An­grois

La Voz de Galicia (Lugo) - - Opinión - DIA­NA BUDIÑO CALVO. OU­REN­SE.

An­grois. El des­tino ha ta­tua­do a fue­go en nues­tras me­mo­rias ese nom­bre, y el de nues­tro pa­trón, San­tia­go Após­tol, que ya nun­ca se ce­le­bra­rá igual.

Es la ho­ra de la ce­na y él en­tra en la co­ci­na. Me di­ce que su pa­dre le aca­ba de de­cir que el tren que co­ge­mos ha­bi­tual­men­te en Me­di­na del Cam­po aca­ba de te­ner un ac­ci­den­te lle­gan­do a San­tia­go de Com­pos­te­la. «En­cien­de la te­le», le di­go, y me que­do ab­sor­ta, mu­da, pa­ra­li­za­da, in­cré­du­la.

Pe­ro si siem­pre le es­toy co­mien­do la ca­be­za pa­ra ir en tren, que si el co­che es­to, que si la nie­bla, la llu­via... Cruel via­je a ve­ces la vi­da que, de un zar­pa­zo, en un se­gun­do, te re­vo­lo­tea el al­ma al ai­re y el cuer­po al sue­lo.

Me fi­jo en un chi­co y una chi­ca sen­ta­dos en el ar­cén mi­ran­do ató­ni­tos el des­con­cier­to, me re­fle­jo en ellos, no po­dría in­tuir qué pien­san.

Un nu­do en mi gar­gan­ta se des­ha­ce a gol­pe de men­sa­jes en el te­lé­fono, al­gún co­no­ci­do, una ami­ga me con­fir­ma que ha cas­ti­ga­do a su hi­ja sin ir a las fies­tas, que es­tá en ca­sa con ella, que es­tán des­orien­ta­das.

Mis pa­sos esa no­che me lle­van tem­blan­do al col­chón, que no me de­ja dor­mir. Los ga­lle­gos so­mos así, no­bles, sen­ti­dos, y nos uni­mos en las du­ras y en las ma­du­ras (sal­van­do ex­cep­cio­nes, có­mo no).

Pa­san las se­ma­nas y me lla­ma la aten­ción una no­ti­cia, un co­ra­zon­ci­to la­tía aún con fuer­za mien­tras aque­lla cur­va se co­mía vi­das; una chi­ca em­ba­ra­za­da de se­ma­nas sa­le de la uci, su be­bé no co­rre pe­li­gro, dos vi­das lu­chan­do jun­tas en­tre lá­gri­mas de 80 fa­mi­lias des­tro­za­das; hoy él, o ella, co­rre­tea­rá y su ma­má le di­rá que fue y se­rá un lu­cha­dor.

El tiem­po no lo cu­ra to­do, pue­de ha­cer que la he­ri­da ci­ca­tri­ce, pe­ro por mo­men­tos vuel­ve el do­lor, vuelven los por­qués, los re­cuer­dos.

80 per­so­nas con una ma­le­ta a cues­tas car­ga­da de ilu­sio­nes.

A sus fa­mi­lias, que to­da­vía sa­len a ma­ni­fes­tar­se, les de­ci­mos: «fuer­za y jus­ti­cia».

24 de ju­lio del 2013, un an­tes y un des­pués en Ga­li­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.