Sus­pen­den 24 años a una fun­cio­na­ria de 51 que de­nun­ció por «mob­bing» a tres go­bier­nos de Sa­da

La Voz de Galicia (Lugo) - - Galicia - D. V.

Vein­ti­cua­tro años y cin­co me­ses es la sus­pen­sión de fun­cio­nes de­cre­ta­da por el Con­ce­llo de Sa­da con­tra una fun­cio­na­ria, ad­mi­nis­tra­ti­va de Ren­tas y Ex­trac­cio­nes, ads­cri­ta a In­ter­ven­ción Mu­ni­ci­pal, a la que se san­cio­na por ocho fal­tas muy gra­ves y on­ce gra­ves des­de el 2015. La fun­cio­na­ria, de 51 años, con­si­de­ra que hu­bo una cam­pa­ña de aco­so des­de su to­ma de po­se­sión, ya que el primer ex­pe­dien­te se lo abren, in­di­ca, pa­sa­do me­nos de un mes de ocu­par la pla­za, en el 2008, y con­si­de­ra que el ac­tual es la res­pues­ta a sus de­nun­cias, pri­me­ro an­te el juz­ga­do de lo so­cial, y aho­ra an­te el de lo pe­nal, en de­fen­sa de su pues­to de tra­ba­jo.

Si bien en el de­cre­to se in­di­ca que la fun­cio­na­ria, que ya ha­bía es­ta­do sus­pen­di­da de empleo y suel­do du­ran­te más de cua­tro años por otro ex­pe­dien­te dis­ci­pli­na­rio, des­obe­de­cía ór­de­nes di­rec­tas de sus su­pe­rio­res, rea­li­za­ba gra­ba­cio­nes en el pues­to de tra­ba­jo pe­se a que le in­for­ma­ron de que no eran le­ga­les, te­nía un ren­di­mien­to la­bo­ral «anor­mal­men­te re­du­ci­do» y sa­li­das de tono con va­rios su­pe­rio­res. Ella ha pre­sen­ta­do de­nun­cia, an­te el Juz­ga­do de Ins­truc­ción de Be­tan­zos, por aco­so la­bo­ral con­tra 13 per­so­nas, en­tre las que es­tán tres al­cal­des —el ac­tual Be­ni­to Portela (Sa­da­maio­ría) y sus pre­de­ce­so­res Ernesto Ani­do (PP) y Abel Ló­pez (BNG)—, dos edi­les, va­rios in­ter­ven­to­res y el se­cre­ta­rio mu­ni­ci­pal, en­tre otros. Asi­mis­mo, de­nun­cia a to­dos ellos, ex­cep­to a dos tra­ba­ja­do­ras, por mal­ver­sa­ción de fon­dos pú­bli­cos, trá­fi­co de influencias, abu­sos de po­der y ne­go­cia­cio­nes y ac­ti­vi­da­des prohi­bi­das a fun­cio­na­rios pú­bli­cos.

En la de­nun­cia, en la que nie­ga to­do ex­cep­to las gra­ba­cio­nes, que de­fien­de co­mo ar­ma de de­fen­sa, vin­cu­la la si­tua­ción de aco­so a un in­ten­to pa­ra que no «ac­ce­die­ra a in­for­ma­ción com­pro­me­te­do­ra, da­do que las irre­gu­la­ri­da­des co­me­ti­das en los úl­ti­mos lus­tros en es­te Ayun­ta­mien­to son mu­chas y no­to­rias». Afir­ma que se le pu­sie­ron tra­bas pa­ra tra­ba­jar, se le en­co­men­da­ron ta­reas que no le co­rres­pon­dían y se la dis­cri­mi­nó sa­la­rial­men­te, den­tro de una si­tua­ción de aco­so que le afec­tó a la sa­lud, una cues­tión que re­per­cu­tió en su ren­di­mien­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.