A Mi­la­gro­sa re­cla­ma el mo­nu­men­to a sus fun­da­do­res pro­me­ti­do por la Dipu­tación

La Aso­cia­ción de Ve­ci­ños lo quie­re en Agro do Ro­lo, jun­to a un par­que bio­sa­lu­da­ble

La Voz de Galicia (Lugo) - - Lugo - EN­RI­QUE G. SOUTO

La pla­za Agro do Ro­lo, la gran pla­za de A Mi­la­gro­sa, es­tá en obras pa­ra crear zo­nas ajar­di­na­das, ins­ta­lar jue­gos in­fan­ti­les cu­bier­tos, plan­tar al­gún ár­bol y do­tar­la de mo­bi­lia­rio ur­bano. La Aso­cia­ción de Ve­ci­ños da Mi­la­gro­sa, pre­si­di­da por Va­len­tín Arias, cree que es una bue­na opor­tu­ni­dad pa­ra do­tar al ba­rrio de otras dos me­jo­ras: una es­cul­tu­ra, re­cla­ma­da des­de ha­ce lar­go tiem­po, que sea un ho­me­na­je a los fun­da­do­res del ba­rrio, y un cir­cui­to bio­sa­lu­da­ble.

Arias re­cuer­da que el an­te­rior go­bierno pro­vin­cial se com­pro­me­tió a fi­nan­ciar e ins­ta­lar una es­cul­tu­ra, un mo­nu­men­to pa­ra ho­me­na­jear a quie­nes die­ron los pri­me­ros pa­sos pa­ra crear el ba­rrio. Se­ña­la que in­clu­so hu­bo en su mo­men­to un bo­ce­to de Lu­gil­de que po­dría ser­vir de ba­se pa­ra el ci­ta­do mo­nu­men­to. «É al­go que a xen­te pi­de moi­to», di­ce Arias. Es­te re­pre­sen­tan­te ve­ci­nal di­ce que en un dis­tri­to tan am­plio co­mo es el de A Mi­la­gro­sa hay un no­ta­ble dé­fi­cit de es­cul­tu­ras y mo­nu­men­tos. En es­te sen­ti­do, se­ña­la, a bo­te pron­to, dos de las exis­ten­tes: la del sa­cer­do­te Va­re­la Es­pa­ña, en las in­me­dia­cio­nes de la igle­sia, y el que ho­me­na­jea a la ma­dre, en el par­que de Frig­sa. De es­ta úl­ti­ma, di­ce que ya es ho­ra de que el Con­ce­llo la re­pa­re, por­que a la fi­gu­ra del ni­ño le fal­ta la ca­be­za.

En cuan­to al mo­nu­men­to a los fun­da­do­res, pro­po­ne que es­té si­tua­do en me­dio de la pla­za Agro do Ro­lo.

Par­ques bio­sa­lu­da­bles los hay en dis­tin­tos pun­tos de la ciu­dad. Arias di­ce que, con él, el equi­pa­mien­to de la nue­va pla­za que­da­ría com­ple­to.

Por otra par­te, en es­te mis­mo ám­bi­to, en el en­torno de la gran pla­za, se cons­ta­tan dos pro­ble­mas que aque­jan al ba­rrio. Uno, las pin­ta­das. So­bre el blan­co mu­ro que cie­rra un so­lar sin edi­fi­car, al­guien se ha en­tre­te­ni­do con el ae­ro­sol. Por otra par­te, el uso del mo­bi­lia­rio ur­bano co­mo so­por­te de pu­bli­ci­dad no re­gla­da, ha de­ja­do al­gu­nas de las fa­ro­las sin gran par­te de la pin­tu­ra allí don­de fue­ron arran­ca­dos los car­te­les.

Otro pro­ble­ma cre­cien­te, pa­ra el que Arias pi­de so­lu­cio­nes, es el de las ca­sas oku­pa­das. Cree que se ne­ce­si­ta vi­gi­lan­cia po­li­cial, pe­ro también po­lí­ti­cas de in­ter­ven­ción so­cial. Se­ña­la que los pro­pie­ta­rios de las ca­sas tie­nen que asu­mir sus res­pon­sa­bi­li­da­des, a la ho­ra de man­te­ner­las en un es­ta­do que no fa­ci­li­te la en­tra­da de quie­nes no es­tán au­to­ri­za­dos. En es­te sen­ti­do, pi­de que los pro­pie­ta­rios, co­mo mí­ni­mo, se en­car­guen de ta­piar de­bi­da­men­te los edi­fi­cios. En el ba­rrio hay va­rias ca­sas oku­pa­das.

KI­KE

Las pin­ta­das abun­dan en el ba­rrio y las nue­vas fa­ro­las acu­san los da­ños de la pu­bli­ci­dad no re­gla­da.

Va­len­tín Arias se­ña­la el lu­gar don­de quie­ren el mo­nu­men­to, pa­ra el que Lu­gil­de hi­zo un bo­ce­to ha­ce años.

KI­KE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.