Ga­li­cia, la áni­ma de Cuer­da

La Voz de Galicia (Lugo) - - Cultura - M. An­xo Fer­nán­dez

AJo­sé Luis Cuer­da, tan vin­cu­la­do al me­jor ci­ne de la Es­pa­ña de­mo­crá­ti­ca, los en­ten­di­dos lo acla­man por la muy gam­be­rra e in­su­pe­ra­ble Ama­ne­ce que no es po­co, pe­ro otros preferimos a El bos­que ani­ma­do, qui­zá la me­jor que el ci­ne es­pa­ñol ha­ya fil­ma­do nun­ca en Ga­li­cia, y que aho­ra cum­ple cua­ren­ta re­ju­ve­ne­ci­dos años. Ca­si des­de en­ton­ces, el ci­neas­ta es un gallego más, no sa­be­mos si por in­flu­jo de Fiz de Co­to­be­lo, esa áni­ma en pe­na que pu­lu­la por Ce­ce­bre ba­jo la piel de Mi­guel Re­llán, o por­que ca­yó ba­jo el in­flu­jo de al­gu­na mei­ga del Ribeiro, en cu­yas tie­rras al­tas apo­sen­ta des­de ha­ce años en su his­tó­ri­co ca­se­rón en Cu­bi­lle­do, pa­rro­quia de Go­ma­riz, Leiro.

Aso­ma­do a su bal­co­na­da so­lai­na, som­bre­ro en tes­ta y sem­blan­te de ní­vea bar­ba en fi­gu­ra an­ta­ño oron­da, con­tem­pla sus vi­ñe­dos cual in­ge­nio­so hi­dal­go, por­que in­ge­nio­so lo es y mu­cho, aun­que sin lan­za por­que su bon­ho­mía le im­pi­de te­ner gi­gan­tes a los que arre­me­ter. Ade­más, por­que de vinos tam­bién sa­be Jo­sé Luis. Ya ca­si tan­to co­mo de ci­ne, aun­que de es­to más por­que a Ga­li­cia to­da­vía re­gre­só a apo­sen­tar sus cá­ma­ras en la re­cor­da­da La len­gua de las ma­ri­po­sas, más tar­de la tam­bién dra­má­ti­ca Los gi­ra­so­les cie­gos, y co­mo co­lo­fón, la ru­da To­do es si­len­cio, y en­tre me­dio de ellas, el cor­to­me­tra­je Primer amor, chis­ca­de­la a su ad­mi­ra­da Ca­ba­ne­las, sin­gu­lar pai­sa­je ri­bei­rán a po­cas le­guas de su ha­cien­da, y due­ña de un tin­to sin par…

Pues bien, qui­so la ca­sua­li­dad y la his­to­ria, que al al­ba­ce­te­ño le to­ca­se la hon­ra de di­ri­gir al gran Fer­nan­do Rey pa­ra una úl­ti­ma fil­ma­ción en su tie­rra, en don­de ya ro­da­ra en va­rias oca­sio­nes, aun­que no tan­tas co­mo el ilus­tre co­ru­ñés qui­sie­ra. Jus­ta­men­te por eso, y por­que en O Car­ba­lli­ño, Cuer­da es tam­bién un rey que pa­sea por sus rúas su no­ble es­tam­pa, las Xo­ci­vi­ga les quie­ren ha­cer un sim­bó­li­co homenaje a es­tos dos reyes —lo son, a su ma­ne­ra—, ofre­cien­do El bos­que ani­ma­do pa­ra dis­fru­te de ve­ci­nos, alle­ga­dos y fo­ras­te­ros. Pue­de que se­me­je po­co pa­ra lo que am­bos me­re­cen, en es­pe­cial Jo­sé Luis, que ya es de los nues­tros, y que a su ma­ne­ra de buen es­cri­bi­dor, ob­se­quió un bo­ni­to tex­to pa­ra el li­bro ofi­cial, La va­ra de Fer­nan­do Rey, en la que re­cuer­da con ad­mi­ra­ción al irre­pe­ti­ble Se­ñor D’Abon­do, el per­so­na­je ves­ti­do por Rey que la plu­ma de Wen­ces­lao Fer­nán­dez Fló­rez de­jó pa­ra glo­ria de la li­te­ra­tu­ra uni­ver­sal. De igual ma­ne­ra que el áni­ma Fiz con­ver­sa con el bueno de Fen­de­tes­tas, Cuer­da lo ha­ce con esa su otra áni­ma cóm­pli­ce, Ga­li­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.