­te de abo­nar los sa­la­rios de­ja­dos de per­ci­bir des­de el mo­men­to del des­pi­do (89.157 eu­ros) y las deu­das sa­la­ria­les (3.083).

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.