So­lo San­tia­go, Baio­na y O Gro­ve ven po­si­ti­vo apli­car una ta­sa a los tu­ris­tas

A Co­ru­ña la con­si­de­ra una «fe­rra­men­ta útil», pe­ro so­lo en ca­sos de ma­si­fi­ca­ción

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - JUAN CAPEÁNS

Que los ayun­ta­mien­tos es­pa­ño­les ne­ce­si­tan más di­ne­ro no ad­mi­te de­ba­tes. La for­ma de con­se­guir­lo, sí. El co­mi­té de ex­per­tos que es­tá tra­ba­jan­do en una re­for­ma de la fi­nan­cia­ción lo­cal abrió una am­plia re­fle­xión al res­pec­to al pre­sen­tar al Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da una pro­pues­ta pa­ra que los mu­ni­ci­pios pue­dan co­brar vo­lun­ta­ria­men­te una ta­sa que per­mi­ta re­tor­nar a las ar­cas lo­ca­les par­te del gas­to que ge­ne­ran los cer­ca de 80 mi­llo­nes de tu­ris­tas que lle­ga­rán es­te año a Es­pa­ña, aun­que ten­dría efec­tos tam­bién pa­ra los mo­vi­mien­tos in­ter­nos si fi­nal­men­te se tra­mi­ta a tra­vés de los ho­te­les.

El de­ba­te no es nue­vo, pe­ro se pre­su­me po­lé­mi­co, a te­nor de las pri­me­ras reacciones de los po­lí­ti­cos lo­ca­les, de la pos­tu­ra ini­cial de la Ad­mi­nis­tra­ción au­to­nó­mi­ca y del re­ce­lo ge­ne­ral que hay en el sec­tor. So­lo los con­ce­llos de San­tia­go, Baio­na y O Gro­ve —los tres con una con­so­li­da­da y ma­si­va afluen­cia tu­rís­ti­ca en tem­po­ra­da al­ta— es­tán de acuer­do con la apli­ca­ción de la ta­sa. El re­gi­dor san­tia­gués, Mar­ti­ño No­rie­ga (Com­pos­te­la Aber­ta), fue el pri­me­ro en abrir el de­ba­te ha­ce unos me­ses, pe­ro la Xun­ta, que tie­ne las com­pe­ten­cias en es­ta ma­te­ria y la ca­pa­ci­dad de le­gis­lar, se­pul­tó cual­quier du­da con un ar­gu­men­to con­tun­den­te: Galicia so­lo se co­me una par­te muy pe­que­ña de la go­lo­sa tar­ta tu­rís­ti­ca de Es­pa­ña —ca­si cin­co mi­llo­nes en un 2016 de ré­cord— y lo que hay que ha­cer aho­ra es traer a más vi­si­tan­tes, no po­ner­les tra­bas. El plan­tea­mien­to en Com­pos­te­la, que tie­ne sus­pen­di­das las li­cen­cias de ho­te­les en el cas­co his­tó­ri­co, si­gue «vi­xen­te», y an­tes o des­pués de­be­rá plan­tear­se, di­cen. «Ás ve­ces hai que ser al­go in­ter­ven­cio­nis­ta pa­ra non mo­rrer de éxi­to», ar­gu­men­ta el al­cal­de.

En A Co­ru­ña, el gobierno de Xu­lio Fe­rrei­ro (Ma­rea Atlán­ti­ca) cree que se tra­ta de una «fe­rra­men­ta útil», pe­ro con un ma­tiz: la ciu­dad no su­fre un pro­ble­ma de ma­si­fi­ca­ción tu­rís­ti­ca. La mis­ma te­sis sos­tie­ne Jor­ge Suá­rez (Fe­rrol en Co­mún), que no tie­ne nin­gu­na pre­vi­sión de im­plan­ta­ción por­que la ur­be no su­fre la «so­bre­ex­plo­ta­ción» de San­tia­go, Madrid o Bar­ce­lo­na. «Oga­llá hou­be­se ese pro­ble­ma», afir­ma.

En Lu­go o Vi­go (PSOE) quie­ren co­no­cer a fon­do la pro­pues­ta del co­mi­té de ex­per­tos pa­ra opi­nar, y Ou­ren­se pi­de una «re­fle­xión pro­fun­da y so­se­ga- da, adap­ta­da a la reali­dad tu­rís­ti­ca de ca­da ciu­dad». A Je­sús Váz­quez (PP) no le pa­re­ce una me­di­da que, a prio­ri, sea de­ter­mi­nan­te ni atrac­ti­va pa­ra re­for­zar los in­gre­sos mu­ni­ci­pa­les, y po­dría en­ten­der­se co­mo un ata­que al sec­tor tu­rís­ti­co.

En esa lí­nea se mue­ve tam­bién el equi­po de Fer­nán­dez Lo­res en Pon­te­ve­dra (BNG), que es­pe­ra­rá al in­for­me de la FEMP pa­ra una va­lo­ra­ción más de­ta­lla­da. En to­do ca­so, en­tien­den que pue­de ser «con­tra­pro­du­cen­te» pa­ra el sec­tor y que, si el pro­ble­ma es la fi­nan­cia­ción lo­cal, hay otras fór­mu­las.

Es una opi­nión ca­si idén­ti­ca a la que ex­pre­só el presidente de la Fe­de­ra­ción Ga­le­ga de Mu­ni­ci­pios e Pro­vin­cias (Fe­gamp), Al­fre­do Gar­cía, que ha­bló en nom­bre de los ayun­ta­mien­tos ga­lle­gos pa­ra de­fen­der que, «de en­tra­da», son par­ti­da­rios de re­sol­ver los pro­ble­mas de la fi­nan­cia­ción lo­cal por otras vías y no con «máis im­pos­tos». De he­cho, pi­dió que an­tes de cual­quier va­lo­ra­ción al res­pec­to se ha­ga un «re­par­to» más equi­li­bra­do, ho­mo­gé­neo «e xus­to» de los re­cur­sos ya exis­ten­tes, re­cla­mó el tam­bién al­cal­de de O Bar­co de Val­deo­rras.

Di­fe­ren­cias en el sur

En los mu­ni­ci­pios más tu­rís­ti­cos de la cos­ta las po­si­cio­nes son más bien con­tra­rias, aun­que hay ex­cep­cio­nes. En Baio­na, el re­gi­dor Án­gel Ro­dal (PP) ve po­si­ti­vas las ta­sas si son «obli­ga­to­rias pa­ra to­dos», y ad­vier­te que los con­ce­llos con más pre­sión ne­ce­si­tan más re­cur­sos pa­ra man­te­ner los ser­vi­cios. Pe­ro Ro­dal ya tie­ne res­pues­ta a uno de sus con­di­cio­nan­tes. En el cer­cano con­ce­llo de Tui, el re­gi­dor En­ri­que Ca­ba­lei­ro (PSOE) no co­bra­ría a los tu­ris­tas, si de él de­pen­die­ra.

En las rías de Arou­sa y de Noia hay una­ni­mi­dad. El al­cal­de de Boi­ro, Juan Jo­sé Dies­te (PP), pre­fie­re que el di­ne­ro «ven­ga di­rec­ta­men­te del Es­ta­do a los con­ce­llos» y se mues­tra con­tra­rio a las ta­sas, co­mo el de Por­to do Son, Luis Ou­jo (PP), y el de Ri­bei­ra, Ma­nuel Ruiz (PP), que afir­ma que im­plan­tar una ta­sa «jue­ga en con­tra» de los con­ce­llos que es­tán in­ten­tan­do po­si­cio­nar­se en el mer­ca­do tu­rís­ti­co.

En Vi­vei­ro, una de las lo­ca­li­da­des de re­fe­ren­cia en el nor­te, ya se lo plan­tea­ron y la con­clu­sión fue ne­ga­ti­va, re­cuer­da la al­cal­de­sa Ma­ría Lou­rei­ro (PSOE): «Igual se nos vuel­ve en con­tra», opi­na. El re­gi­dor de Val­do­vi­ño, Al­ber­to Gon­zá­lez (PSOE), ve, ade­más, un pe­ca­do ori­gi­nal: «¿Có­mo vas a co­brar una ta­sa por al­go que no tie­nes?», afir­ma en re­fe­ren­cia a la fal­ta de una in­fra­es­truc­tu­ra ho­te­le­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.