Ba­tiat­to echó a vo­lar su mú­si­ca en A Co­ru­ña

La Voz de Galicia (Lugo) - - Al Sol - P. SAN­TIA­GO, J.B.

El Au­di­to­rio Ga­vio­ta de Pa­lex­co ca­si pa­re­cía vo­lar ano­che. Fran­co Bat­tia­to pre­sen­tó su úl­ti­mo tra­ba­jo co­mo si fue­se el de­but, edi­ta­do ha­ce ya ca­si cin­co dé­ca­das. Las can­cio­nes de Le nos­tre ani­me se in­ter­pre­ta­ron por pri­me­ra vez en Ga­li­cia. Se mez­cla­ron con los clá­si­cos Cen­tro di gra­vi­tà

per­ma­nen­te o E ti ven­go a cer­ca­re. Y crea­ron una con­ver­gen­cia hip­nó­ti­ca de so­ni­dos. Una ima­gen úni­ca de Ba­tiat­to aca­ri­cian­do el ar­te con la voz co­mo el ai­re con las ma­nos en el es­ce­na­rio co­ru­ñés.

An­tes, uno de sus mú­si­cos ofre­ció un pe­que­ño con­cier­to de 20 mi­nu­tos. Al lle­gar Bat­tia­to el re­cin­to se pu­so en pie. Aplau­dió a ra­biar y se dis­pu­so a es­cu­char. El ge­nio si­ci­liano re­ci­tó su fi­lo­so­fía de vi­da en ita­liano, español o in­glés. En el idio­ma de Sha­kes­pea­re, por ejem­plo, in­ter­pre­tó No time no spa­ce, di­bu­jan­do am­plias son­ri­sas en la au­dien­cia. En cas­te­llano, la aplau­di­dí­si­ma Un irre­sis­ti­ble re­cla­mo, que bien po­dría ser­vir de tí­tu­lo del con­cier­to. Y en su len­gua ma­dre, jo­yas co­mo I Tre­ni di to­zeur tes­to o la rítmica L’era del cing­hia­le bian­co, se­gui­da en­tre palmas por el pú­bli­co.

Al fi­nal, en­tre nos­tal­gias y reali­da­des, en­tre via­jes al pa­sa­do y cons­ta­ta­cio­nes del pre­sen­ta, Ba­tiat­to enamo­ró a la au­dien­cia. Igual que hi­zo en Vi­go en el 2015. E igual que ha­rá en su si­guien­te vi­si­ta.

EDUAR­DO PÉ­REZ

Fran­co Bat­tia­to .

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.