Ca­da año 400 ni­ños ga­lle­gos su­fren mal­tra­to

Los ca­sos de vio­len­cia ejer­ci­da por hi­jos con­tra sus pa­dres se du­pli­ca­ron en so­lo un año Una lla­ma­da al te­lé­fono del me­nor: «Mi pa­dre me pe­ga con el ca­ble del mó­vil»

La Voz de Galicia (Lugo) - - Portada - SA­RA CA­RREI­RA

Ca­da año, en los juz­ga­dos ga­lle­gos se tra­mi­tan unos 400 ca­sos de me­no­res que su­fren ma­los tra­tos por par­te de sus pro­ge­ni­to­res. Los 371 ex­pe­dien­tes del 2014 au­men­ta­ron li­ge­ra­men­te, un 6 %, has­ta lle­gar a los 394 el año pa­sa­do.

Se­gún la me­mo­ria de la Fis­ca­lía ga­lle­ga del 2016 —so­bre da­tos del 2015— el re­par­to pro­vin­cial de los pro­ce­di­mien­tos in­coa­dos es bas­tan­te de­sigual en la co­mu­ni­dad, con Pon­te­ve­dra a la ca­be­za: 203 en es­ta pro­vin­cia, 72 en la de Ou­ren­se y 39 en Lu­go; en A Co­ru­ña hay una des­pro­por­ción en­tre po­bla­ción y ex­pe­dien­tes ju­di­cia­les, ya que so­lo hay seis más que en Ou­ren­se, es de­cir, 78. Es­to su­po­ne que la mi­tad de to­do lo tra­ta­do en los juz­ga­dos ga­lle­gos so­bre mal­tra­to pa­ren­tal a me­no­res se ha he­cho en Pon­te­ve­dra.

Las ci­fras que se ba­ra­jan des­de la Fis­ca­lía ga­lle­ga son real­men­te ba­jas. Si en la co­mu­ni­dad hay ca­si 400.000 me­no­res de edad, esas 400 de­nun­cias son el 0,1 %. Y aun­que la vio­len­cia fí­si­ca y psí­qui­ca en el ho­gar no es ma­yo­ri­ta­ria en la ac­tua­li­dad, los ex­per­tos ase­gu­ran que es­tá muy le­jos de ese por­cen­ta­je re­si­dual. Se­gún Ro­sa Sán­chez Dans, abo­ga­da y me­dia­do­ra fa­mi­liar, «ape­nas hay ni­ños que de­nun­cian mal­tra­to por par­te de sus pa­dres, aun­que so­lo sea fí­si­co. Si tam­bién es psi­co­ló­gi­co ya es mu­cho más di­fí­cil que sean cons­cien­tes y lo de­nun­cien». En par­te se de­be a que «es­ta­mos edu­ca­dos en una so­cie­dad en la que un ca­che­te es algo no ma­lo, sino in­clu­so bueno. Te pe­gan por­que te quie­ren. Per­so­nal­men­te, no creo que sea cier­to. Pe­gar a un hi­jo, aun­que so­lo sea un ca­che­te, es un error; cla­ro que tam­po­co de­bie­ra ser un de­li­to si es algo muy pun­tual».

Pe­ro a los me­no­res ga­lle­gos los ma­los tra­tos en el ám­bi­to do­més­ti­co no les lle­gan so­lo de sus pa­dres. Tam­bién abue­los y tíos pue­den ser cau­san­tes de le­sio­nes re­pe­ti­das, y de he­cho en el 2015 se abrie­ron 126 ca­sos en Ga­li­cia, nue­va­men­te con Pon­te­ve­dra a la ca­be­za (73), se­gui­da de A Co­ru­ña (24), Lu­go (10) y Ou­ren­se (19). Es­tos ca­sos, di­ce Sán­chez Dans, «son mu­chí­si­mos me­nos, y se dan cuan­do el me­nor vi­ve con esas per­so­nas o cuan­do va a pa­sar una tem­po­ra­da, un fin de se­ma­na o unas va­ca­cio­nes, a su ca­sa».

Se­gún el in­for­me del Te­lé­fono del Me­nor ANAR, en los dos úl­ti­mos años (2015 y 2016) ha au­men­ta­do de for­ma es­pec­ta­cu­lar las lla­ma­das de los jó­ve­nes aler­tan­do de epi­so­dios de mal­tra­to fí­si­co o psí­qui­co en el en­torno fa­mi­liar (no ne­ce­sa­ria­men­te de los pa­dres en es­te ca­so, aun­que sí de for­ma ma­yo­ri­ta­ria). Ro­sa Sán­chez cree que «la ma­yo­ría de los pa­dres que edu­can mal, que pe­gan a sus hi­jos pa­ra co­rre­gir­los, lo ha­cen por­que no sa­ben ha­cer­lo me­jor».

La te­ra­pia, una op­ción

La abo­ga­da co­ru­ñe­sa coin­ci­de con la Fun­da­ción ANAR que es­te ti­po de si­tua­cio­nes no se re­suel­ve en el juz­ga­do. Sí es ne­ce­sa­ria la in­ter­ven­ción de la Ad­mi­nis­tra­ción en ca­sos gra­ves, pe­ro en otras oca­sio­nes la me­di­da me­jor se­ría acu­dir a te­ra­pia (pa­dres e hi­jos) o re­ci­bir ayu­da pa­ra afron­tar la edu­ca­ción de los me­no­res con otras he­rra­mien­tas que no sea la vio­len­cia. «Fren­te a la si­tua­ción ac­tual, de ju­di­cia­li­za­ción, pa­re­ce me­jor op­tar en de­ter­mi­na­dos su­pues­tos por la te­ra­pia psi­co­ló­gi­ca o la me­dia­ción de pro­fe­sio­na­les: otras so­lu­cio­nes que im­pli­quen cam­bio, me­jo­ra en la re­la­ción, que no sea apli­car el Có­di­go Pe­nal, que so­lo de­be in­ter­ve­nir cuan­do no exis­ta nin­gu­na otra me­di­da efi­caz me­nos le­si­va que la pe­na».

En­tien­de Dans que «la idea de la Con­se­lle­ría de Edu­ca­ción de ge­ne­ra­li­zar la me­dia­ción en los co­le­gios es muy po­si­ti­va. De­be­mos apren­der a co­mu­ni­car­nos, em­pa­ti­zar, es­cu­char, ges­tio­nar las emo­cio­nes, ne­go­ciar... es muy im­por­tan­te pa­ra nues­tros ni­ños, que se­rán los adul­tos de ma­ña­na».

Newspapers in Spanish

Newspapers from Spain

© PressReader. All rights reserved.