El ar­zo­bis­po re­cla­ma a los po­lí­ti­cos so­lu­cio­nes con «diá­lo­go se­reno»

La Voz de Galicia (Lugo) - - Galicia -

Co­mo es tra­di­ción, el ar­zo­bis­po de San­tia­go, Ju­lián Ba­rrio, res­pon­dió al dis­cur­so del ofe­ren­te con otro car­ga­do de re­fle­xio­nes en el ám­bi­to es­pi­ri­tual y re­li­gio­so que también le va­lie­ron pa­ra abor­dar asun­tos de la vi­da ci­vil. Así, di­ri­gién­do­se también al Após­tol, pi­dió su in­ter­ce­sión pa­ra que los go­ber­nan­tes «se­pan en­con­trar, en diá­lo­go se­reno y res­pe­tuo­so con la ver­dad, so­lu­cio­nes a los pro­ble­mas po­lí­ti­cos, so­cia­les y cul­tu­ra­les», un avan­ce que les per­mi­ti­rá cons­ti­tuir una «una ver­da­de­ra co­mu­ni­dad» que con­vi­va en un plu­ra­lis­mo «com­ple­jo» y que va­ya «más allá de un plu­ra­lis­mo irre­con­ci­lia­ble». Ba­rrio tam­po­co se ol­vi­dó de las víc­ti­mas del Al­via ni de los que su­fren el te­rro­ris­mo o cual­quier ti­po de vio­len­cia: «Nin­guén de nós po­de es­que­cer esa som­bra de dor que nas vés­pe­ras da túa fes­ta de hai ca­tro anos es­ten­deu­se po­la ci­da­de po­lo ac­ci­den­te fe­rro­via­rio».

Y también ha­bló de uni­dad. Pa­ra el ar­zo­bis­po, re­sul­ta im­po­si­ble «cons­truir lo pro­pio sin ve­lar por el pró­ji­mo». Y re­cor­dó que la his­to­ria es­pi­ri­tual y mo­ral de Eu­ro­pa en torno a la me­mo­ria de San­tia­go «ofre­ce más ele­men­tos co­mu­nes pa­ra cons­truir una au­tén­ti­ca co­mu­ni­dad que ele­men­tos di­ver­gen­tes o con­tra­rios en­tre sí».

En cla­ve re­li­gio­sa, el má­xi­mo re­pre­sen­tan­te de la Igle­sia ga­lle­ga pu­so co­mo ejem­plo a San­tia­go após­tol, que «en­ten­dió que no era la ho­ra de es­pe­cu­lar si estar a la de­re­cha o a la iz­quier­da del Se­ñor, sino de ser­vir». Del mis­mo mo­do, ha re­cla­ma­do «vi­vir y pen­sar la fe re­sis­tien­do a la dic­ta­du­ra del es­pí­ri­tu de la épo­ca, que pre­ten­de pres­cin­dir de Dios en la vi­sión y va­lo­ra­ción del mun­do».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.