Oriol Jun­que­ras desafía a Ha­cien­da y se nie­ga a iden­ti­fi­car a los in­ter­ven­to­res de la Ge­ne­ra­li­tat

La Voz de Galicia (Lugo) - - España - A. A.

La Ge­ne­ra­li­tat se nie­ga a le­van­tar el pie del ace­le­ra­dor en su desafío. No im­por­ta el ám­bi­to en el que se le re­quie­ra des­de el Es­ta­do cen­tral un pa­so atrás, ya sea el ju­di­cial, el po­lí­ti­co o el eco­nó­mi­co. El enési­mo pul­so en­tre ad­mi­nis­tra­cio­nes se ha da­do a raíz del re­que­ri­mien­to del Mi­nis­te­rio de Ha­cien­da pa­ra que el Go­bierno ca­ta­lán cer­ti­fi­que se­ma­nal­men­te sus gas­tos, una me­di­da des­ti­na­da a que Ma­drid pue­da com­pro­bar que ni un so­lo eu­ro de di­ne­ro pú­bli­co va a pa­rar a los pre­pa­ra­ti­vos de la con­sul­ta. El con­se­je­ro de Eco­no­mía y lí­der de Es­que­rra, Oriol Jun­que­ras, cum­plió ayer con la obli­ga­ción a me­dias. Sí en­vío los nú­me­ros al de­par­ta­men­to que di­ri­ge Cris­tó­bal Mon­to­ro, pe­ro se ne­gó a re­ve­lar el nom­bre de los in­ter­ven­to­res que rea­li­za­ron es­te in­for­me. Pre­ci­sa­men­te co­no­cer a los au­to­res de la au­di­to­ría es una de las exi­gen­cias de Ha­cien­da, que el pa­sa­do jue­ves en­vió un re­que­ri­mien­to a la Ge­ne­ra­li­tat en el que se la con­mi­na­ba a dar es­ta in­for­ma­ción.

Pe­ro Jun­que­ras ha he­cho ca­so omi­so del ul­ti­má­tum. En una car­ta di­ri­gi­da ayer a Mon­to­ro, no­ti­fi­ca que él se ha­ce car­go de to­da la res­pon­sa­bi­li­dad res­pec­to a los cer­ti­fi­ca­dos que se re­mi­tan. «En tan­to que su­pe­rior je­rár­qui­co de la in­ter­ven­to­ra ge­ne­ral, he asu­mi­do, y así se lo he co­mu­ni­ca­do, las fun­cio­nes de re­cep­ción de los re­que­ri­mien­tos de in­for­ma­ción que a aque­lla le pue­dan ser efec­tua­dos», afir­ma el con­se­je­ro de Eco­no­mía en la mi­si­va.

Ha­cien­da no es­ta dis­pues­ta a ce­der an­te las ma­nio­bras de la Ge­ne­ra­li­tat, no tan­to por­que sos­pe­che que se es­tán des­vian­do fon­dos pa­ra la con­sul­ta sino por­que la desobe­dien­cia de Jun­que­ras su­po­ne un nue­vo desafío di­rec­to al Go­bierno cen­tral. Es más, se­gún re­co­no­ció Mon­to­ro el pa­sa­do jue­ves, su de­par­ta­men­to co­no­ce a la per­fec­ción las iden­ti­da­des de los in­ter­ven­to­res, los mis­mos que ya ela­bo­ra­ban los cer­ti­fi­ca­dos de gas­to de for­ma men­sual an­tes de que el Go­bierno cen­tral de­ci­die­se es­tre­char el cer­co so­bre la Ge­ne­ra­li­tat. Pe­ro exi­ge que se cum­pla has­ta la úl­ti­ma for­ma­li­dad, y la fir­ma de los in­ter­ven­to­res en la do­cu­men­ta­ción es una de ellas.

Có­di­go tri­bu­ta­rio

En el fren­te le­gis­la­ti­vo, las fuer­zas in­de­pen­den­tis­tas apro­ba­ron ayer, con los vo­tos fa­vo­ra­bles de Junts pel Sí y de la CUP, la ley del có­di­go tri­bu­ta­rio de Ca­ta­lu­ña, em­brión de una fu­tu­ra ha­cien­da pro­pia. Aun­que es un pri­mer pa­so en los planes se­ce­sio­nis­tas pa­ra la des­co­ne­xión, la nor­ma no desafía di­rec­ta­men­te al Es­ta­do, ya que se ha di­se­ña­do de for­ma mi­nu­cio­sa pa­ra que no des­bor­de los lí­mi­tes del Es­ta­tu­to de Au­to­no­mía ni la le­gis­la­ción vi­gen­te. El pro­pó­si­to es lle­var a ca­bo una mo­di­fi­ca­ción en el fu­tu­ro, es­ta ya sí con con­te­ni­dos que ex­ce­den la Cons­ti­tu­ción. «Es una ley im­por­tan­te pa­ra el des­plie­gue de la fu­tu­ra ha­cien­da ca­ta­la­na», re­co­no­ció el con­se­je­ro Lluís Sal­va­dó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.