Villar di­mi­te de sus cargos en la FIFA y en la UEFA, pe­ro no en la fe­de­ra­ción

So­lu­cio­na sus apu­ros en el ex­te­rior y de­ja al fút­bol es­pa­ñol en un aprie­to

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada -

Villar, en la cár­cel des­de el día 20, pre­sen­tó su di­mi­sión co­mo vi­ce­pre­si­den­te de la UEFA y miem­bro del co­mi­té eje­cu­ti­vo del má­xi­mo or­ga­nis­mo eu­ro­peo. En con­se­cuen­cia, el pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol, sus­pen­di­do du­ran­te un año, tam­bién re­nun­ció a su car­go de vi­ce­pre­si­den­te sé­nior de la FIFA, ya que el pues­to en la ins­ti­tu­ción in­ter­na­cio­nal es­ta­ba em­pa­re­ja­do al que os­ten­ta­ba has­ta aho­ra en la UEFA.

En cam­bio, Villar, que per­ma­ne­ce en la cár­cel sin fian­za jun­to a su hi­jo Gor­ka y su nú­me­ro dos, Juan Pa­drón, no pre­sen­tó su renuncia a la pre­si­den­cia de la Fe­de­ra­ción Es­pa­ño­la de Fút­bol, pe­se a que es­tá sien­do in­ves­ti­ga­do por de­li­tos co­mo co­rrup­ción en­tre par­ti­cu­la­res, apro­pia­ción in­de­bi­da, ad­mi­nis­tra­ción des­leal, fal­se­dad do­cu­men­tal y al­za­mien­to de bie­nes. De­li­tos, pre­sun­ta­men­te co­me­ti­dos en el desa­rro­llo de sus fun­cio­nes co­mo pre­si­den­te de la fe­de­ra­ción es­pa­ño­la, car­go al que ac­ce­dió en 1988.

Villar «ya no ten­drá nin­gu­na fun­ción ofi­cial» en los organismos que ri­gen el fút­bol eu­ro­peo y mun­dial. «Te­nien­do en cuen­ta los pro­ce­di­mien­tos ju­di­cia­les en curso en Es­pa­ña, no te­ne­mos más co­men­ta­rios que ha­cer so­bre es­te asun­to», apun­tó el pre­si­den­te de la UEFA, Alek­san­der Ce­fe­rin, que agra­de­ció a Villar «sus mu­chos años de ser­vi­cio al fút­bol eu­ro­peo (en el eje­cu­ti­vo des­de 1992 y en una de las vi­ce­pre­si­den­cia des­de 2002)».

Villar, sin em­bar­go, apro­ve­chan­do la ti­bie­za mos­tra­da des­de el mi­nis­te­rio de Educación, Cul­tu­ra y Deportes, de Íñi­go Mén­dez de Vi­go, no ha di­mi­ti­do co­mo pre­si­den­te de la fe­de­ra­ción y tam­po­co tie­ne in­ten­ción de ha­cer­lo. De es­ta for­ma, en una do­ble de­ci­sión que sue­na a pac­to con los organismos que pre­si­den el fút­bol mun­dial an­tes de que es­tos op­ten por in­ha­bi­li­tar­lo, so­lu­cio­na las po­si­bles san­cio­nes en el ex­te­rior, pe­ro de­ja al fút­bol es­pa­ñol en un aprie­to. Sus­pen­di­do en Es­pa­ña, di­mi­te en el ex­tran­je­ro, y man­tie­ne la fe­de­ra­ción en una com­pli­ca­da si­tua­ción, con un pre­si­den­te in­te­ri­no y una asam­blea vi­lla­ris­ta y en la que una par­te im­por­tan­te de sus in­te­gran­tes de­be­rán pa­sar por la Au­dien­cia Na­cio­nal co­mo impu­tados.

EFE

Un guar­dia ci­vil acom­pa­ña a Villar a la se­de de la fe­de­ra­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.