Par­te de la tri­pu­la­ción del bar­co ul­tra con­tra la mi­gra­ción pi­de asi­lo en Chi­pre

La Voz de Galicia (Lugo) - - Internacional - MA­RÍA SIGNO

La mi­sión del bar­co C-Star, fle­ta­do por un gru­po de ex­tre­ma de­re­cha pa­ra pa­tru­llar el Me­di­te­rrá­neo con la in­ten­ción de vi­gi­lar las ac­ti­vi­da­des de las oe­ne­gés que rea­li­zan el sal­va­men­to de in­mi­gran­tes que in­ten­tan lle­gar a Eu­ro­pa, no se li­be­ra de la po­lé­mi­ca. Es­ta vez pro­vie­ne de la sos­pe­cha de que am­pa­ra el trá­fi­co ile­gal de per­so­nas. El ca­pi­tán del bar­co, su primer ofi­cial, el pro­pie­ta­rio To­mas Eges­trom, y sie­te miem­bros de la tri­pu­la­ción, fue­ron arres­ta­dos el miér­co­les por las au­to­ri­da­des tur­co­chi­prio­tas del puer­to de Fa­ma­gos­ta ba­jo la acu­sa­ción de po­seer do­cu­men­tos fal­sos y pre­sun­to trá­fi­co de in­mi­gran­tes. Aun­que que­da­ron en li­ber­tad por fal­ta de prue­bas, la de­ci­sión po­dría de­ber­se a una ma­nio­bra pa­ra tras­pa­sar a otro país la pa­ta­ta caliente que re­pre­sen­ta el bu­que.

No sin mo­ti­vo. A bor­do via­ja­ban vein­te per­so­nas ori­gi­na­rias de Sri Lan­ka, cin­co de las cua­les han pe­di­do asi­lo po­lí­ti­co en Chi­pre y acu­sa­do al ca­pi­tán del C-Star de ha­ber­les men­ti­do ya que les pro­me­tió que los lle­va­ría a Ita­lia. Ade­más, ase­gu­ran ha­ber pa­ga­do unos 10.000 dó­la­res ca­da uno pa­ra ha­cer un via­je que arran­có en Yu­bi­ti ha­ce 38 días. «De­fend Eu­ro­pe», la aso­cia­ción que fle­tó el bar­co, nie­ga las acu­sa­cio­nes y ase­gu­ra que los es­ri­lan­que­ses eran «apren­di­ces de ma­ri­ne­ros que han pa­ga­do pa­ra for­mar­se y con­va­li­dar su di­plo­ma» y que te­nían que ha­ber des­em­bar­ca­do en Egip­to pa­ra vol­ver a su país de ori­gen. Co­mo el bar­co fue tam­bién re­te­ni­do en Suez pa­ra un con­trol, de­ci­die­ron lle­gar has­ta Chi­pre. Cle­ment Ga­lant, res­pon­sa­ble de la rama fran­ce­sa, de­nun­ció «pre­sio­nes» por par­te de una oe­ne­gé en Chi­pre. «Les han ofre­ci­do que­dar en Eu­ro­pa y pe­dir asi­lo en Chi­pre con pro­me­sas y dán­do­les ade­más di­ne­ro».

No es­tán cla­ros los mo­ti­vos por los que «De­fend Eu­ro­pa» de­ci­dió que el C-Star atra­ca­se en Chi­pre y no en Ca­ta­nia, co­mo se es­pe­ra­ba. Se­gún la pren­sa tur­co chi­prio­ta, el ca­pi­tán so­li­ci­tó en­trar en el puer­to de Fa­ma­gos­ta pre­sen­tán­do­se co­mo un bar­co de asis­ten­cia de la Unión Eu­ro­pea pa­ra so­co­rrer a los emi­gran­tes, apro­ve­chan­do que la zo­na de la is­la con­tro­la­da por los tur­cos no re­ci­be in­for­ma­ción de la UE.

El C-Star for­ma par­te de una ope­ra­ción or­ga­ni­za­da por el mo­vi­mien­to neo­fas­cis­ta Ge­ne­ra­ción Iden­ti­ta­ria con la in­ten­ción de con­tro­lar las ac­ti­vi­da­des de la oe­ne­gés que tra­ba­jan en el Me­di­te­rrá­neo y de­vol­ver a Áfri­ca los emi­gran­tes. La Guar­dia Cos­te­ra Ita­lia­na que se en­car­ga de pa­tru­llar esa zo­na ha pues­to en en­tre­di­cho la in­ten­ción de en­tre­gar a Li­bia los bar­cos que trans­por­ten in­mi­gran­tes ya que con­si­de­ran que en ese país no hay puer­tos se­gu­ros. El G-Star es­pe­ra­ba lle­gar al puer­to si­ci­liano de Ca­ta­nia el pa­sa­do 18 de ju­lio, pe­ro las au­to­ri­da­des egip­cias re­tu­vie­ron el bar­co una se­ma­na en el ca­nal de Suez por pre­sun­tas irre­gu­la­ri­da­des. En­zo Bian­co, al­cal­de de Ca­ta­nia, anun­ció que prohi­bi­ría el atra­que del bar­co en su ciu­dad.

El bar­co que quie­re de­vol­ver in­mi­gran­tes a Li­bia, re­te­ni­do ayer en el puer­to chi­prio­ta de Fa­ma­gus­ta. EFE

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.